Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El Riesgo para el cáncer de la niñez aumentó moderado entre adolescentes con defectos de nacimiento importantes

Un estudio pluriestatal llevado por los investigadores en la Universidad de Utah ha revelado que el riesgo para el cáncer de la niñez está aumentado moderado entre niños y adolescentes jovenes con ciertos tipos de defectos de nacimiento importantes. Los Niños nacidos con defectos de nacimiento no-cromosómicos tienen un doble riesgo más alto del cáncer antes de la edad 15, comparado a los niños nacidos sin defectos de nacimiento, según este estudio publicado en julio en PLOS UNO. Sin Embargo, el riesgo de cáncer varía por el tipo específico de defecto de nacimiento, y no se aumenta importante de muchos de los defectos de nacimiento mas comunes.

Un 3 por ciento estimado de los bebés de los E.E.U.U., aproximadamente 120.000, nace con defectos de nacimiento importantes cada año. En muchos países, incluyendo los Estados Unidos, los defectos de nacimiento son la causa de cabeza de la muerte infantil y de un principal contribuyente a la incapacidad y hospitalizaciones pediátricas. Los defectos de Nacimiento son una preocupación cada vez mayor de la salud por todo el mundo y, en 2010, la prevención y el cuidado determinados Organización Mundial de la Salud del defecto de nacimiento como prioridad global.

“Hay un cuerpo grande de las pruebas del riesgo de cáncer creciente en niños con Síndrome de Down, un defecto de nacimiento genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21,” dice a Lorenzo Botto, M.D., profesor de la pediatría en la Universidad de la Facultad de Medicina de Utah y del primer autor en el estudio. “Sin Embargo, los estudios hasta la fecha han proveído de conclusión contrarias en riesgo de cáncer en niños los defectos de nacimiento estructurales que no son causados por anormalidades del cromosoma.”

En este estudio, financiado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los E.E.U.U. (CDC), Botto y sus colegas analizaban la información de programas de la vigilancia del defecto y del cáncer de nacimiento en Utah, Arizona e Iowa y observaron que el riesgo de cáncer fue aumentado de los niños soportados con defectos del aro, la fisura del paladar, un cierto corazón y defectos del riñón, y microcefalia, una condición donde está más pequeña la carga que normal. Los tipos de cáncer para los cuales el riesgo era neuroblastoma, retinoblastoma, y hepatoblastoma incluidos crecientes, todos los cánceres que se presenten de las células no maduras y típicamente se convierten en niñez temprana.

“Mientras Que hay un riesgo creciente para el cáncer en gente joven con ciertos tipos de defectos de nacimiento comparados a los niños sin defectos de nacimiento, el riesgo de cáncer total para un niño con un defecto de nacimiento sigue siendo relativamente inferior, así que es importante que los proveedores de asistencia sanitaria tengan cuidado de no producir la preocupación innecesaria entre padres y las familias,” dice Botto. “Además, encontramos que la incidencia del cáncer era la más alta de los primeros tres a cinco años de vida, así que la vigilancia clínica se puede enfocar por edad, así como por defecto de nacimiento.”

Los científicos también observaron que el riesgo de cáncer era 14 veces más arriba entre niños con Síndrome de Down, principal debido a las leucemias. Sin Embargo, el riesgo de cáncer no fue aumentado con muchos defectos de nacimiento comunes, incluyendo el labio leporino, la hidrocefalia, y el hypospadias. La Hidrocefalia es una acumulación anormal del líquido en el cerebro y el hypospadias es un defecto de nacimiento en el cual la apertura del tubo que drena orina del diafragma está en el lado de abajo, bastante que en la punta, del pene.

“Está tranquilizando que muchos de los defectos de nacimiento mayores comunes no están asociados a ningún aumento en riesgo de cáncer,” dice Botto. “Nuestro estudio ayuda a determinar quién es, y quién no está, en el riesgo creciente para el cáncer, y esta información se puede utilizar para enfocar la investigación futura sobre los factores genéticos o ambientales potenciales que contribuyen al riesgo de cáncer.”

Este estudio conducto en colaboración con la Inundación de Timothy, M.D., del Departamento de Arizona de los Servicios Médicos; Pequeño Juliano, Ph.D., de la Universidad de Ottawa; y Paul Romitti, Ph.D., De la Universidad de la Universidad de Iowa de la Salud Pública.

“Un estudio grande, sobre la base de la población como éste no habría sido posible sin el acceso al defecto de nacimiento de alta calidad y los programas de la vigilancia del cáncer en los estados de Utah, de Arizona, y de Iowa,” dice Botto. Los “Gracias al soporte de la CDC y al trabajo de generaciones de gente que reconoció la importancia de cerco datos de la salud, podíamos conducto un estudio riguroso con las conclusión que podrían potencialmente traducir a un mejor cuidado y a resultados a largo plazo para la gente joven con defectos de nacimiento.”

Fuente: La Universidad de Utah