Las terapias integradas pueden reducir la depresión por mitad entre gente con la visión inferior debido a AMD

La primera juicio clínica para examinar el tratamiento de la visión inferior integrada y de la salud mental ha mostrado que la aproximación puede reducir la incidencia de la depresión por mitad entre gente con la visión inferior debido a la degeneración macular relativa a la edad (AMD). Los resultados del estudio fueron publicados el hoy en línea en oftalmología, el gorrón de la academia americana de oftalmología.

La visión inferior es una discapacidad visual que interfiere con la capacidad de una persona de realizar tareas diarias y no se puede corregir con los cristales, las lentes de contacto, el remedio o la cirugía. Una causa común de la visión inferior es AMD, una condición que cause baja irreversible de la visión en una mayoría de casos. 11 millones de americanos estimados tienen actualmente AMD, y se prevee que la incidencia venga a 21,6 millones de personas en 2050. El hasta 30 por ciento de ésos que viven con AMD desarrolla la depresión, que se asocia a niveles más altos de incapacidad, de costos médicos y de mortalidad. A pesar de esto, muchas personas deprimidas no reciben ningún tratamiento porque perciben la depresión pues una falla personal o una parte prevista de envejecimiento, ellas es incierta cómo llegar hasta cuidado de la especialidad, o su falta de los médicos los recursos para diagnosticar y para tratar efectivo la depresión.

Actualmente, el tratamiento más común para la visión inferior debido a AMD es rehabilitación inferior de la visión. Este tratamiento implica la evaluación de la visión funcional de un paciente, la receta de dispositivos assistive y la instrucción en el uso de estos dispositivos, pero no incluye ninguna forma del apoyo psicológico para el paciente. Para investigar el valor de integrar terapia psicológica con la rehabilitación inferior de la visión, un grupo de investigadores de la universidad médica de Sidney Kimmel en la universidad de Thomas Jefferson, Facultad de Medicina de Dartmouth y Facultad de Medicina de Johns Hopkins estudió a 188 pacientes, haciendo un promedio de 84 años de edad, con AMD en aros y signos tempranos de la depresión. 

Nombró la juicio inferior de la prevención de la depresión de Vision (VITAL), los 2013 que el estudio primero proveyó de cada participante dos sesiones de la rehabilitación optométrica de la visión inferior del paciente no internado en clínicas. Entonces destinaron los pacientes aleatoriamente a dos tipos de terapia psicológica: seis sesiones de una hora de la activación del comportamiento del en-hogar durante ocho semanas o seis sesiones de una hora de la terapia de apoyo del en-hogar durante ocho semanas, que sirvieron como mando. La activación del comportamiento asciende autosuficiencia y conexiones sociales para perfeccionar humor y repliegue contrario. La entrega de la activación del comportamiento en el contexto de la terapia profesional de la visión inferior implica modificaciones ambientales, tales como marcado de temperaturas específicas en el termostato con los marcadores del alto-contraste, y los objetivos para perfeccionar a pacientes funcionales de la visión así como de la ayuda logran metas personales y funcionales valoradas. La terapia de apoyo de Nondirective facilita la expresión personal sobre enfermedad, incapacidad y baja de la visión.

Después de cuatro meses, los investigadores fijaron ocho variables, incluyendo la depresión, estado de la visión, calidad de vida Vision-relacionada, estado de salud física y uso del dispositivo, y encontraron que la incidencia de desordenes depresivos era media en el grupo de la activación del comportamiento que de eso en el grupo de apoyo de la terapia (el 12,6 por ciento comparado con el 23,7 por ciento, respectivamente). El índice de depresión encontrado en el grupo de apoyo de la terapia era también similar a ése denunciado en ausencia de cualquier tratamiento.

La reducción del riesgo era la más fuerte de participantes con la visión peor que en participantes con una mejor visión (el 20 por ciento comparado con el 3,4 por ciento, respectivamente). Además, la activación del comportamiento fue asociada a perfeccionado cerca de la visión funcional, pero la diferencia entre los dos grupos no era estadístico diferente. Los investigadores también encontraron que los participantes que uno mismo-clasificado su propia salud más inferior fue asociada a una incidencia más alta de la depresión sin importar el tratamiento usado, indicando que ésos con opiniones peores de la salud requieren una intervención más intensiva.

“Nuestras conclusión demuestran que remitir a pacientes con la visión inferior AMD-relacionada para la rehabilitación optométrica de la visión inferior solamente no cubre completo las necesidades rehabilitativas de los pacientes,” dijeron a Barry W. Rovner, M.D., el investigador del guía de la juicio. “Aunque los terapeutas profesionales de la visión inferior no reciben actualmente el entrenamiento en atención sanitaria mental, nuestros resultados indican que el cuidado interdisciplinario como esto podría ayudar importante a reducir la incidencia de la depresión en pacientes con AMD.”

La academia americana de oftalmología anima a oftalmólogos a proveer de la información sobre recursos de la rehabilitación a los pacientes baja de la visión habilidades sociales y, cuando está disponible, remisión a la rehabilitación multidisciplinaria y grupo soporte que los focos en de la activación, problem-solving y de autogestión.

Source:

American Academy of Ophthalmology