Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las conclusión sugieren que una droga prosaposin-basada podría cegar la extensión de la metástasis

El estudio clarifica papeles de proteínas anti-angiogénicas en metástasis discouraging y revela la droga potencial de la anti-metástasis

Estudiando los papeles dos proteínas, thrombospondin-1 y prosaposin, juego en metástasis discouraging del cáncer, un equipo de investigación transatlántico han determinado un fragmento ácido cinco-amino del prosaposin que reduce importante la extensión metastática en modelos del ratón del cáncer de la próstata, del pecho y de pulmón. Las conclusión sugieren que una droga prosaposin-basada podría potencialmente cegar la metástasis en una variedad de cánceres.

Las personas de estudio, llevadas por Randolph Watnick, doctorado, en el hospital de niños de Boston, Vivek Mittal, doctorado, en la universidad médica y Lars Akslen de Weill Cornell, Doctor en Medicina, doctorado, en la universidad de Bergen, liberaron sus conclusión en la aplicación de mayo el descubrimiento del cáncer del gorrón.

La causa principal de la mortalidad del cáncer no es el tumor primario sí mismo, pero bastante su extensión-metástasis-a otras situaciones en la carrocería y la falla subsiguiente del órgano. Los estudios anteriores por Watnick, una pieza del programa vascular de la biología de los niños de Boston, y otras han mostrado que los tumores capaces de metástasis liberan las proteínas que ayudan a preparar nuevos hogares en los órganos distantes para su progenie metastática.

El laboratorio de Watnick también ha mostrado previamente que los tumores que no pueden extenderse por metástasis prosaposin de la baja. Esta proteína activa la expresión de un thrombospondin-1 llamado segunda proteína, un factor anti-angiogénico potente, en los tejidos donde las células del tumor metastático podrían potencialmente tomar la raíz. Thrombospondin-1 hace estos tejidos si no-permisivos resistentes a la metástasis.

“En el pasado, hemos luchado para determinar la fuente de la producción thrombospondin-1,” Watnick dice. “Sabíamos que venía del microambiente del tumor, células normales adyacente a los sitios de la metástasis potencial, pero no podríamos informar si esas células eran nativas al microambiente o habían sido reclutadas de la médula.”

Usando modelos del ratón del pecho, el cáncer de la próstata y de pulmón, Watnick y sus colegas confirmados con los experimentos knockout que los tumores metastáticos y no-metastáticos inducen las células del tuétano-específico del hueso, monocitos del trasplante y del gen de la médula que expresan la superficie Gr1 marcador-a emigran a los pulmones. Sin embargo, los tumores no-metastáticos entonces accionan estos monocitos para producir thrombospondin-1 liberando prosaposin.

“Otros han mostrado que los tumores reclutan monocitos a los sitios metastáticos futuros, que ayudan a fijar un ambiente permisivo para que las células del tumor se extiendan por metástasis,” las notas de Watnick. “Nuestros resultados sugieren que los tumores no-metastáticos hagan la misma cosa, pero en vez de crear un ambiente permisivo, los monocitos crean un ambiente refractario produciendo thrombospondin-1.”

Watnick piensa que esto el encontrar crea una ventana de la oportunidad terapéutica. “Si podemos accionar los monocitos reclutados por los tumores favorable-metastáticos para producir thrombospondin-1 como ésos reclutados por los tumores no-metastáticos, podremos secuestrar el mecanismo por el cual los tumores crean sitios metástasis-permisivos para cerrar la puerta en esos sitios.”

Thrombospondin-1 sí mismo, sin embargo, es demasiado grande servir como droga, y los estudios usando las versiones acortadas de la proteína no han sido prometedores. Watnick y sus colaboradores en lugar de otro se están centrando en prosaposin. Para encontrar la parte más pequeña de prosaposin capaz de activar thrombospondin-1, las personas tomaron a 80 la región ácida amino de prosaposin y la cortaron hacia abajo poco a poco hasta que él aislara un péptido del aminoácido cinco que podría accionar la producción thrombospondin-1 tan fuertemente como la proteína integral.

Cuando estaba administrado en modelos del ratón del cáncer metastático, este péptido redujo importante la metástasis comparada a las versiones revueltas del péptido (con los mismos aminoácidos pero en diversa serie), pero solamente en ratones con los monocitos capaces de producir thrombospondin-1.

Llamativo, Watnick y sus colaboradores también encontraron que los enfermos de cáncer de la próstata cuyos tumores expresaron niveles más altos de prosaposin tenían supervivencia total importante mayor que los pacientes cuyos tumores expresaron niveles bajos del prosaposin. Así, con el trabajo adicional, Watnick cree que el péptido del prosaposin podría ser el asiento para tumor y un método situación-agnóstico de tratar o de prevenir la metástasis en pacientes con los cánceres avanzados.

“La talla de este péptido le hace el ideal para el revelado de la droga,” Watnick dice. “Es alrededor tan grande como los inhibidores de la cinasa de la tirosina tales como Gleevec o Iressa, y podría potencialmente ser formulado de las maneras múltiples para diversos tipos de cáncer. Podría también prever usando un agente terapéutico como este péptido como terapia complementaria, por ejemplo apenas como ahora utilizamos la quimioterapia o la terapia hormonal para el cáncer de pecho.”

La oficina del revelado de la tecnología y de la innovación de los niños de Boston (TIDO) ha presentado solicitudes de patente en estos péptidos, los derivados del péptido y sus aplicaciones. Una empresa de nueva creación está en los trabajos.