Nueva nano-viruta ultrasensible capaz de detectar el cáncer en los primeros tiempos

Detectan a la mayoría de cánceres en el nivel macroscópico, cuando el tumor se compone ya de millones de células cancerosas y la enfermedad está comenzando a avance en una fase más madura. ¿Pero qué si podríamos diagnosticar el cáncer antes de que se arraigara mientras que todavía afectaba solamente a algunas células localizadas? Sería como apagar un fuego mientras que seguía siendo apenas algunas chispas comparado con después ya alcanzar gran popularidad y la extensión a muchas áreas de la casa.

Las personas internacionales de investigadores, llevadas por el Instituto de ICFO- de Ciencias Fotónicas en Castelldefels, anuncian el revelado acertado de una plataforma de la “laboratorio-en-uno-viruta” capaz de detectar etiquetas de plástico del cáncer de la proteína en la sangre usando los avances muy últimos del plasmonics, de la nanofabricación, de microfluids y de la química superficial. El dispositivo puede detectar concentraciones muy inferiores de etiquetas de plástico del cáncer de la proteína en sangre, activando las diagnosis de la enfermedad en sus primeros tiempos. La detección del cáncer en sus primeros tiempos muy se considera como clave a la diagnosis y al tratamiento acertados de esta enfermedad.

Este nano-dispositivo cáncer-que sigue su trayectoria muestra gran promesa como herramienta para los tratamientos contra el cáncer futuros, no sólo debido a su confiabilidad, sensibilidad y el bajo costo potencial, pero también debido a sus propiedades portátiles de mano fáciles, que se preve para facilitar diagnosis efectiva y procedimientos convenientes del tratamiento en lugares alejados con el acceso difícil a los hospitales o a las clínicas médicas.

CÓMO LO HACE TRABAJO: Aunque muy sea compacto (solamente algunas ajustan centímetros), la laboratorio-en-uno-viruta reciba los diversos sitios que detectan distribuidos a través de una red de microcanales hidráulicos que le permita conducto análisis múltiples. Las nano-partículas del Oro mienten en la superficie de la viruta y químicamente se programan con un receptor del anticuerpo de una manera tal que sean capaces específicamente de atraer las etiquetas de plástico de la proteína que circulan en sangre. Cuando una gota de la sangre se inyecta en la viruta, circula a través de los microcanales y si las etiquetas de plástico del cáncer están presentes en la sangre, adherirán a las nano-partículas establecidas en los microcanales como pasan cerca, fijando lejos cambian en qué se conoce como la “resonancia plasmonic”. El dispositivo vigila estos cambios, la magnitud cuyo se relacionan directamente con la concentración/el número de etiquetas de plástico en la sangre paciente que proporciona así a una evaluación directa del riesgo para que el paciente desarrolle un cáncer.

El Profesor de ICREA en ICFO Román Quidant, coordinador del proyecto comenta, “el encontrar más fascinador es que somos capaces de detectar extremadamente - concentraciones inferiores de esta proteína en cuestión de minutos, haciendo este dispositivo una sensibilidad ultraalta, estado plus ultra, el instrumento potente que beneficiará a la supervisión de la detección temprana y del tratamiento del cáncer”. En 2009, el grupo de investigación de Profesor Quidant en ICFO, en colaboración con varios grupos de oncólogos, ensambló el esfuerzo mundial dedicado a la detección ultrasensible de las etiquetas de plástico de la proteína situadas en la superficie de células cancerosas y en la sangre periférica, que había sido determinada para ser un indicador sin obstrucción del revelado del cáncer. En 2010, obtuvieron con éxito el financiamiento para el proyecto llamado SPEDOC (Detección Temprana del Plasmón Superficial de las Proteínas de la Descarga Eléctrica del Calor de Circulación y de las Células del Tumor) bajo 7mo Programa de Base (FP7) de la Comisión Europea. El esfuerzo también fue reforzado por el soporte filantrópico abundante del Asiento Barcelona de Cellex. El aviso De Hoy es un resultado importante de este proyecto.

Fuente: Instituto de ICFO-The de Ciencias Fotónicas