Los Investigadores desarrollan la molécula del “cono de combate” que apunta bacterias mortales, pasan sin las células sanas

El Alcance de bacterias mortales, drogorresistentes plantea un reto serio a los investigadores que buscan los antibióticos que pueden matar a patógeno sin causar daño colateral en células humanas. Las personas de los químicos de la Universidad de Boston detallan una nueva aproximación usando una molécula del “cono de combate” para atacar bacterias -- y células humanas sanas de repuesto -- apuntando un par de lípidos encontró en la superficie de gérmenes mortales, según un parte hoy en las Comunicaciones de la Naturaleza del gorrón.

La nueva estrategia requirió a los investigadores desarrollar un tipo nuevo de “molécula del cono de combate” capaz selectivamente de apuntar bacterias, venciendo las condiciones biológicas que interfieren con la vinculación a los patógeno y evitar las células humanas sanas, dijo al Profesor Adjunto de la Universidad de Boston de la Química Jianmin Gao, el autor importante del parte.

Las personas encontraron A.C. respuestas a esos retos en la química covalente de lípidos, Gao dijo.

“En contraste con otros esfuerzos se centró en la atracción de la carga-a-carga entre las moléculas, estamos utilizando un mecanismo totalmente diverso para apuntar las células bacterianas,” dijo Gao. “Nuestro método explota la química covalente de lípidos - donde los lípidos reaccionan con las moléculas sintetizadas a las nuevas estructuras químicas del formulario basadas en la formación de nuevos bonos covalentes.”

Las bacterias Patógenas que son resistentes a los antibióticos convencionales plantean cada vez más amenazas graves a la salud pública. Los Investigadores en química medicinal, determinado los que intenten desarrollar los nuevos antibióticos, están buscando constante nuevas maneras de determinar y de distinguir patógeno bacterianos de las células huesped dentro del cuerpo humano.

Gao dijo que las células bacterianas están sabidas para visualizar un diverso conjunto de lípidos en sus membranas. La investigación Anterior se ha centrado en el uso positivo - los péptidos cargados a apuntar negativo - de lípidos cargados en la superficie de células bacterianas. La aproximación ha considerado que el éxito limitado como la atracción de la carga-carga entre las moléculas y las bacterias que atacan es debilitamiento propenso por la presencia de sal y otras moléculas, dijeron Gao.

Los investigadores desarrollaron un aminoácido nuevo, artificial que sirve como cono de combate molecular conveniente apuntar patógeno bacterianos. Gao y su grupo enviaron la molécula del cono de combate después de los lípidos bacterianos conocidos como lípidos de amina-presentación -- específicamente phosphatidylethanolamine (PE) y phosphatidylglycerol lisil (Lys-PAGINACIÓN) - que se pueden derivatizar selectivamente para formar iminoboronates, un bono covalente que forma el proceso que permite el reconocimiento y la etiqueta selectivos de células bacterianas.

Además, porque amina-presentan los lípidos son escasos en la superficie de células mamíferas, pueden buscar y etiqueta las células bacterianas con un alto nivel de selectividad, Gao dijo. Además, la formación del iminoboronate se puede invertir bajo condiciones fisiológicas, dando al nuevo método al alto nivel de mando y permitiendo las moléculas del cono de combate uno mismo-correctas si se alcanzan las metas involuntarias.

Gao dijo un gran número del PE y de Lys-PAGINACIÓN bacterianos del presente de la especie en sus superficies, haciendo la estrategia de etiqueta covalente aplicable a muchas aplicaciones en la diagnosis de infecciones bacterianas y la salida de terapias antibióticos.

“El a corto plazo, esperamos este trabajo inspire a otras personas que consideren usar la química covalente para interrogar a sistemas biológicos,” Gao dijo. “Entrando el futuro, nos excitan para explorar el potencial de nuestra química para las infecciones bacterianas de la proyección de imagen. También estamos trabajando difícilmente para aplicar nuestras conclusión actuales para facilitar la salida apuntada de antibióticos potentes a las células bacterianas solamente.”

Fuente: Universidad de Boston

Source:

Boston College