Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La mutación en células de hueso puede causar leucemia mieloide aguda: Estudio

La leucemia mieloide aguda (AML) es un cáncer de sangre, pero para muchos pacientes el cáncer puede originar de una fuente inusual: una mutación en sus células de hueso.

En un estudio publicado hoy en la edición en línea de la naturaleza, los investigadores en el centro médico de la Universidad de Columbia (CUMC) encontraron que una mutación en las células de hueso llamó los osteoblasts, que construyen el nuevo hueso, las causas AML en ratones. La mutación fue encontrada en el casi 40 por ciento de pacientes con AML o el síndrome myelodysplastic (MDS), una condición del precursor, que fue examinada como parte del estudio.

Los investigadores podían parar la producción de glóbulos leucémicos en los ratones con una droga que cegó los efectos de la mutación del osteoblast, sugiriendo que una droga similar puede beneficiar a una porción grande de pacientes de AML y de los MDS.

“Si la mutación trabaja la misma manera en seres humanos, nuestro estudio sugiere maneras prácticas que poder poder intervenir con una droga o un anticuerpo. Puede dar nos que una herramienta para una enfermedad que es raramente curable,” dijo al principal investigador Stavroula Kousteni del estudio, doctorado, profesor adjunto de ciencias médicas en remedio y fisiología y biofísica celular en CUMC.

“Este papel va al corazón de la investigación de translación bidireccional, pues representa la colaboración entre las instituciones, así como entre los clínicos y los científicos básicos,” dijo a Azra Raza, Doctor en Medicina, director del centro de los MDS de CUMC y co-autor del estudio. “El laboratorio de Kousteni hizo la observación que una mutación que afecta al b-catenin en las células del microambiente de la médula de ratones puede causar a leucemia. Los clínicos de Sloan-Kettering y de CUMC conmemorativos entonces extrajeron muestras de la médula de pacientes con los MDS y AML de sus depósitos del tejido, para confirmar un camino similar en un subconjunto de pacientes. Esta observación increíblemente importante abre las posibilidades de las terapias nuevas para estas enfermedades temidas usando aproximaciones no-quimioterapéuticas.”

AML es uno de los tipos mas comunes de leucemia en adultos, con cerca de 15.000 cajas diagnosticadas en los E.E.U.U. cada año. La enfermedad progresa rápidamente, y el solamente cerca de 25 por ciento sobrevive tres años después de la diagnosis. Los MDS son un grupo de desordenes de sangre diagnosticado en cerca de 10.000 personas en los E.E.U.U. cada año. Mucha gente con los MDS desarrolla eventual AML.

La mutación del gen beta-catenin en osteoblasts causa AML en ratones

En el estudio actual, el Dr. Kousteni y los colegas investigaron una deformación del ratón que muere pronto después de nacimiento de anormalidades severas de la sangre. Encontraron que la enfermedad, que era lo mismo que AML, fue causada por una mutación en el gen beta-catenin en los osteoblasts de los animales.

La mutación lleva al cáncer en células madres adyacentes del tuétano con una serie de acciones. Primero, la proteína beta-catenin transformada se mueve desde su situación normal en el exterior del osteoblast al núcleo de célula, donde gira la producción de una proteína llamada jagged1.

Las proteínas Jagged1 entonces se expiden a la membrana exterior de los osteoblast, donde pueden atar para hacer muescas en proteína-que activan la transmisión de señales camino-en las células madres vecinas del tuétano. Cuando suceso esto, la muesca transmite señales dentro de las células madres del tuétano que transforman final las células a la leucemia.

Cuando observaban las células de pacientes de AML y de los MDS, los investigadores documentaron cambios similares en beta-catenin, jagged1, y la transmisión de señales de la muesca en el 38 por ciento de los pacientes.

Los “estudios anteriores han mostrado que los osteoblasts y los chorros de la leucemia comunican con uno a,” dijeron a Ellin Berman, Doctor en Medicina, co-autor del estudio y clínico de la leucemia en el centro conmemorativo del cáncer de Sloan-Kettering. “Este estudio es el primer a clarificar exactamente cómo ése puede suceso.”

Nuevo concepto en el tratamiento contra el cáncer

Este estudio es el primer para mostrar que una mutación en una célula no sólo puede influenciar a las células cancerosas próximas pero puede causar el cáncer en otro tipo de célula. Tratar el cáncer apuntando las células próximas es un concepto nuevo en el tratamiento contra el cáncer, dice al Dr. Kousteni. “Usted está tratando un cáncer apuntando una célula que no cambie en vez de abrir una ranura en a las células cancerosas, que se transforman y cambian constante.

“En AML, el alcance de jagged1 puede parar la creación de nuevas células malas; sería utilizado probablemente conjuntamente con terapia citotóxica. La primera droga prevendría la aparición de nuevas células malas; el segundo suprimiría los existencias.

“Las conclusión en este papel tienen implicaciones cruciales para nuestros pacientes,” dijo a Siddhartha Mukherjee, Doctor en Medicina, doctorado, profesor adjunto del remedio en Columbia y co-autor del estudio. “Tenemos un armamentarium creciente de las drogas que apuntan y matan a las células cancerosas. Pero si el cáncer se presenta debido a una acción recíproca entre una célula y su ambiente, podríamos potencialmente apuntar ese ambiente también. De hecho, el cáncer “microambiente” pudo ser más favorable a la medicación, pues tiene probablemente menos de una propensión a transformarse. En los MDS de Columbia centre, nosotros han estado depositando muestras de tejido de este microambiente del cáncer, además de las células cancerosas. Esperamos soltar todos los recursos ahora desplegados en las células cancerosas para aprender alrededor, y objetivo, microambientes del cáncer, ¬ que los “hogares” esos los cánceres crecen hacia adentro.”

Source:

Columbia University Medical Center