Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

los anuncios del E-cigarrillo pueden tentar a los fumadores actuales y anteriores del tabaco a alcanzar para los cigarrillos

Los anuncios de televisión para los e-cigarrillos pueden tentar la corriente e incluso a fumadores anteriores del tabaco para alcanzar para otro cigarrillo.

Ése es el encontrar de los investigadores Erin K. Maloney, Ph.D. y José N. Cappella, Ph.D. de la universidad de la escuela de Annenberg de Pennsylvania para la comunicación, como se explica en la comunicación de la salud del gorrón (en línea, marzo de 2015).

Los investigadores estudiaron más de 800 diarios, intermitentes, y anteriores fumadores que miraron la publicidad del e-cigarrillo, y que entonces tomaron un levantamiento topográfico para determinar impulsos, intenciones, y comportamientos que fumaban.

Usando una prueba estándar para medir el impulso de fumar un cigarrillo, gente que fuma los cigarrillos del tabaco diariamente y que miraron los anuncios del e-cigarrillo con alguien que inhalaba o que esperaba un e-cigarrillo (aka vaping) mostraron un mayor impulso de fumar que los fumadores regulares que no vieron vaping. Los fumadores anteriores que miraron los anuncios del e-cigarrillo con vaping tenían menos confianza de que podrían refrenarse de los cigarrillos del tabaco que fumaban que los fumadores anteriores que veían anuncios del e-cigarrillo sin vaping.

Las conclusión son importantes, considerando que la publicidad del tabaco en la televisión entró hacia arriba en humo durante hace cuatro décadas por una prohibición federal. Por otra parte, la publicidad del e-cigarrillo es alimentada por las compañías tabacaleras grandes. Los presupuestos enclavijan el gasto del anuncio del e-cigarrillo en más de $1 mil millones este año. Se prevee que ese número crezca a un régimen del 50 por ciento durante los cuatro años próximos.

“Sabemos que la exposición a las señales de entrada que fuman tales como pinturas visuales de cigarrillos, de ceniceros, de fósforos, de encendedores, y del humo aumenta el impulso de los fumadores de fumar un cigarrillo, y disminuimos la confianza de los fumadores anteriores en su capacidad de refrenarse de fumar un cigarrillo,” dijo al Dr. Maloney. “Porque muchas marcas del e-cigarrillo que tienen un presupuesto a hacer publicidad en la televisión son visualmente similares a los cigarrillos del tabaco, quisimos ver si los efectos similares se pueden atribuir a la publicidad del e-cigarrillo.”

Maloney y Cappella tiraron juntos más que los anuncios de docena e-cigarrillos vía búsquedas de Google, de YouTube, y de los Web site del e-cigarrillo. Fijaron tres condiciones para los participantes - mirando los anuncios, mirando los anuncios con solamente el audio (los contactos visuales fueron reemplazados enrollando el texto del anuncio), o simple contestando a una serie de ambientes sin relación utilice las preguntas que llevaron aproximadamente la misma cantidad de tiempo que tomaría para ver los anuncios. Los participantes eran “diarios,” “intermitente,” o los fumadores “anteriores”.

Maloney y Cappella observaron una tendencia que fumadores más diarios que vieron anuncios con vaping ahumado un cigarrillo del tabaco durante el experimento que diariamente los fumadores que vieron anuncios sin los fumadores vaping y diarios que no vieron anuncios. Sobre el 35 por ciento de los fumadores diarios en la condición que mostró vaping denunció tener un cigarrillo del tabaco durante el estudio comparado con el 22 por ciento de los fumadores diarios que vieron anuncios sin vaping, y al cerca de 23 por ciento de los fumadores diarios que no vieron ninguna publicidad.

“Dado la sofisticación del márketing del cigarrillo en el pasado y del aumento exponencial en la publicidad de dólares asignó a la promoción del e-cigarrillo en el último año, debe ser preveída que los anuncios para estos productos creados por las compañías tabacaleras grandes maximizarán señales de entrada que fuman en sus anuncios, y si no ser regulada, expondrán a los individuos a mucho más publicidad del e-cigarrillo sobre una base diaria,” Maloney y Cappella escribió.

El editor de la comunicación de la salud, Teresa Thompson, Ph.D., universidad de Dayton, comentó, “estas conclusión son especialmente relevantes a las discusiones en curso de la salud y de plan de acción, pues indican que no es apenas el impacto de la salud de e-cigs y de vaping que deben ser considerados. La correlación entre el consumo de tabaco y representaciones de los ambientes de la “e” versiones examinadas en este estudio hace claramente esa representación de las acciones que apenas parecen fumar tienen un efecto sobre los espectadores que fuman o lo utilizaron para fumar.”

Source:

University of Pennsylvania Annenberg School for Communication