El comportamiento agresivo crónico de los Muchachos' puede ser debido a los cambios epigenéticos durante el embarazo, niñez temprana

Los Genes relacionados con el autodominio podían ser “lisiados” por el ambiente prenatal

El comportamiento agresivo Crónico exhibido por algunos muchachos de las familias perjudicadas puede ser debido a los cambios epigenéticos durante embarazo y niñez temprana. Esto es destacada por dos estudios conducto por personas llevadas por Richard E. Tremblay, profesor emérito en la Universidad de Montreal y de Moshe Szyf, profesor en la Universidad de McGill, publicada en el gorrón PLOS UNO. A profesores Szyf y Tremblay vigiló al primer autor de los dos papeles, Probar-Al de Nadine, en común.

Los cambios Epigenéticos se relacionaron posiblemente con el ambiente prenatal

En el primer estudio, publicado en julio, las personas encontraron que entre los hombres que tenían comportamiento agresivo crónico durante niñez y adolescencia, los niveles de sangre de cuatro biomarkers de inflamación eran más inferiores que en los hombres que exhibieron los niveles medios de comportamiento agresivo en su juventud, a partir 6 a 15 años de edad. “Esto significa eso usando cuatro biomarkers específicos de inflamación, llamados los cytokines, podíamos distinguir a hombres con historias físicas crónicas de la agresión de ésos fuera,” dice Tremblay, investigador que se especializa en psicología del desarrollo. En el segundo estudio, fue observado en los mismos hombres con pasados agresivos, que la DNA que codificaba los cytokines mostró los modelos de la metilación diferentes de los del grupo de la comparación.

La “Metilación es modificación-por lo tanto un reversible-de epigenético DNA, en relación a la impresión parental. Desempeña un papel en la expresión génica de regulación”, dice a Szyf, que se especializa en epigenetics.

El ambiente pre- y postnatal podría causar estas diferencias en los biomarkers asociados a la agresión crónica,” Szyf agregó. Los Diversos estudios conducto con los animales muestran que los ambientes hostiles durante embarazo y niñez temprana tienen un impacto en la metilación del gen y llevar programado del gen a los problemas con el revelado del cerebro, determinado con respecto al mando del comportamiento agresivo.

El trabajo Previo de las personas de Tremblay sugiere que los hombres con pasados agresivos tengan una cosa en campo común: las características de sus moldes-madre. “Son generalmente moldes-madre jovenes en el nacimiento de su primer niño, con la educación inferior, a menudo sufriendo de problemas de salud mental, y con problemas del uso de la substancia,” Tremblay explicó. Las dificultades importantes estos moldes-madre experimentados durante embarazo y la niñez temprana de su niño pueden tener un impacto en la expresión de los genes relacionados con el revelado del cerebro, el sistema inmune, y muchos otros sistemas biológicos críticos para el revelado de su niño.

Una continuación de casi 30 años

Las muestras de sangre usadas en los estudios publicados este verano en PLOS UNO cerco a partir de 32 participantes que participaron en cualquiera ese hace casi 30 años de dos de longitudinal los estudios las personas por Tremblay comenzado. El primer estudio siguió a Quebecers jovenes de antecedentes perjudicados, mientras que el segundo implicó una muestra representativa de los niños que estaban en guardería en Quebec en 1986-87.

Es importante observar que en familias perjudicadas, el índice de muchachos con comportamiento agresivo crónico representa el cerca de 4% de la población. Esto restringe grandemente la selección de participantes potenciales. “Una Vez Que son adultos, son difícil encontrar porque han desorganizado formas de vida,” a Tremblay dijeron.

Una perspectiva de la prevención

Esta dificultad no lo ha parado de perseguir su investigación más lejos. “Estamos estudiando el impacto del ambiente socioeconómico en la tercera generación, ahora que crecen y tienen a estos niños niños,” Tremblay observamos. No se ha publicado Ningún estudio todavía en el tema, él anticipa “amarres entre generaciones importantes, puesto que observamos una asociación entre la criminalidad parental de la primera generación y el comportamiento de sus niños.”

Sin Embargo, el investigador, que ha conducto su trabajo por décadas con una perspectiva de la prevención, es optimista. “Si nuestros resultados muestran que los problemas del comportamiento originan desde de embarazo, significa que podemos reducir violencia con la intervención preventiva ya desde del embarazo,” dice Tremblay. Hemos mostrado ya que el soporte dado a las familias de muchachos agresivos en guardería previene persona que no terminó los estudios y crimen de la escuela en edad adulta.

Fuente: Universidad de Montreal