Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La dirección en el uso de Tamiflu necesita ser revisada a la luz de la mayoría de las pruebas recientes

Los BMJ y el Cochrane llaman en el gobierno y responsables de la política sanitaria para revisar la dirección en el uso de Tamiflu a la luz de la mayoría de las pruebas recientes

Tamiflu (el oseltamivir antivirus de la droga) acorta síntomas de la gripe por medio día, pero allí no es ninguna buena prueba para soportar reclamaciones que reduce admisiones al hospital o complicaciones de la gripe. Esto está según la revista actualizada de las pruebas de Cochrane, publicada hoy por la colaboración de Cochrane, la red independiente, global de la investigación en asistencia sanitaria y El BMJ. Las pruebas de juicios del tratamiento confirman el riesgo creciente de sufrimiento de náusea y de vomitar. Y cuando Tamiflu fue utilizado en juicios de la prevención había un riesgo creciente de dolores de cabeza, de perturbaciones psiquiátricas, y de acciones renales. Aunque cuando está utilizada como tratamiento preventivo, la droga pueda reducir el riesgo de gente que sufre gripe sintomática, está sin probar que puede parar a la gente que lleva el virus de gripe y que lo extiende a otras.

La última revista actualizada de Cochrane: Los inhibidores de la neuraminidasa para prevenir y tratar gripe en adultos y niños sanos, se basan en partes internos completos de 20 Tamiflu (oseltamivir) y 26 juicios de Relenza (zanamivir). Estas juicios implicaron más de 24.000 personas y las conclusión desafían la suposición histórica que los inhibidores de la neuraminidasa son efectivos en gripe de combate. Las pruebas también sugieren que haya argumentos escasos para soportar el uso de Tamiflu en la prevención de la extensión personal de la gripe. Esto plantea otras preguntas sobre la mayoría del modo eficaz de soportar la regla de la droga y la toma de decisión pública de la política sanitaria. Las reclamaciones sobre la eficacia de Tamiflu contra complicaciones eran factor clave en las decisiones tomadas por gobiernos en todo el mundo para acumular estas drogas en caso de un pandémico. Los E.E.U.U. han pasado más de $1,3 mil millones que compraban una reserva estratégica de antivirals, mientras que en el Reino Unido el gobierno casi ha pasado £424 millón para una reserva de cerca de 40 millones de dosis.

En 2009, una falta de acceso a los datos de ensayo disponibles obstaculizó los esfuerzos de los investigadores de Cochrane de verificar el seguro y la eficacia de Tamiflu - y llevado a las preguntas sobre decisiones para acumular la droga mientras que los riesgos y las ventajas seguían siendo inciertos. ¿Hoy, Los BMJ y el Cochrane publican un lamamiento común al gobierno y los responsables de la política sanitaria el mundo encima, pidiendo a la luz de las últimas conclusión de la revista de Cochrane, usted haría las mismas recomendaciones hoy, eligiendo acumular Tamiflu?

Comparado con un placebo, tomar Tamiflu llevado a una paliación más rápida gripe-como de síntomas apenas de medio día (a partir 7 días a 6,3 días) en adultos, pero el efecto en niños era más incierto. No había pruebas de una reducción en hospitalizaciones o complicaciones serias de la gripe; infección confirmada de la pulmonía, de la bronquitis, de la sinusitis o del oído en adultos o niños. Tamiflu también aumentó el riesgo de náusea y de vomitar en adultos cerca el alrededor 4 por ciento y en niños en el 5 por ciento. Había un riesgo creciente denunciado de acciones psiquiátricas del alrededor 1 por ciento cuando Tamiflu fue utilizado para prevenir gripe. Las pruebas también sugieren que Tamiflu evitara que algunas personas produjeran suficientes números de sus propios anticuerpos para luchar la infección.

El uso mundial de Tamiflu, ha aumentado dramáticamente desde el brote del virus H1N1 (gripe de cerdos) en abril de 2009. Fue creído inicialmente que reduciría admisiones de hospital y complicaciones de la gripe, tales como pulmonía, durante pandemias de gripe. Sin embargo, las pruebas originales presentadas a las agencias de estatal en todo el mundo eran incompletas. La revista de Cochrane se ha beneficiado del acceso a partes más completos de la investigación original, ahora hechos disponibles por los fabricantes, el Roche y el GlaxoSmithKline. Aunque la revista haya confirmado pequeñas ventajas en relevo del síntoma, hay poco para alinear cualquier creencia que reduce la admisión de hospital o el riesgo de desarrollar pulmonía confirmada. Junto con las pruebas de daña de la medicación, él plantea la cuestión de si la acumulación de reservas global de las drogas es todavía justificable dada la falta de pruebas seguras para soportar las reclamaciones originales de sus ventajas.

El Dr. David Tovey, redactor jefe, Cochrane, dijo: “Ahora tenemos la revista más robusta, más completa en los inhibidores de la neuraminidasa del `' que existe. Pensó inicialmente para reducir las hospitalizaciones y las complicaciones serias de la gripe, los puntos culminantes de la revista que Tamiflu no está demostrado hacer esto, y también parece llevar a los efectos dañinos que no fueron denunciados completo en las publicaciones originales. Esto muestra la importancia de asegurarse de que los datos de ensayo son transparentes y accesibles.”

El Dr. Tom Jefferson, el Dr. Carl Heneghan, el Dr. Peter Doshi, autores de la revista, inhibidores de la neuraminidasa de Cochrane revisa a las personas, dijo: La “aprobación y uso de la droga no se pueden basar en la información en polarización negativa o faltante más de largo. Arriesgamos demasiado en la salud y la economía de nuestra población. Esta revista actualizada de Cochrane es la primera vez que una revista sistemática de Cochrane se ha basado solamente en partes clínicos del estudio y los comentarios del regulador. Es el primer ejemplo de la ciencia abierta en remedio usando los partes clínicos completos del estudio disponibles sin condiciones. Y por lo tanto las conclusiones son ésa mucho más rica. Impulsamos a gente no confiar en juicios publicadas solamente o en el comentario de responsables estados en conflicto de la salud, pero ver la información para ellos mismos.”

La revista recomienda sin obstrucción que la dirección en el uso de los inhibidores de la neuraminidasa (oseltamivir y zanamivir) en la prevención o del tratamiento de la gripe se debe revisar para tener en cuenta las pruebas de la pequeña ventaja y el riesgo creciente de daña.

El Dr. Fiona Godlee, redactor jefe, British Medical Journal, dijo: “Esta revista es el resultado de muchos años de luchas para llegar hasta y para utilizar los datos de ensayo, que eran previamente inédita e incluso ocultada de la visión. Destaca con la certeza que las decisiones futuras para comprar y para utilizar las drogas, determinado cuando en una escala en masa, se deben basar en un retrato completo de las pruebas, publicadas e inéditas. Necesitamos los datos completos de las juicios clínicas hechas disponibles para todas las drogas en uso actual. Con nuevo traer directivo europeo de las juicios clínicas en las reglas para las drogas futuras, destaca el reto enorme que hacemos frente. Necesitamos la consolidación de organizaciones y de empresas farmacéuticas hacer todos los datos disponibles, incluso si significa ir detrás 20 años. Si no arriesgamos otro acto reflejo a un pandémico del potencial. Y podemos permitirnos realmente lo?”