Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las variantes del gen de la prueba APOL1 en donantes difuntos del riñón pueden perfeccionar resultados del trasplante

Los resultados del trasplante de riñón de donantes afroamericanos difuntos pueden perfeccionar con la prueba rápida para las variantes renales del riesgo del gen del apolipoprotein L1 (APOL1) a la hora de la recuperación del órgano, según un nuevo estudio llevado por los investigadores en el centro médico baptista del bosque de la estela.

La variación en el gen APOL1 se asocia al hasta 40 por ciento de todas las enfermedades de riñón en afroamericanos que experimenten el trasplante de la diálisis o de riñón, y las variantes del riesgo de la enfermedad de riñón APOL1 están solamente presentes en los cromosomas de los individuos que poseen ascendencia africana reciente, tal como afroamericanos, según los investigadores.

El estudio, publicado en la aplicación del 24 de marzo el gorrón americano del trasplante, encontrado que las variantes renales del riesgo en el gen APOL1 en donantes afroamericanos difuntos del riñón fueron conectadas a una supervivencia más corta de riñones trasplantados.

“Nuestras conclusión pueden ayudar a médicos en las decisiones en las cuales los pacientes deben recibir los riñones dispensadores de aceite de la alto-riesgo-para-falla,” dijeron al liberto de Barry, M.D., profesor de la nefrología en el Bautista del bosque de la estela y el autor mayor del estudio. “Esta investigación demuestra otra vez que los riñones del alto-genético-riesgo APOL1 fallaron más rápidamente después de que trasplante que los riñones poco arriesgados sin dos variantes renales del riesgo del gen APOL1.”

El equipo de investigación analizaba un total de 675 trasplantes de riñón de donantes de órganos afroamericanos difuntos. Los resultados fueron fijados en los trasplantes subsiguientes del riñón que fueron realizados en 55 centros de los E.E.U.U., ajustando según los factores sabidos para influenciar los resultados del trasplante de riñón.

El análisis de la supervivencia reveló que los riñones de donantes con dos variantes renales del riesgo del gen APOL1 fallaron más rápidamente que hizo ésos de donantes con más poco de dos variantes del riesgo. La mayoría de estas fallas de trasplante del riñón ocurrió temprano, muchas en el plazo de dos a tres años después del trasplante, el estudio denunciaron.

Los resultados del estudio confirmaron que dos variantes del gen APOL1 en los riñones dispensadores de aceite fueron asociadas más que un riesgo creciente doble de falla del órgano después del trasplante.

“Estos resultados autorizan la consideración rápidamente de genotyping a los donantes afroamericanos fallecidos del riñón para las variantes renales del riesgo APOL1 a la hora de la recuperación del órgano,” Freedman dijo. “Los datos del genotipo APOL1 se deben incorporar en los procesos de la dotación y del informado-consentimiento del órgano para el trasplante dispensador de aceite difunto.”

Source:

Wake Forest Baptist Medical Center