Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las células magnético controladas del tumor de la fuerza de los nanoparticles “se autodestruyen”, investigación de las demostraciones

Usando los nanoparticles magnético controlados para forzar las células del tumor “autodestruyase” suena como la ciencia ficción, pero podría ser una parte futura de tratamiento contra el cáncer, según la investigación de la universidad de Lund en Suecia.

“La cosa lista sobre la técnica es que podemos apuntar las células seleccionadas sin dañar el tejido circundante. Hay muchas maneras de matar a las células, pero este método es contenido y accionado por control remoto”, dijo a profesor Erik Renstr-m.

El punto de la nueva técnica es que es mucho apuntado que intentando matar a las células cancerosas con técnicas tales como quimioterapia. La “quimioterapia puede también afectar a las células sanas en la carrocería, y por lo tanto tiene efectos secundarios serios. La radioterapia puede también afectar al tejido sano alrededor del tumor.

“Nuestra técnica, por otra parte, puede atacar solamente las células del tumor”, dijo a Enming Zhang, uno de los primeros autores del estudio. En resumen, la técnica implica el conseguir de los nanoparticles en una célula del tumor, donde atan a los lisosomas, las unidades en la célula que realizan la “limpieza patrullan”. Los lisosomas tienen la capacidad de analizar las substancias no nativas que han incorporado una célula. Pueden también analizar la célula entera con un proceso conocido como “controló muerte celular”, un tipo de destrucción donde las células dañadas se disuelven.

Los investigadores han utilizado los nanoparticles del óxido de hierro que se han tratado con una forma especial del magnetismo. Una vez que las partículas están dentro de las células cancerosas, las células se exponen a un campo magnético, y los nanoparticles comienzan a girar de una manera que haga los lisosomas comenzar a destruir las células.

El grupo de investigación en la universidad de Lund no es el primer para intentar y para tratar el cáncer usando nanoparticles supermagnetic. Sin embargo, las tentativas anteriores se han centrado en usar el campo magnético para crear el calor que mata a las células cancerosas. El problema con esto es que el calor puede causar la inflamación que arriesga el dañar del cerco, tejido sano. El nuevo método, por otra parte, en el cual la rotación de los nanoparticles magnéticos puede ser controlada, sólo las influencias las células del tumor que los nanoparticles han incorporado.

La nueva técnica se piensa sobre todo para el tratamiento contra el cáncer, pero según Erik Renstr-m y su colega Enming Zhang puede haber otras áreas del uso. Un ejemplo es enfermedades autoinmunes tales como diabetes del tipo 1, en la cual el sistema inmune ataca propia producción de la insulina de la carrocería.

Los “nanoparticles superparamagnéticos” han atraído mucho interés de la academia y de la industria estos últimos años. Se están probando en la investigación sobre nuevos pruebas de laboratorio diagnósticos, nuevos métodos de fenómenos de la visión en tejido vivo, y nuevas drogas.

Los investigadores en la universidad de Lund tienen una patente pendiente para su técnica con los nanoparticles giratorios. Sin embargo, muchos restos del trabajo antes de que pueda ser transferida del laboratorio a las juicios clínicas en pacientes.

El estudio es una colaboración entre los físicos, los químicos, los ingenieros y los doctores de Suecia, de Alemania y de los E.E.U.U. Se ha publicado en el gorrón americano ACS nano.