Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Nueva dirección para prevenir fracturas femorales anormales bisphosphonate-relacionadas

Los médicos por todo el mundo prescriben con frecuencia bisphosphonates tales como alendronate (Fosamax) e ibandronate (Boniva) para tratar osteoporosis y para prevenir fracturas de la fragilidad. Lamentablemente, el uso a largo plazo del bisphosphonate se ha conectado a un riesgo creciente de fracturas femorales anormales. En la edición del 3 de marzo de 2015 de las revistas de JBJS, oferta de la sangre y otros una cierta dirección en cómo prevenir tales fracturas.

Los autores observan ese dolor prodrómico del muslo y una línea radiolucent en radiografías de pacientes con una historia del uso crónico del bisphosphonate es indicadores fuertes de una fractura inminente. Entre los utilizadores del bisphosphonate que tienen una fractura incompleta con poco o nada de dolor, los autores recomiendan una juicio de la discontinuación del bisphosphonate, peso-cojinete protegido, suplementación del calcio y de la vitamina-d, y terapia posible del teriparatide (Forteo). Agregan que la fijación profiláctica debe ser considerada si hay mejoría no radiográfica o sintomática después de dos a tres meses de esa aproximación conservadora. La sangre y otros fomenta recomienda que los pacientes en de alto riesgo para la fractura femoral anormal deben considerar interrumpir terapia del bisphosphonate después de cinco años de uso contínuo. También animan a ortopedistas a fijar el fémur contralateral para los signos de la fractura inminente en los pacientes que han tenido ya una fractura femoral anormal.

JBJS revisa el editor, Thomas A. Einhorn, Doctor en Medicina, lo señala “es importante observar que mientras que asocian a la mayoría de estas fracturas muy probablemente a uso del bisphosphonate, las conclusión recientes muestran que pueden también ocurrir en pacientes en otras drogas anti-reabsorbedoras tales como denosumab (Prolia) y un pequeño número de pacientes han desarrollado éstos los cambios y las fracturas del hueso sin la historia del uso de la droga.”

Las recomendaciones por sangre y otros a pesar de, el riesgo absoluto de fracturas femorales anormales son inferiores (3,2 a 50 casos por 100.000 personas-año entre utilizadores a corto plazo del bisphosphonate y cerca de 100 casos por 100.000 personas-año entre utilizadores a largo plazo). Por lo tanto, para la mayoría de la gente con osteoporosis, las ventajas probadas de la riesgo-reducción de la fragilidad-fractura de bisphosphonates exceden en peso a los riesgos de fractura femoral anormal, según lo discutido por el redactor jefe Marc Swiontkowski, Doctor en Medicina de JBJS, en de las “el artículo conexiones del caso” del 28 de enero de 2015 publicado en conector del caso de JBJS.

Source:

Journal of Bone and Joint Surgery