El Estudio proporciona el soporte para la nueva comprensión del sistema inmune

Un estudio publicado en la Ciencia del gorrón proporciona el soporte para a nuevo-y todavía polémico-entender del sistema inmune. La investigación conducto por los colaboradores en los E.E.U.U. y la Europa, incluyendo Roberto Cramer, Doctorado, profesor adjunto de la microbiología y de la inmunología en la Facultad de Medicina de Geisel y la pieza del Centro de la Biología del Pulmón de Dartmouth, y Kelly Shepherdson, Doctorado, en ese entonces estudiante de tercer ciclo en el laboratorio de Cramer.

Típicamente, los científicos dividen el sistema inmune en dos categorías: la inmunorespuesta natural y la inmunorespuesta adaptante. La inmunorespuesta adaptante es familiar a la mayoría de la gente debido a su papel en proporcionar a la protección a largo plazo contra enfermedad, como cuando una vacuna acciona el sistema inmune “recuerda” una amenaza específica y monta una reacción robusta si es desafiada por ese patógeno más adelante en vida.

El sistema inmune natural es más viejo en términos evolutivos y pensó generalmente en como respondiendo a las amenazas inmediatas de patógeno o de otras entidades no nativas. Pero durante los últimos años, informado por estudios en instalaciones e invertebrados, los científicos han comenzado a sospechar que la reacción natural tiene un formulario de la “memoria” también, complicando la división del sistema inmune en dos categorías aseadas. “El sistema inmune natural se piensa típicamente en como reacción amplia rápida, generalmente no específica a una infección inicial que falte memoria inmunológica,” dice a Cramer. “Solamente los estudios de la inmunidad entrenada sugieren el quizá que no sea el caso, y que es no sólo el paradigma que se desvía pero potencialmente directamente relevante al tratamiento y a la prevención de muchas enfermedades.”

En 2011, los investigadores en los Países Bajos, incluyendo Mihai Netea, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado, el autor mayor en el nuevo papel en Ciencia, acuñaron el término “inmunidad entrenada” para referir a las inmunorespuestas que implican la memoria inmunológica que deriva de las células asociadas al sistema inmune natural. La inmunidad Entrenada es capaz de proporcionar a la protección no específica contra infecciones secundarias. Sin Embargo, los mecanismos de cómo se inicia y se mantiene la inmunidad entrenada siguen siendo no entendibles. La investigación Reciente ha encontrado que los cambios epigenéticos ocurrieron en células inmunes naturales cuando estaban expuestos a ciertos patógeno o a sus antígenos y son una característica importante de la inmunidad entrenada. Pero los genes específicos y los caminos bioquímicos asociados a las células entrenadas eran desconocidos.

En el papel de la Ciencia, los investigadores señalan que los cambios en metabolismo son una fuerza impulsora crítica detrás del fenotipo entrenado de la inmunidad. Los experimentos de perfilado Epigenéticos determinaron los genes implicados en metabolismo de la glucosa como siendo críticos para la inmunidad entrenada. Cramer y Shepherdson hicieron implicados en la investigación debido a su trabajo sobre HIF1α y la inmunorespuesta natural a los hongos. HIF1α es una proteína que actúa como factor de la transcripción para los genes implicados en metabolismo, entre otros genes.

Usando los ratones en los cuales el gen de HIF1α fue suprimido de las células del sistema inmune natural, Cramer y Shepherdson probaron la hipótesis que cambia en metabolismo, mediada en parte con el camino de HIF1α, eran críticos para la inmunidad entrenada. Primero expusieron los ratones a un antígeno fungicida del polisacárido, el glucano beta, que induce una inmunorespuesta entrenada y después desafiado los ratones con un patógeno bacteriano que pueda causar sepsia. Los ratones normales fueron protegidos contra el patógeno por la inmunorespuesta entrenada, pero los ratones sin HIF1α no fueron protegidos, indicando que la falta de HIF1α previno la inmunorespuesta y la protección entrenadas contra la infección secundaria. “Éste era un conjunto de los experimentos crítico para la investigación pues conducto in vivo en un animal entero que faltó HIF1α en las células dominantes del determinante de la inmunidad entrenada,” Cramer dicen.

Estas conclusión tienen implicaciones potenciales para la prevención y el tratamiento de enfermedades inflamatorias y para alentar la inmunorespuesta a los patógeno en las situaciones donde no está funcionando el sistema inmune correctamente. Un paso de progresión siguiente en esta línea de la investigación, Cramer dice, es determinar genes río abajo desde HIF1α crítico para el fenotipo entrenado que puede hacer las metas específicas viables para el revelado terapéutico. “Si podemos imaginar estos mecanismos subyacentes, puede ser que poder aumentar la eficacia de vacunas,” él dice. Y, él agrega, él puede ser que también sea hora de repensar la comprensión tradicional del sistema inmune.

Fuente: La Facultad de Medicina de Geisel en Dartmouth