Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El gen ofrece nuevos discernimientos en las estrategias del tratamiento para la trombosis de la profundo-vena

Un gen asociado a la protección contra la infección bacteriana y a la coagulación de la sangre excesiva podía ofrecer nuevos discernimientos en las estrategias del tratamiento para la trombosis de la profundo-vena -- la formación de un coágulo dañino en una vena profunda. El gen produce una enzima que, si estuvo inhibida vía una medicación específica, podría ofrecer esperanza a los coágulos propensos de la profundo-vena de los pacientes, tales como ésos que a veces forma en los tramos durante vuelos muy largos del aeroplano o durante la recuperación después de cirugía mayor. La investigación, que fue llevada por Yanming Wang, profesor adjunto del Estado de Penn de la bioquímica y de la biología molecular, y Denisa Wagner, autor mayor con décadas de investigación sobre trombosis en el hospital de niños de Boston y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, serán publicados en la edición temprana en línea de los procedimientos del gorrón de la National Academy of Sciences durante la semana que termina el 10 de mayo de 2013.

Las nuevas conclusión de las personas son una extensión de la investigación anterior por Wang y otros científicos. En estudios anteriores, Wang y sus colegas habían revelado que un gen en ratones llamó Pad4 (el deiminase del peptidylarginine 4) produce una enzima que desempeñe un papel importante en la protección de la carrocería contra la infección. Los investigadores descubrieron que las células con una enzima de funcionamiento PAD4 pueden construir alrededor de ellos mismos un protector, la membrana de la bacteria-matanza que se apara una RED (trampa extracelular del neutrófilo).

Ahora, en su nueva investigación, las piezas de personas han estudiado el papel de la enzima PAD4 en la coagulación. Wang explicó que, como parte de sus servicios Red-que producen, PAD4 regula la formación de cromatina -- la forma condensada de la DNA que la célula remodela para formar los cromosomas. “La cromatina de los decondenses PAD4 aflojando hacia arriba la acción recíproca entre la DNA y las proteínas especiales llamó las histonas. Las roscas resultantes de la cromatina entonces combinan con las fibras de la proteína, las plaquetas de sangre, y otros materiales para convertirse, no sólo la RED de la bacteria-matanza, pero la bola también mullida, dispersa que comprende un coágulo de sangre.” Wang agregó que, en algunos individuos, los coágulos de sangre tienden a formar dentro de las venas profundas. Estos coágulos pueden entonces viajar al corazón, causando fallo cardiaco, o a los pulmones, causando problemas de respiración.

En uno de sus experimentos, las piezas de personas compararon ratones con un gen normalmente de funcionamiento Pad4 a los ratones con un gen defectuoso. Encontraron que, cuando las venas fueron restringidas, los ratones genético normales -- ésos capaces de producir la enzima PAD4 -- coágulos formados como se esperaba. Sin embargo, ratones genético transformados -- ésos incapaces de producir la enzima -- no formó coágulos normalmente. De hecho, los científicos observaron una diferencia doble en la formación del coágulo entre los ratones genético normales y genético anormales en seis horas después del procedimiento. Después de 48 horas, la diferencia había alcanzado diez veces. “Observamos una cierta actividad de coagulación en estos ratones genético anormales, pero los coágulos no estaban como abultado y no fueron mantenidos en un cierto plazo,” Wang dijo. “Sin obstrucción, la enzima PAD4 desempeña un papel crítico en la formación de un coágulo de sangre, así como en la formación de una RED bacteria-que lucha.”

En otro experimento, el equipo de investigación transfirió a los glóbulos blancos de infección-combate -- neutrófilos llamados -- de ratones normales a los ratones genético transformados. Primer autor Kim Martinod, estudiante de tercer ciclo en el programa del graduado de la inmunología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, encontrada que, en respuesta a la constricción de la vena, éstos los ratones “rescatados” ahora podrían funcionar normalmente, formando coagula tan eficientemente como ratones con un gen de funcionamiento Pad4, demostrando que el gen Pad4 produjo una enzima de funcionamiento PAD4 en estos glóbulos blancos para regular coagulación de la sangre.

“PAD4, que también se llama PADI4 en seres humanos, es una enzima necesaria implicada en desordenes múltiples,” Wang explicó. “Por una parte, juega una parte integrante en el sistema de la defensa de la carrocería, como mostramos en trabajo anterior: Es necesario en la producción del protector, RED de la bacteria-matanza. Por otra parte, nuestro trabajo anterior también mostró que esta enzima actúa para imponer silencio a genes del tumor-supresor. Ahora, en nuestra nueva investigación, estamos comenzando a ver que su sobreactividad también puede ser parte de la razón que algunos individuos sufren de la profundo-vena que coagula.” Wang agregó que la trombosis propensa de la profundo-vena de los pacientes pudo beneficiarse de las drogas que apuntan la enzima PAD4. “En la investigación futura, las medicaciones específicas podrían ser desarrolladas y probado con el objetivo de apuntar esta enzima,” Wang dijo. “Si podríamos encontrar una manera de marcar detrás los efectos de coágulo-formación de la enzima, puede ser que poder ofrecer nueva esperanza a los pacientes que sufrían de desordenes y de trombosis de coagulación de la profundo-vena.”

Source: