Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: La gente con la menor de edad 65 de las debilitaciones de la movilidad tiene índices más altos de fumar

estudio Primero-de-su-bueno para examinar al grupo de alto riesgo y para aconsejar lo apunten para el cese

Los investigadores del hospital de Miriam han encontrado que la gente con la menor de edad 65 de las debilitaciones de la movilidad tiene índices importante más altos de fumar que ésos sin debilitaciones de la movilidad. Además, los fumadores con debilitaciones de la movilidad eran menos probables tentativa salir que ésos sin debilitaciones de la movilidad, y los tratamientos prueba-basados, salir-que fuman pueden no ser suficientes para esta población. El estudio y sus conclusión se publican en línea antes de huella en el gorrón americano de la salud pública.

Lleve al investigador Belinda Borrelli, Ph.D., de los centros para el remedio del comportamiento y preventivo en el hospital de Miriam, y sus colegas intentados para denunciar incidencia del tabaquismo y para salir tentativas entre individuos con debilitaciones de la movilidad pues tienen mayores riesgos para la salud que la población en general.

Borrelli conducto un análisis de 13.308 adultos envejecidos 21-85 años con debilitaciones de la movilidad tales como usar el equipo ambulativo especial y tener dificultad el recorrer un cuarto milla sin el equipo. Los resultados mostraron eso entre 21 a 44 años con debilitaciones de la movilidad, el 39,2 por ciento eran fumadores, comparados con el solamente 21,5 por ciento de adultos sin debilitaciones de la movilidad. Entre 45 a 64 años con debilitaciones de la movilidad, el 31,2 por ciento era fumadores comparado con el 20,7 por ciento sin debilitaciones de la movilidad.

El análisis también encontró que los años de las edades 21 a 44 de las mujeres con debilitaciones de la movilidad tenían la incidencia que fumaba más alta en el 45,9 por ciento, excediendo a mujeres mismo-envejecidas sin debilitaciones de la movilidad. Los hombres con debilitaciones de la movilidad tenían mayor incidencia que fumaba que mujeres con debilitaciones de la movilidad. Los fumadores con debilitaciones de la movilidad eran también menos probables tentativa salir que fumadores sin debilitaciones de la movilidad.

Las “personas con discapacidades físicas constituyen al 16,2 por ciento de la población y la mayoría de la población experimentará incapacidad física en algún momento durante su curso de la vida,” Borrelli dice. “Sin embargo, la incidencia de fumar entre personas con discapacidades era desconocida antes de nuestro papel. Nuestro interés determinado consistía en la localización de incidencia que fumaba entre los que utilizan un dispositivo para ayudarles para conseguir alrededor. La literatura indica que las que utilizan socorros de la movilidad tienen índices más altos de depresión, y en la población en general, esto se asocia a mayores índices que fuman y a la probabilidad más inferior de salir que fuman.”

Borrelli se centró en fumadores con la debilitación de la movilidad porque además de estar en riesgo de los mismos problemas de salud fumar-relacionados que la población en general, esta población está en riesgo del empeoramiento de su incapacidad existente y dolencia subyacente. El fumar continuado exacerba incapacidades físicas y causas o contribuye a muchas condiciones secundarias incluyendo las dificultades respiratorias y circulatorias, debilidad muscular, herida demorada que cura, empeorando artritis y osteoporosis. Los fumadores con una esclerosis múltiple recaer-que remite (MS) son tres veces más probables desarrollar un curso secundario-progresivo de la enfermedad.

Borrelli concluye, “nuestros puntos de referencias a la necesidad de la investigación futura investigando porqué fumar incidencia es tan alto en esta población, así como los mejores métodos de fumar el tratamiento del cese para esta población.

“No está sin obstrucción que los tratamientos evidenciar-basados que son efectivos para la población en general serán suficientes ayudar a gente con las debilitaciones de la movilidad a salir el fumar,” ella agrega. “Especulamos que los fumadores con debilitaciones de la movilidad pueden necesitar un tratamiento más intensivo dado sus mayores factores de riesgo para la falla del tratamiento tal como altos regímenes y niveles de tensión, menos actividad física y comorbidities médicos múltiples de la depresión, acoplados con el paro elevado y el sueldo bajo. Mientras tanto, los médicos deben recomendar una combinación de las modalidades del tratamiento que incluyen el apoyo sicosocial que se puede a casa basar y tratamiento farmacológico.”

Source: