Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio ofrece respuestas con respecto a controversias científicas sobre la anatomía del cerebro en la investigación del autismo

La anatomía del cerebro en exploraciones de MRI de la gente con autismo encima de la edad seis es sobre todo indistinguible de la de individuos típicamente que se convierten y, por lo tanto, del valor clínico o científico poco

En el estudio más grande de MRI hasta la fecha, los investigadores de la universidad de Ben-Gurion del Negev y de la universidad del Carnegie Mellon han mostrado que la anatomía del cerebro en exploraciones de MRI de la gente con autismo encima de la edad seis es sobre todo indistinguible de la de individuos típicamente que se convierten y, por lo tanto, del valor clínico o científico poco.

El estudio, “anormalidades anatómicas en autismo?” ser publicado en la corteza cerebral del gorrón prestigioso de Oxford.

“Nuestras conclusión ofrecen respuestas definitivas con respecto a varias controversias científicas sobre la anatomía del cerebro, que han ocupado la investigación del autismo por los últimos 10 a 15 años,” dicen al Dr. Ilan Dinstein de los departamentos de la psicología de BGU y cerebro y las ciencias cognitivas. Las “hipótesis anteriores que sugerían que el autismo esté asociado a una materia gris intracraneal más grande, a la materia blanca y a los volúmenes del amygdala, o un callosum y volúmenes cerebelosos, de la recopilación más pequeños del hipocampo fueron refutados sobre todo por este nuevo estudio.”

Los investigadores utilizaron datos de las imágenes cerebrales del autismo de intercambio de datos (ABIDE), que ofrece una oportunidad sin precedente de conducto comparaciones en grande de las exploraciones anatómicas de MRI a través de grupos del autismo y de mando y de resolver muchas preguntas excepcionales. Esta base de datos recientemente liberada es una colección mundial de exploraciones de MRI a partir durante 1.000 años de las edades seis a 35 de los individuos (mitad con de autismos y los medios mandos).

“En el estudio realizamos los exámenes anatómicos muy detallados de las exploraciones, que incluido dividiendo cada cerebro en sobre 180 regiones de interés y fijando dimensiones anatómicas múltiples tales como el volumen, la superficie y el espesor de cada región,” Dinstein explica.

Los investigadores entonces examinados cómo los grupos del autismo y de mando difirieron en cuanto a cada región y también en cuanto a grupos de regiones usando análisis más complejos.

“El encontrar más llamativo aquí era que las diferencias anatómicas dentro del grupo de mando y del grupo autístico eran diferencias minuciosas inmensas y grandemente eclipsadas entre los dos grupos,” Dinstein explica. “Por ejemplo, los individuos en el grupo de mando difieren por el 80 a 90 por ciento en sus volúmenes del cerebro, mientras que las diferencias en volumen del cerebro a través de grupos del autismo y de mando difirieron por el dos a tres por ciento a lo más. Esto nos llevó a la conclusión que las dimensiones anatómicas de volumen del cerebro o las superficies no ofrecen mucha información con respecto el mecanismo o a la patología subyacente del desorden autístico del espectro (ASD),” él declara.

“Estos resultados que calman sugieren que el autismo no es un desorden que se asocia a patología anatómica específica y como consecuencia, las dimensiones anatómicas solas es probable estar de significación científica y clínica inferior para determinar niños, adolescentes y a adultos con ASD, o para aclarar su neuropatología.

Dinstein cree que explicaciones más complejas que implican combinaciones de dimensiones en subgrupos más homogéneos son probables ser la respuesta. El “preveer encontrar una única respuesta para la población entera de ASD es naïve. Necesitamos trasladarnos conectado el pensamiento en cómo dividir este grupo muy heterogéneo de desordenes en subgrupos biológico-relevantes más significativos,” él dice.

Esta conclusión se pone de pie en contraste afilado a los partes numerosos de las diferencias anatómicas importantes descritas por estudios más pequeños, que han incluido típicamente comparaciones de 40 a 50 individuos. “El problema con las pequeñas muestras, la heterogeneidad grande del dentro-grupo, y una polarización negativa científica para denunciar solamente conclusión positivas, es que las pequeñas muestras son probables rendir diferencias importantes a través de grupos del autismo y de mando en algunas de las 180 regiones del cerebro,” Dinstein explica.

“En una situación semejante uno lo contaba con que cada estudio encontrara diferencias importantes en diversas áreas del cerebro y que las conclusión serán muy contrarias a través de estudios,” dice. “Esto es exactamente lo que usted ve cuando usted examina la literatura de la anatomía del autismo a partir de la década pasada o tan. Nuestro estudio explica simple porqué ha estado suceso éste y poner fin a varios discusiones de seguimiento.”