Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Dos drogas en la combinación perfeccionan supervivencia en pacientes con el cáncer pancreático avanzado

Los investigadores en el hospital de la universidad del d'Hebron de Vall y el instituto del d'Hebron de Vall de la oncología (VHIO), han participado en un estudio internacional de la fase III, publicado en New England Journal del remedio. Los resultados muestran que eso la administración de estas dos drogas en la combinación importante perfecciona uno y supervivencia de dos años en pacientes con el cáncer pancreático avanzado comparado con gemcitabine solamente, el tratamiento de primera línea o la aproximación más estándar para este tipo de cáncer hasta la fecha.

La nueva droga se fija para convertirse en una referencia en el tratamiento contra el cáncer pancreático avanzado.

Un estudio multicentro de la fase III, con los centros participando a partir de 11 países en Norteamérica, Europa y Australia, muestra que la combinación de la droga agarra-paclitaxel y el gemcitabine es más efectivo en el tratamiento de pacientes con el cáncer pancreático avanzado que el gemcitabine solamente, que ha sido el tratamiento estándar para estos pacientes hasta ahora.

La juicio clínica, patrocinada por Celgene Corporation, implicó a 861 pacientes, la mitad de quienes fue administrada la combinación de nab-paclitaxel/gemcitabine, mientras que la otra mitad recibió gemcitabine solamente. La supervivencia total mediana era 8,5 meses para nab-paclitaxel/gemcitabine comparado con 6,7 meses para el gemcitabine solamente. Las tasas de supervivencia anuales eran los 35% y los 22%, respectivamente, y las tasas de supervivencia de dos años eran los 9% y los 4%, respectivamente. Los efectos secundarios similares fueron encontrados en la nuevos droga y gemcitabine semejantes. El parte de ensayo por lo tanto concluyó que la combinación de nab-paclitaxel/gemcitabine perfecciona importante tasa total de la supervivencia y de respuesta en pacientes con el cáncer pancreático avanzado.

El Dr. José Tabernero, jefe del departamento médico de la oncología en el hospital de la universidad del d'Hebron de Vall, director del instituto del d'Hebron de Vall de la oncología (VHIO), y uno de los co-autores del estudio, confirmó que “los resultados de este estudio toman una medida en la dirección correcta hacia controlar el cáncer pancreático avance, una enfermedad con un pronóstico muy pobre. Nos sentimos confiados que el gemcitabine/agarra-paclitaxel la combinación se convertirá en uno de los tratamientos de la referencia para esta enfermedad. Las nuevas drogas en la tubería en este campo se están calibrando ya contra esta combinación como la prueba patrón para batir. A lo largo de estas líneas, los investigadores en VHIO están desarrollando las combinaciones prometedoras del modelo del laboratorio para el tratamiento contra el cáncer pancreático.”   

Nuevo tratamiento de primera línea para el cáncer pancreático

El cáncer pancreático es la cuarta causa de cabeza de la muerte cáncer-relacionada en Europa y los Estados Unidos. La terapia de Gemcitabine ha sido el tratamiento de primera línea estándar en pacientes con el cáncer pancreático unresectable, localmente avance o metastático desde 1997. En enfermedad metastática, la supervivencia anual coloca de cerca de 17 al 23%, mientras que la supervivencia de cinco años es el solamente 2%.

Aunque la fase numerosa II e III los estudios hayan conducto en las nuevas drogas combinadas con gemcitabine, la mayoría no han mostrado la mejoría importante en supervivencia entre estos pacientes. La combinación de nab-paclitaxel/gemcitabine abre una nueva avenida del tratamiento en esta población de pacientes.

 

Source:

Vall d´Hebron University Hospital and the Vall d'Hebron Institute of Oncology