Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapéutica clínica ofrece un parte especial sobre la grasa del transporte

Una actualización especial en terapéutica clínica

La terapéutica clínica ofrece un parte especial en su entrega de marzo que se centra en la ciencia y el plan de acción que llevan a los pasos preliminares (FDA) de los E.E.U.U. Food and Drug Administration hacia los ácidos grasos producidos industrialmente de restricción del transporte, o la grasa del transporte, en el nivel federal. La “grasa del transporte es un tema que obliga para que la terapéutica clínica examine, porque aunque afecte directamente salud humana, también cuenta encima de controversia en disciplinas múltiples, incluyendo la economía y política,” dijo a Juan G. Ryan, Dr.PH., editor del tema para la endocrinología y diabetes, y redactor invitado para esta investigación multidisciplinaria de la grasa del transporte.

La grasa del transporte, derivada de la hidrogenación parcial de los aceites vegetales, está presente en muchas comidas e items tramitados de la panadería. La presencia de grasa del transporte en tales comidas no es siempre, sin embargo, obvio debido a un acto 1999 del FDA (que se hacía efectivo en 2006) que permite que los fabricantes enumeren la cantidad de grasa por la porción de la grasa del transporte como 0% si la cantidad real por la porción está abajo de 0,5%. La prueba científica que conectaba diversos riesgos para la salud al consumo de grasa del transporte formó la base para un acto más reciente por el FDA. En la aplicación del 8 de noviembre de 2013 el registro federal, el FDA anunció una cuestión prejudicial que las grasas del transporte no están reconocidas generalmente pues seguro (GRAS) para ningún uso en comida. Esta cuestión prejudicial, que proclama los aceites parcialmente hidrogenados como aditivos alimenticios, accionó un período del comentario público que terminó el 8 de marzo de 2014.

Aunque las pruebas que conectaban la grasa del transporte a enfermedad cardíaca hayan montado por años, la ciencia de desarrollo ha sido a veces ambigua, en gran parte debido a dos fuentes únicas de la grasa del transporte: dietético y rumiante. “Mientras que hay una visión casi unánime que el ácido graso del transporte se debe eliminar menos el de 1% de consumo de energía diario del total, un consenso similar no se ha alcanzado en cuanto al TFA de las carnes y lechería del rumiante puesto que las cantidades probablemente que se consumirán son modestas y excedidas en peso por la ventaja alimenticia,” dijo a Paul Nestel, M.D., facultad del profesor de medicina y del mayor en el corazón de la IDI del panadero e instituto de la diabetes en Victoria, Australia, cuando está preguntado por esas pruebas. Sin la acción federal, el local y los gobiernos estatales han caminado hacia adentro para regular la grasa del transporte. Sin embargo, con la realización del período del comentario público el 8 de marzo, el FDA ahora revisará las pruebas que la grasa dietética del transporte afecta al contrario salud humana, dando por resultado un acto sobre si restringir hidrogenó parcialmente los aceites (PHOs) de la dieta americana, y por cuánto.

La regla federal para la salud de público de protección tendrá probablemente un impacto en uno o más tenedores, tales como las industrias tramitadas de la comida y del restaurante. El fragmento al cual el impacto de la regla federal será costoso, el hilo neutro o el positivo tiene todavía ser determinado. Joshua T. Cohen, Ph.D., vicedirector del centro para la evaluación del valor y del riesgo en salud y de un profesor adjunto de la investigación del remedio en el instituto para la investigación y la política sanitaria clínicas estudia en el centro médico de los penachos, Boston, afirma que la ventaja en el nivel individual es sin obstrucción positiva. El Dr. Cohen sugirió recientemente que “una comparación de la regla propuesta del FDA con otros riesgos y con otras dimensiones de perfeccionar salud revele que consulta las ventajas individuales sustanciales en un costo relativamente bajo.”

Source: