Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: Nueva caja fuerte de la terapia génica, efectiva para los pacientes con la hemofilia B

Un estudio plurianual, en curso sugiere que una nueva clase de terapia génica para la hemofilia B podría ser segura y de manera efectiva para los pacientes humanos. Publicado en el remedio de translación de la ciencia del gorrón, la investigación mostró que un retrovirus reprogramado podría transferir con éxito nuevos genes del factor IX (coagulación) en animales con la hemofilia B a dramáticamente disminuye la extracción de aire espontánea. Hasta el momento, la nueva terapia ha probado la caja fuerte.

“El resultado aturdía,” dijo Timothy Nichols, Doctor en Medicina, director del laboratorio de investigación de la sangre de Francisco Owen en la universidad de la Facultad de Medicina de Carolina del Norte y del autor co-mayor del papel. “Apenas una pequeña cantidad del nuevo factor IX necesario para la coagulación apropiada produjo una reducción importante en acciones de la extracción de aire. Era extraordinario potente.”

La idea detrás de la terapia génica es que los doctores podrían dar a pacientes de la hemofilia una dosis de una sola vez de nuevos genes de coagulación en vez de un curso de la vida de las inyecciones múltiples del factor recombinante IX que hasta tenido que muy recientemente ser dado varias veces a la semana. Un nuevo tratamiento aprobado por la FDA de la hemofilia dura más de largo que algunos días pero los pacientes todavía requieren inyecciones por lo menos una vez o dos veces al mes indefinidamente.

Esta nueva aproximación de la terapia génica, como otras aproximaciones de la terapia génica, implicaría una única inyección y podía potencialmente salvar el dinero mientras que ofrecía una solución a largo plazo de siempre a una condición. Una ventaja potencial importante de esta nueva aproximación de la terapia génica es que utiliza los vectores lentiviral, a los cuales la mayoría de la gente no tiene anticuerpos que rechazarían los vectores y hagan la terapia menos efectiva.

En estudios clínicos humanos, el aproximadamente 40 por ciento de los participantes potenciales revisados para una diversa clase de vector viral - vectores virales adeno-asociados llamados - tiene anticuerpos que los impidan de incorporar las juicios de AAV para el tratamiento de la terapia génica de la hemofilia. Esto significa que más personas podrían potencialmente beneficiarse de la aproximación de la terapia génica del lentivirus.

La hemofilia es un desorden de la extracción de aire en el cual la gente falta un factor de coagulación, que los medios ellos sangran mucho más fácilmente que gente sin la enfermedad. A menudo, gente con el corrimiento de la hemofilia espontáneamente en las juntas, que pueden ser extremadamente dolorosas y que mutilan. Espontáneo sangra en los tejidos suaves son también común y pueden ser fatal si no tratados puntualmente. Influencias de la hemofilia A cerca de una en 5.000 nacimientos masculinos. Estos pacientes no producen suficiente factor VIII en el hígado. Esto lleva a una incapacidad para coagular. Influencias de la hemofilia B cerca de una en 35.000 nacimientos; factor IX. de la falta de estos pacientes.

Este nuevo método fue encabezado por Luigi Naldini, doctorado, director del instituto del teletón de San Rafael para la terapia génica y el autor co-mayor en el papel de translación del remedio de la ciencia.

Para este estudio, Naldini y Nichols desarrollaron una manera de utilizar un lentivirus, que es un retrovirus grande, para entregar genes del factor IX a los hígados de tres perros que tienen hemofilia natural. Los investigadores quitaron los genes implicados en la réplica viral. “Esencialmente, esta ingeniería molecular hizo el virus inerte,” Nichols dijo. “Tenía la capacidad de conseguir en la carrocería pero de no causar enfermedad.” Este proceso giró el virus en un vector - simple un vehículo para llevar el cargamento genético.

A diferencia de algunos otros vectores virales que se han utilizado para la terapia génica experimenta, el vector lentiviral es tan grande que puede llevar mucha carga útil - a saber, los genes del factor IX que la gente con la hemofilia B falta. (Esta aproximación se podría también utilizar para la hemofilia A donde está considerablemente más grande el gen de FVIII.)

Estos vectores virales entonces fueron inyectados directamente en el hígado o intravenoso. Después de más de tres años, los tres perros en el estudio experimentaron cero o una acción seria de la extracción de aire cada año. Antes de la terapia, los perros experimentaron un promedio de cinco acciones espontáneas de la extracción de aire que requirieron el tratamiento clínico. Importantemente, los investigadores no descubrieron ningún efecto dañino.

“Esta característica del seguro es de importancia suprema,” Nichols dijo. El “trabajo anterior a otra parte durante el 2000s temprano utilizó los retroviruses para que la terapia génica trate a gente con inmunodeficiencia combinada severa, pero algunos pacientes en juicios clínicas desarrollaron leucemia.” Más nuevos vectores retroviral, aunque, han probado hasta ahora la caja fuerte para los pacientes de SCID.

Para demostrar más lejos el seguro de este nuevo tratamiento de la hemofilia, Nichols y Naldini utilizaron tres diversas deformaciones de los ratones que eran altamente susceptibles a las complicaciones que se convertían, tales como malignidades, cuando estaban introducidos a los lentiviruses. Pero los investigadores no encontraron ningún efecto dañino en los ratones. Los investigadores piensan eso que gira el lentivirus en un vector lentiviral hecho le seguro.

“En vista de los datos del modelo del ratón y de la ausencia de genotoxicidad detectible durante la expresión a largo plazo en los perros de la hemofilia B, los vectores lentiviral tienen un perfil de seguro muy encouraging en este caso,” Nichols dijo.

Más trabajo todavía necesita ser hecho antes de que esta aproximación de la terapia génica se pueda utilizar en juicios clínicas humanas. Por ejemplo, los investigadores esperan aumentar la potencia de la terapia para disminuir sangrar espontáneo aún más mientras que también mantienen la terapia segura.

Antes del tratamiento, los perros de la hemofilia no tenían ningún signo de la producción del factor IX. Después del tratamiento, exhibieron entre el 1 y 3 por ciento de la producción encontrada en perros normales. Este aumento ligero era suficiente para disminuir substancialmente acciones de la extracción de aire.

No obstante, Nichols dijo que sería el mejor si podrían reforzar la producción del factor IX entre al 5 y 10 por ciento de normal mientras que todavía seguían siendo seguras. Esta cantidad de expresión del factor IX podía potencialmente eliminar las acciones espontáneas de la extracción de aire para la gente con la hemofilia B.

Source:

University of North Carolina School of Medicine