Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio examina el uso creciente de las nuevas tecnologías para el tratamiento contra el cáncer de la próstata

El uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento para el cáncer de próstata, tal como radioterapia modulada en función de la intensidad y prostatectomía robótica, ha aumentado entre hombres con la enfermedad poco arriesgada, de alto riesgo de mortalidad noncancer, o de ambas, población de pacientes que son poco proclives a beneficiarse de estos tratamientos, según un estudio en la aplicación del 26 de junio el JAMA.

El “cáncer de próstata es una enfermedad común y costosa en los Estados Unidos. En parte debido a la morbosidad inconveniente de la radiación tradicional y de las terapias quirúrgicas, los avances en el tratamiento de la enfermedad localizada se han desarrollado durante la última década. El jefe entre éstos es el revelado de la radioterapia modulada en función de la intensidad (IMRT) y prostatectomía robótica,” según la información de fondo en el artículo. “Durante un período de aumentar índices sobre la base de la población de tratamiento contra el cáncer de la próstata, ambas tecnologías avanzadas del tratamiento han diseminado rápidamente. Sin embargo, el incremento rápido de IMRT y de la prostatectomía robótica pudo haber ocurrido entre hombres con un poco arriesgado de la muerte de cáncer de próstata. Reconociendo el curso clínico prolongado para la mayor parte de estos cánceres, las pautas clínicas recomiendan el tratamiento local solamente para los hombres con por lo menos una esperanza de vida de diez años.”

El “márketing agresivo e incentivos del directo-a-consumidor asociados al pago del pago por servicio pueden ascender el uso de estas tecnologías avanzadas del tratamiento,” los autores escriben. “El fragmento entre el cual estas tecnologías avanzadas del tratamiento han diseminado entre pacientes en poco arriesgado de la muerte de cáncer de próstata es incierto.” Agregan eso las configuraciones de comprensión del uso de la nueva tecnología en esta población son determinado importante dada las preocupaciones cada vez mayor por el overtreatment.

Bruce L. Jacobs, M.D., M.P.H., de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, y los colegas conducto un estudio para fijar el uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento, comparado con los patrones anteriores (es decir, radioterapia externa tradicional del haz [EBRT] y abrir la prostatectomía radical) y observación, entre hombres con un poco arriesgado de la muerte de cáncer de próstata. Usando vigilancia, epidemiología, y resultados finales (ADIVINO) - datos de Seguro de enfermedad, los investigadores determinaron a un grupo retrospectivo de hombres diagnosticados con el cáncer de próstata entre 2004 y 2009 quién experimentó IMRT (n = 23.633), EBRT (n = 3.926), prostatectomía robótica (n = 5.881), abre la prostatectomía radical (n = 6.123), o la observación (n = 16.384). Los datos de la continuación estaban disponibles hasta diciembre de 2010. La enfermedad poco arriesgada fue definida como el escenario clínico ≤T2a, la muesca ≤6 de Gleason de la biopsia, y nivel próstata-específico ≤10 ng/mL del antígeno. De alto riesgo de mortalidad noncancer fue definido como la probabilidad de la muerte prevista en el plazo de 10 años en ausencia de una diagnosis del cáncer.

Los investigadores encontraron que el uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento era común entre hombres con la enfermedad poco arriesgada (un aumento a partir del 32 por ciento en 2004 al 44 por ciento en 2009), ésos con un de alto riesgo de la mortalidad noncancer (a partir del 36 por ciento en 2004 al 57 por ciento en 2009), y ésos con enfermedad poco arriesgada y un de alto riesgo de la mortalidad noncancer (a partir del 25 por ciento en 2004 al 34 por ciento en 2009).

Entre todos los pacientes diagnosticados con el cáncer de próstata en ADIVINO, el uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento para los hombres poco probables morir de cáncer de próstata aumentó a partir del 13 por ciento en 2004 al 24 por ciento en 2009, un aumento relativo del 85 por ciento. “Es decir, índice de IMRT y de uso robótico de la prostatectomía crecientes a partir del 129,2 por 1.000 pacientes en 2004 a 244,2 por 1.000 pacientes diagnosticados con el cáncer de próstata en 2009. Al mismo tiempo, el uso de los tratamientos estándar anteriores para los hombres a la ventaja disminuyó lo más menos posible probablemente a partir del 11 por ciento en 2004 al 3 por ciento en 2009,” los autores escribe.

“El uso cada vez mayor de IMRT y de la prostatectomía robótica en las poblaciones poco probables beneficiarse del tratamiento fue explicado en gran parte por su substitución para los tratamientos que apuntan reemplazar, a saber EBRT y abrir la prostatectomía radical.”

Los investigadores sugieren que la magnitud absoluta del uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento en estas poblaciones tenga dos implicaciones importantes. “Primero, ambos tratamientos son considerablemente más costosos que los patrones anteriores. Los costos de lanzamiento para ambos se acercan a $2 millones. Además, IMRT se asocia a pagos totales más altos del episodio, que traducen a $1,4 mil millones adicional en el gasto anualmente. Así, las implicaciones de cualquier overtreatment potencial con estas tecnologías avanzadas del tratamiento se amplifican en términos financieros.”

“En segundo lugar, y quizás más importante, la puesta en vigor de estas tecnologías en las poblaciones poco probables beneficiarse del tratamiento ocurrió durante una época de la percatación cada vez mayor sobre la naturaleza indolente de algunos cánceres de próstata y del diálogo cada vez mayor sobre la limitación del tratamiento en estos pacientes. Nuestras conclusión sugieren eso incluso durante este período de la administración aumentada, incentivos que favorecen la difusión de estas tecnologías excedieron en peso a ésos relacionados con la ejecución de una estrategia de gestión más conservadora.”

“Continuó esfuerzos de distinguir indolente de enfermedad agresiva y perfeccionar la predicción de la esperanza de vida paciente puede ayudar a reducir el uso de las tecnologías avanzadas del tratamiento en esta población de pacientes,” los autores concluye.

Source:

The JAMA Network