Los investigadores descubren el “interruptor molecular” que la réplica de los mandos, transcripción de la DNA de las mitocondrias

Las personas de los investigadores llevados por Dmitry Temiakov, doctorado, de la escuela de la universidad del serbal del remedio osteopático (RowanSOM), han descubierto un “interruptor molecular” que réplica y transcripción de la DNA de las mitocondrias, el encontrar dominante de los mandos que podría influenciar el revelado de las terapias apuntadas para el cáncer, los procesos de desarrollo relacionados con la fertilidad y el envejecimiento. La investigación aparece en la edición del 30 de enero de la ciencia.

“En un núcleo de célula, hay muchos mecanismos complicados que evitan que choquen la réplica y la transcripción,” dijo a Temiakov, profesor adjunto en el departamento de la biología celular de RowanSOM. “En mitocondrias, encontramos que ésas están mutuamente - los procesos exclusivos, pero nosotros creemos que hemos determinado al protagonista que cambia efectivo la transcripción o la réplica con./desc.”

Las mitocondrias son organelos situados fuera del núcleo de casi cada célula en seres humanos. Mientras que la mayor parte de la DNA de la célula está dentro del núcleo, las mitocondrias mantienen su propia DNA y contribuyen una pequeña cantidad de genes que sean esenciales para la respiración y la generación celulares de la energía.

Según Karen Agaronyan, que es el autor importante del estudio, el interruptor molecular es una elongación mitocondrial TEFM llamado factor de la transcripción y previene las consecuencias perjudiciales - incluyendo mutaciones - de las colisiones de la transcripción/de la réplica. El estudio de RowanSOM es el primer para describir el papel de TEFM en la transcripción y la réplica que controlan y destaca TEFM como objetivos potenciales para las nuevas medicaciones.

“Estudiábamos la transcripción en presencia de este factor de la elongación (TEFM) cuando descubrimos que también tiene una actividad inesperada de la antiterminación,” dijo a Agaronyan, que es un estudiante doctoral en RowanSOM.

Qué encontraron resolvió un misterio que había desconcertado a los investigadores por años. Los científicos habían observado que la polimerasa de ARN mitocondrial (mtRNAP) pararía hasta cierto punto con el proceso de transcribir la DNA. Los investigadores de RowanSOM descubrieron que cuando TEFM está presente, el mtRNAP puede pasar a través del sitio del fin continuar el hacer de transcripciones del mismo tamaño del ARN.

Los “cambios en número de copia mitocondrial de la DNA se asocian al cáncer y a las enfermedades genéticas, así como los procesos de desarrollo como espermatogénesis, oogénesis y embriogénesis,” Temiakov dijo. “Nuestro estudio sugiere que si podemos entender cómo este interruptor funciona, poder afectar al número de copia. Eso, a su vez, destaca TEFM como objetivo posible para las drogas que pueden luchar estas enfermedades y aumentar procesos de desarrollo.”

Source:

Rowan University