Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Modificación nueva de la proteína estructural implicada

Estudiando una proteína que da la estructura al núcleo de células, los investigadores de Johns Hopkins tropezaron sobre las mutaciones asociadas a la lipodistrofia parcial familiar (FPLD), una enfermedad rara que rompe configuraciones normales de la distribución gorda en la carrocería.

“Nuestras conclusión abren los nuevos caminos para aprender cómo y porqué las células gordas son afectadas desproporcionado por mutaciones en el lamin A de la proteína, que se encuentra en el núcleo de la mayoría de las células de la carrocería,” dice a Katherine Wilson, Ph.D., profesor de la biología celular en la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins.

Según los investigadores, éste es el primer parte que otra proteína, SUMO1, puede sujetar al lamin A. Importantly, ellas encontró eso el FPLD-causar de mutaciones en el lamin A prevenir esta agregación. Los detalles del estudio fueron publicados en la aplicación del 1 de febrero la biología molecular del gorrón de la célula.

Wilson dice que el lamin A está sabido sobre todo para dar forma al núcleo. “Forma las redes “de cables fuertes” en la membrana nuclear y trabaja con otras proteínas para crear y mantener el ambiente tridimensional en el cual los cromosomas se ordenan correctamente, protegido y expresado,” ella dice.

Cuando el grupo de Wilson hizo su descubrimiento, él estudiaba el lamin A que ataba a otra proteína, actinia. La actinia puede formar a veces un complejo con ciertas proteínas del SUMO, las pequeñas proteínas sujetadas a menudo a otras proteínas para alterar sus funciones, sus situaciones y sus acciones recíprocas con las proteínas adicionales.

“Usted entra a veces un experimento que busca una cosa pero usted encuentra otra,” dice Wilson. “Quisimos saber si el lamin A podría atar a los complejos actin-SUMO1. En lugar, encontramos que los attaches SUMO1 sí mismo al lamin el A.”

SUMO1 se sujeta generalmente a las proteínas en los sitios con ciertas propiedades; estos sitios se pueden predecir por los aminoácidos circundantes, los bloques huecos básicos de las proteínas cuyas heliografías se encuentran en genes. Los investigadores exploraron tan la serie de aminoácido del lamin a para los puntos de enlace previstos y cinco encontrados. Usando técnicas genéticas apuntadas, crearon las variantes del lamin A, cada uno con una mutación en un diverso sitio previsto de la agregación SUMO1. Después agregaron SUMO1 a los mutantes y probaron si podría sujetar a ellos o no.

Dos mutaciones disminuyeron importante la agregación SUMO1. Uno estaba en un sitio previsto; el otro estaba inesperado en su variante del “mando” de la comparación. “Puesto que el sitio de la mutación en nuestra variante del mando no era un sitio previsto de la agregación SUMO1, éramos curiosos sobre él,” explicamos Wilson. Las “mutaciones en el lamin A causan más de 15 diversas enfermedades, así que verificamos la base de datos genética para ver si algunas enfermedades fueron asociadas a mutaciones cerca del sitio de la agregación SUMO1, y FPLD saltó fuera como una señal de neón.”

FPLD es una condición muy rara que comienza alrededor de pubertad. La grasa en los tramos de pacientes se reduce mientras que acumula en otras situaciones, incluyendo el cuello y la cara. Los pacientes pueden también hacer diabéticos.

Veinticuatro diversas mutaciones en el lamin A pueden causar FPLD. Para ver si dos otras mutaciones FPLD-que causaban cerca del sitio de la agregación SUMO1 afectaron a la agregación SUMO1, las personas crearon estas variantes y las probaron como antes. Una de las nuevas variantes mostró la agregación disminuida SUMO1. De acuerdo con la situación de esa mutación y una de las otras mutaciones de SUMO1-disrupting, los investigadores podían determinar un “remiendo” en la superficie de la proteína del lamin A que es importante para la agregación SUMO1.

Exactamente cómo el lamin A y SUMO1 conecta con FPLD sigue siendo un misterio. “Podemos especular solamente en cómo el lamin A y SUMO1 trabaja junto para regular las células gordas,” decimos Wilson. “Solamente estos resultados plantean las nuevas preguntas de la investigación que esperanzadamente moverán estudios de FPLD adelante.”