La Bobina de la Reducción de la Capacidad Pulmonar puede desempeñar el papel dominante en el tratamiento del enfisema, hallazgos del estudio

Un dispositivo pequeño, implantable llamó fácilmente la Bobina de la Reducción de la Capacidad Pulmonar (LVRC) Puede desempeñar un papel dominante en el tratamiento de dos tipos de enfisema, según un estudio conducto en Europa. Los Resultados del estudio indican que persisten los efectos beneficiosos del dispositivo más que un año después del tratamiento inicial.

El estudio será presentado en la Conferencia Internacional 2013 del ATS.

“Resultados de tratamiento de LVRC en mejorías importantes y clínico relevantes en la función pulmonar, capacidad de ejercitar y calidad de vida para los pacientes con enfisema,” dijo a Cayetano Deslee, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado, profesor del remedio respiratorio en el Hospital de la Universidad de Reims, Francia. “Nuestro estudio muestra que el dispositivo es efectivo en tratar ambo la enfermedad homogénea, donde el enfisema se distribuye uniformemente en los pulmones, y la enfermedad heterogénea, donde el enfisema se aísla a las áreas específicas de los pulmones.”

La bobina trabaja recolectando y comprimiendo el tejido pulmonar enfermo, permitiendo que el tejido sano funcione más eficientemente. El dispositivo se implanta en un procedimiento simple que no requiera una incisión quirúrgica. Implantan a los Pacientes típicamente con los dispositivos múltiples en cada pulmón afectado, con cada pulmón que es tratado en un procedimiento separado.

Los investigadores del estudio recopilaron y analizaban datos a partir de tres estudios Europeos multicentros casi idénticos que analizaban el seguro y la eficacia del tratamiento de LVRC en 109 pacientes con el enfisema severo que había recibido dos tratamientos separados de la bobina. En total, 2081 dispositivos fueron implantados en 218 procedimientos. Además, las exploraciones de la tomografía (CT) calculada fueron utilizadas para determinar si estos pacientes tenían enfermedad homogénea o heterogénea.

los datos de la continuación fueron recopilados de cada paciente en seis meses y 12 meses que seguían el procedimiento en el segundo pulmón. Para evaluar la eficacia del dispositivo de LVRC, los estudios utilizaron una encuesta sobre validada la calidad de vida diseñada para los pacientes con enfermedad obstructora de las aerovías y tres otras dimensiones estándar: el volumen o el FEV1 expiratorio forzado, que miden la cantidad máxima de aire que se puede exhalar en un segundo; el volumen residual o RV, que miden el volumen de aire que sigue habiendo en los pulmones después de una exhalación máxima; y distancia que recorre del seis-minuto o 6WMD, que estiman la capacidad o la capacidad de una persona de ejercitar.
Los autores del estudio encontraron que, en seis meses y 12 meses que seguían el procedimiento, los valores para las cuatro mediciones fueron mejorados importante.
“Los resultados demuestran sin obstrucción que una población amplia de pacientes del enfisema puede lograr clínico y estadístico las mejorías importantes en calidad de vida, capacidad del ejercicio y la función pulmonar del tratamiento con LVRC, y que estas mejorías están sostenidas en un año del tratamiento,” el Dr. Deslee dijo.

Había pocas acciones adversas. Después de 218 procedimientos, había 13 exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), nueve incidentes de la pulmonía y nueve casos de neumotórax (pulmón desinflado); además, un paciente desarrolló una tos que contenía cantidades importantes de sangre (hemoptisis). Todas estas acciones resueltas con cuidado estándar.

Un análisis poste-hoc de 53 pacientes determinados como teniendo enfermedad homogénea o heterogénea mostró que las mejorías del tratamiento de LVRC eran similares entre los grupos, el encontrar importante puesto que otros métodos de tratamiento mínimo-invasores no han mostrado la eficacia continua en los muchos pacientes que tienen modelos difusos del enfisema, el Dr. Deslee observaron.
El Enfisema y la bronquitis crónica son los dos formularios primarios de COPD, reconocidos por todo el mundo como preocupación importante de la salud pública.

El “Enfisema es una enfermedad progresiva y no hay vulcanización sabida,” el Dr. Deslee dijo. “Porque la droga disponible y las terapias comportamiento-basadas tienen solamente eficacia limitada en relevar los síntomas de la enfermedad, los investigadores han fijado mucha esperanza en la aparición de nuevos implantes médicos qué búsqueda para proporcionar a mejorías importantes y duraderas en la función pulmonar y la capacidad de los pacientes de realizar actividades de la vida diaria. Hasta la fecha, muchas de estas tecnologías han subido brevemente, y los datos sobre la eficacia continua de nuevas tecnologías son escasos.”

Los E.E.U.U. Food and Drug Administration (FDA) dieron recientemente su aprobación para un estudio clínico que evaluaba el LVRC en pacientes del enfisema, el primer paso de progresión en poner la tecnología a disposición los pacientes del enfisema en los Estados Unidos. El LVRC también ha sido seleccionado por el Ministerio de Sanidad Francés para un estudio nacional de la rentabilidad, preveído llevar al reembolso del tratamiento para los pacientes del enfisema en Francia.

“Una tecnología mínimo-invasor que demuestra ser efectiva en tratar una población grande de pacientes del enfisema podría potencialmente ayudar a pacientes a vivir vidas más sanas a pesar de su enfisema,” el Dr. Deslee dijo. “Porque la enfermedad impone una carga económica y social tan enorme, la adopción rápida de tal tecnología podría cambiar el paradigma de la administración del enfisema, desarrollando la asistencia estándar de la droga de hoy y de métodos comportamiento-basados para incluir el uso rutinario de los procedimientos del tratamiento de optimizar y de prolongar la salud total de un paciente.”

Sociedad Torácica Americana de la FUENTE

Advertisement