Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los Químicos desarrollan el nuevo método para el análisis paralelo de la proteína

Los Químicos en la Universidad Maguncia (JGU) de Juan Gutenberg han desarrollado un nuevo método para el análisis paralelo de la proteína es decir, en principio, capaz de determinar centenares o aún millares de diversas proteínas. Podría ser utilizado para detectar la presencia de virus y determinar su pulse hacia adentro las muestras minúsculas. Al mismo tiempo, es muy de poco costo y aprisa. “Vemos aplicaciones posibles de esta técnica en el remedio, donde podría ser utilizado, por ejemplo, para la diagnosis rápida de una amplia gama de enfermedades. Sería casi tan fácil de utilizar como una cinta de prueba de embarazo,” dijo a Profesor Carsten Sönnichsen del Instituto de la Química Física. La prueba implica el poner de una caída minúscula de la sangre, de la saliva, o del otro líquido corporal en una pequeña cinta de prueba, que entonces se pone en un dispositivo desarrollado en el Instituto de JGU de la Química Física. Este dispositivo puede determinar las proteínas específicas en el líquido y permite así distingue a rápidamente y seguro entre los microorganismos inofensivos y los patógeno peligrosos.

Para detectar las muchas diversas substancias presentes en una pequeña muestra, los sensores necesitan ser tan minúsculos como sea posible, preferiblemente la talla de nano-partículas. Las personas de Sönnichsen de científicos han diseñado un sensor no más grande que el jefe de un contacto pero capaz de realizar cientos diversas pruebas individuales en una superficie que está solamente de un décimo de un milímetro cuadrado en área. Las “cintas de prueba” consisten en los tubos capilares de cristal que tienen nano-partículas del oro como elementos del sensor en sus superficies internas. “Primero preparamos nuestras nano-partículas usando hilos cortos de la DNA, que ata a un tipo específico de proteína,” Janak explicado Prasad, que desarrolló el método del functionalization. Cuando una proteína atraca con uno de estos hilos especiales de la DNA, llamado los aptamers, la nano-partícula correspondiente cambia su color. Los cambios del color se pueden detectar con el socorro de un espectrómetro. Con este fin, los tubos capilares se colocan bajo un microscopio diseñado, construido, y con tal que con el software necesario por las personas Maguncia-Basadas de químicos.

“Demostramos una nueva aproximación para un análisis multiplexado que detecte las proteínas múltiples simultáneamente permitiendo un flujo flúido más allá de las nano-varillas aleatoriamente colocadas del oro,” explicamos a Christina Rosman, primer autor del estudio. Las personas del Instituto de JGU de la Química Física utilizaron cuatro diversas proteínas de la meta para demostrar la viabilidad del nuevo concepto, de su capacidad de detectar concentraciones en el rango nanomolar, y de la posibilidad para reciclar los sensores para más de un análisis. “Vemos el potencial de ampliar nuestro método a la detección simultánea de centenares o aún de millares de diversas substancias de la meta,” afirmamos a los autores en su artículo publicado en la aplicación De junio de 2013 las Cartas Nanas del gorrón. La producción serial Barata de los sensores es posible si los métodos avanzados de la nanofabricación tales como nano-impresión o interceptación óptica se utilizan.

Hay aplicaciones posibles multíples de una prueba para las metas múltiples en un único procedimiento. Los sensores baratos se podrían utilizar directamente por los médicos en sus prácticas para detectar y discriminar diversos tipos de virus de la gripe con los cuales sus pacientes podrían ser infectados. Además, la técnica también sería conveniente para detectar la presencia de toxinas en el ambiente o en comida, determinado en líquidos tales como leche o alimentos para niños, o la presencia de doping o de otras drogas ilícitas.

El Soporte para la investigación sobre este sensor multiplexado novela de la proteína fue proporcionado por la Escuela del proyecto Europeo del Sentido del Consejo de Investigación de la Excelencia la “Ciencia Material en Maguncia” (MAGUNCIA) (ERC) y “Escoja”.

Fuente: Universidad Maguncia de Juan Gutenberg