Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de Penn clarifica la acción de la nueva clase potencial de los analgésicos que pueden beneficiar y no dañar al corazón

Las drogas antinflamatory Nonsteroidal (NSAIDs) que ciegan una enzima llamada COX-2 relevan dolor y la inflamación pero pueden causar ataques del corazón, el recorrido, el paro cardíaco, e incluso la muerte cardiaca súbita. Esto ha incitado a década-más la búsqueda para más seguro, pero aún efectivo, las opciones a éstos prescritos común, dolor-relevando las drogas.

El Edificio en el trabajo previo que mostró eso que suprimía una enzima en el camino COX-2 en un modelo del ratón de la enfermedad cardíaca redujo el revelado de la ateroesclerosis, personas de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania ahora ha ampliado esta observación clarificando que difiere la consecuencia de suprimir la enzima mPEGS-1, dependiendo de la célula pulsa hacia adentro cuál se lleva.

En un parte publicado esta semana en la edición en línea de los Procedimientos de la National Academy Of Sciences, De Lihong Chen, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado, becario postdoctoral en el laboratorio autor de Garret FitzGerald mayor, DOCTOR EN MEDICINA, FRS, director del Instituto para el Remedio y la Terapéutica De Translación, encontrado que suprimir mPGES-1 en macrófagos reduce marcado el tipo en el cual las arterias endurecen en ratones con niveles del colesterol. Esto resulta de una reducción en el daño oxidativo hecho a la pared del vaso debido a una rotación en los genes expresados debido a la supresión de PGE2, una grasa cardioprotective. Por El Contrario, la cancelacíon de mPGES-1 en células vasculares no tenía ningún efecto.

Chen y FitzGerald están trabajando actualmente en maneras de entregar los inhibidores de mPGES-1 selectivamente a los macrófagos, las células del sistema inmune que vivo sobre todo en tejido conectivo y la sangre e injiere partículas no nativas y microbios infecciosos.

“Mientras Que la cancelacíon o la inhibición de COX-2 en ratones eleva su presión arterial y los predispone a la coagulación y al endurecimiento de las arterias debido a suprimir la prostaciclina cardioprotective del lípido, suprimir mPGES-1 evita estos efectos e incluso refrena el revelado de la ateroesclerosis,” explica FitzGerald.

“Tomado juntos estos estudios agregue más pruebas que el alcance de la enzima mPEGS-1 podría dar lugar a una nueva clase de las drogas del antiinflamatorio no esteroideo que navegan claramente de riesgo e incluso de trabajo de la corazón-enfermedad para reducirlo,” diga a Chen.

En estudios anteriores, Chen mostró un efecto semejantemente beneficioso de apuntar macrófagos en la limitación de la reacción al daño vascular de la proliferación de célula indeseada, tal como pudo complicar angioplastia en seres humanos. “Ambos conjuntos de estudios permiten un análisis razonado para la inhibición apuntada del macrófago que mPGES-1 para la ventaja cardiovascular” dice FitzGerald.

De Hecho, en otros estudios en curso en el laboratorio de FitzGerald, Chen ha mostrado que el macrófago mPGES-1 desempeña un papel dominante en la mediación del dolor causado por PGE2. “Cuál es emocionante aquí,” dice a Chen, “es la perspectiva de conservar la ventaja de NSAIDs mientras que substituye la ventaja cardiovascular para el riesgo.”

NSAIDs como el ibuprofen (Advil) y el naproxen (Naprosyn) relevan dolor y la inflamación cegando las enzimas de $COX que ayudan a hacer las prostaglandinas. COX-2 es la fuente más importante de las dos prostaglandinas - PGE2 y la prostaciclina - que median dolor y la inflamación. Sin Embargo, la prostaciclina de COX-2-derived puede también proteger determinado el corazón, y la baja de esta función explica el riesgo de ataques del corazón de NSAIDs que inhiban COX-2, tal como rofecoxib (Vioxx), valdecoxib (Bextra), y del celecoxib (Celebrex).

Los problemas con los inhibidores COX-2 han incitado la búsqueda para las metas alternativas de la droga que suprimen dolor y la inflamación con todo son seguros para el sistema cardiovascular. Aquí es adonde viene mPGES-1 hacia adentro - convierte PGH2 (un producto químico de COX-2) en PGE2. En un estudio 2006, el laboratorio de FitzGerald encontró que la cancelacíon mPGES-1 no elevó la presión arterial ni predispuso ratones a la trombosis, probablemente evitando la supresión de la prostaciclina. En ausencia de la enzima, los vasos enfermos fueron agotados de los macrófagos, que llevaron al predominio de las células musculares lisas vasculares en paredes del vaso sanguíneo.

Fuente: Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania