Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores del U-M revelan el papel dominante de dos enzimas que ayuden a la carrocería a quitar el colesterol, otros lípidos

Con el socorro de la cristalografía de la radiografía, los investigadores en la Universidad de Michigan han revelado las estructuras de dos enzimas estrechamente vinculadas que desempeñan papeles esenciales en la capacidad de la carrocería de metabolizar exceso de lípidos, incluyendo el colesterol.

Las conclusión son un paso importante hacia la comprensión y poder apuntar terapéutico desordenes y drogar los efectos secundarios que hacen los lípidos, incluyendo el colesterol, para acumularse en la carrocería--el llevar al corazón y insuficiencia renal y otros problemas.

Los investigadores en el laboratorio de Juan Tesmer en el instituto de las ciencias de la vida del U-M obtuvieron un retrato de alta resolución de la estructura atómica de la fosfolipasa lysosomal A2, que se conoce como LPLA2, y de una imagen de la inferior-resolución de la estructura del acyltransferase del lecitina-colesterol, que se conoce como LCAT. Las enzimas comparten muchas semejanzas estructurales pero realizan diversas funciones dentro de la carrocería.

El poder ver las estructuras por primera vez da a científicos una mejor comprensión del papel el juego de dos enzimas en la ayuda de la carrocería analizar y quitar el colesterol y otros lípidos. Las conclusión se programan para la publicación en comunicaciones de la naturaleza el 2 de marzo.

En gente sana, LCAT facilita el retiro del colesterol de la carrocería. Pero LCAT no funciona correctamente en gente con los desordenes genéticos que hacen placas acumularse en los vasos sanguíneos del corazón y de los riñones, y en las córneas.

Mientras tanto, las células de las ayudas LPLA2 analizan exceso de lípidos. Los efectos secundarios de ciertas drogas llevan a la inhibición de LPLA2, que a su vez lleva a una acumulación de lípidos dentro de las células. Los estudios recientes sugieren que LPLA2 pueda también desempeñar un papel en lupus, una enfermedad autoinmune crónica.

“Las estructuras revelan cómo la maquinaria catalítica de estas enzimas se ordena y cómo obran recíprocamente con las membranas y las partículas de HDL,” dijeron al primer autor del estudio, Alisa Glukhova, que recibieron un doctorado del programa de U-M en biología química el otoño pasado y que ahora esté trabajando como profesor investigador en la universidad de Monash en Melbourne, Australia.

La foto de alta resolución de LPLA2 puede también ayudar a iluminar el impacto de mutaciones dentro de la enzima.

“Conociendo la configuración de estas enzimas dominantes, podemos entender más lejos cómo más de 55 mutaciones sabidas de LCAT llevan a la disfunción y a la enfermedad,” dijimos el estudio Juan mayor Tesmer autor, profesor de la investigación en el instituto de las ciencias de la vida, en donde se localiza su laboratorio, y profesor de química biológica y de farmacología en la Facultad de Medicina del U-M. “Estas estructuras también sugieren nuevas aproximaciones para desarrollar un mejor biotherapeutics para tratar deficiencia de LCAT.”

Los investigadores ahora están trabajando en la obtención de una imagen más de alta resolución de la estructura de LCAT para conseguir una comprensión refinada de cómo funciona.

Source:

University of Michigan