Recomendaciones actualizadas de EULAR para la administración de la artritis reumatoide

Uso del direccionamiento de las recomendaciones de drogas anti-reumáticas de enfermedad-modificación sintetizadas y biológicas

La liga europea contra el reumatismo (EULAR) ha liberado las recomendaciones actualizadas para la administración del RA. Según esta última dirección, el tratamiento con la enfermedad-modificación de las drogas anti-reumáticas (DMARDs) se debe iniciar tan pronto como una diagnosis del RA se haga, con el objetivo de alcanzar un objetivo de la remisión o de la actividad inferior de la enfermedad en cada paciente.

Como tratamiento de primera línea, EULAR recomienda a reumatólogos administra el methotrexate (MTX) o la terapia de la combinación de MTX con el otro DMARDs sintetizado convencional. los glucocorticoids de la Inferior-dosis se deben también considerar conjuntamente con DMARDs por hasta seis meses, pero deben ser graduados tan pronto como clínico sean posibles.

“Estas recomendaciones fueron basadas en tres revistas de literatura extensas de la eficacia y del seguro de DMARDs biológico y convencional, y dirigen varias interpretaciones comunes de las 2010 pautas,” según profesor José Smolen, universidad médica de Viena y hospital de Hietzing, Viena. “Según lo declarado ya en 2010, abogando el uso de DMARDs sintetizado, bastante que biologics, como el tratamiento de primera línea esta aproximación evita el sobre-tratamiento de 20-50% de pacientes con el RA temprano, que logrará el objetivo del tratamiento con tal terapia inicial” que él concluyó para el grupo de trabajo.

Sin embargo, en pacientes el no poder responder a este tratamiento en el plazo de 6 meses y cuando los factores pronósticos pobres son actual, biológico DMARDs (TNF-inhibidores, abatacept o tocilizumab - o en determinadas circunstancias rituximab) se debe administrar conjuntamente con MTX.

El documento más futuro recomienda que los pacientes que no han podido responder a un DMARD biológico inicial deben recibir otro DMARD biológico. Los pacientes que no han podido responder a un TNF-inhibidor inicial pueden recibir otro TNF-inhibidor, o un biológico con una manera alternativa de la acción. Si el tratamiento biológico ha fallado, el tofacitinib puede ser considerado donde aprobado.

“Aunque la dependencia de remedio europeo no ha aprobado el tofacitinib hasta ahora, ha sido aprobada por los E.E.U.U. Food and Drug Administration así como en Japón y Rusia. Pesando encima de las pruebas, convencen el grupo de trabajo de su eficacia en resultados, la función y la estructura clínicos. Sin embargo, hasta que más datos del seguro sean disponibles y eficacia juzgados en práctica clínica, el tofacitinib se recomienda solamente después de que por lo menos uno biológico haya fallado - de hecho, muchas piezas del grupo de trabajo aserraban al hilo que debe ser utilizado después de dos fallas biológicas del tratamiento,” profesor concluido Smolen.

Si un paciente ha logrado la remisión persistente, y ha graduado después glucocorticoids, los clínicos deben considerar graduar el DMARD biológico, determinado si el tratamiento está conjuntamente con un sintético convencional DMARD. En casos de la remisión a largo plazo continua, la dosis-reducción prudente de DMARDs sintetizado convencional debe ser considerada.

Además de las últimas recomendaciones del tratamiento, las pautas también contienen varios principios de sobre-arqueamiento que dirigen atención a los pacientes. Las pautas recomiendan que el proveedor de asistencia sanitaria primario a los pacientes del RA debe ser reumatólogo. Además, el vigilar de la actividad de la enfermedad debe ocurrir todos a tres meses de relacionado en la actividad de la enfermedad, con cambios a la terapia considerada si no se observa ninguna mejoría por tres meses de poste-tratamiento, o si el objetivo no se ha alcanzado por seis meses. Cualquier lanzamiento y ajuste de la terapia se deben hacer como decisión compartida entre el paciente y el clínico, con factores incluyendo actividad de la enfermedad, la progresión del daño estructural, las co-morbosidades y las cuestiones de seguridad tenidas en cuenta.