Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: Técnica un IVF que convencional no mejor de ICSI

El uso de una técnica ayudada de la reproducción conocida como inyección intracitoplásmica de la esperma (ICSI) duplicada entre 1996 y 2012, aunque estuvo comparado con la fertilización in vitro convencional (IVF), uso de ICSI no fue asociado a resultados reproductivos mejorados, según un estudio en la aplicación del 20 de enero el JAMA.

La inyección Intracitoplásmica de la esperma es un procedimiento de IVF en el cual una única esperma se inyecta directamente en un huevo. La introducción de ICSI revolucionó en 1992 el tratamiento de pares de fuerzas con la infertilidad masculina del factor (infertilidad debido a las características anormales del semen, a la función anormal de la esperma, o a la esterilización quirúrgica), e hizo paternidad posible para una proporción grande de hombres sin recuento de espermatozoides mensurable. En contraste con IVF convencional, las barreras naturales de las derivaciones de ICSI a la fertilización, de tal modo aumentando la posibilidad de la transmisión de defectos genéticos compararon a IVF convencional. Además, el procedimiento es también considerablemente más costoso que IVF convencional y agrega a las cargas financieras experimentadas ya por muchos pares de fuerzas que experimentan el tratamiento de fertilidad, según la información de fondo en el artículo.

Sheree L. Boulet, Dr.P.H., M.P.H., de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Atlanta, y los colegas evaluó tendencias nacionales y resultados reproductivos de los ciclos frescos de IVF (embriones transferidos sin la congelación) asociados al uso de ICSI comparado con IVF convencional. Los investigadores utilizaron datos sobre los ciclos frescos de IVF y de ICSI señalados al Sistema de Vigilancia Reproductivo Ayudado Nacional de la Tecnología de los E.E.U.U. durante 1996-2012.

De los 1.395.634 ciclos frescos de IVF a partir de 1996 a 2012, 908.767 (el 65,1 por ciento) utilizaron ICSI y 499.135 (el 35,8 por ciento) señalaron la infertilidad masculina del factor. Entre ciclos con la infertilidad masculina del factor, el uso de ICSI aumentó a partir el 76,3 por ciento al 93,3 por ciento; para ésos sin la infertilidad masculina del factor, el uso de ICSI aumentó a partir el 15,4 por ciento al 66,9 por ciento.

Durante 2008-2012, la infertilidad masculina del factor fue señalada para el 35,7 por ciento (176,911/494,907) de ciclos frescos. En ausencia de la infertilidad masculina del factor, el uso de ICSI fue asociado a disminuciones pequeñas pero estadístico importantes de la implantación, del embarazo, del nacimiento, del nacimiento múltiple, y de tipos inferiores del peso de nacimiento comparados con IVF convencional.

“Aunque tales diferencias pueden ser una función del tamaño de muestra grande y así no no clínico relevante, nuestras conclusión sugieren que el uso de ICSI pueda mejorar tipos de la fertilización pero tipos no de la implantación o de embarazo en la configuración de la infertilidad inexplicada, de la edad maternal avanzada, y del rendimiento inferior del oocyte [una célula de la cual un huevo se convierte],” a los autores escriben.

Fuente: Los Gorrones de la Red del JAMA