Kallistem logra espermatogénesis humana completa in vitro para el tratamiento de la infertilidad masculina

Esta investigación pavimenta la manera para que las terapias innovadoras preserven y restablezcan la fertilidad masculina, un tema importante con impacto global; los números de espermatozoides han disminuido en el 50% durante los cincuenta años pasados

Kallistem, que desarrolla tecnologías innovadoras del cultivo celular en biología reproductiva, anuncia hoy un mundo primero: espermatogénesis humana in vitro. A finales de 2014 la compañía podía producir espermatozoides humanos completo formados en la fijación del laboratorio, usando las biopsias testiculares pacientes que contenían solamente las células de germen no maduras, o espermatogonios.

Varias personas en el mundo entero han estado intentando por más de 15 años lograr espermatogénesis humana in vitro. La espermatogénesis es un proceso fisiológico extremadamente complejo que tarda 72 días in vivo. Para lograr este mundo primero, Kallistem leveraging dos innovadores, tecnologías patentadas capaces de cumplir patrones reguladores actuales.

Esta ruptura científica y tecnológica ayudará a confirmar la posición de Kallistem como el líder mundial en espermatogénesis in vitro. Hasta la fecha, Kallistem ha financiado su revelado en sus los propio. En 2015 apunta aumentar fondos para acelerar sus planes para el incremento y también está buscando a los socios para su extensión en los E.E.U.U.

La compañía está fijando un proyecto de desarrollo terapéutico para los pacientes cuya fertilidad es en peligro. Se prevee que las juicios preclínicas duren hasta el 2016, con las juicios clínicas comenzando en 2017. El objetivo de cinco años de Kallistem es comercializar sus tecnologías bajo licencia a los surtidores en el mercado reproductivo ayudado de la tecnología, así como venta de ellos directamente a las clínicas de fertilidad públicas y privadas.

“Kallistem está abordando un tema importante cuyos impactos se asierren al hilo por todo el mundo: el tratamiento de la infertilidad masculina. Nuestras personas son las primeras en el mundo haber desarrollado la tecnología requerida para obtener espermatozoides completo in vitro formados con el suficiente rendimiento para IVF usando el ICS. Éste es un resultado científico importante que aumenta nuestra credibilidad y nuestro potencial de revelado,” dijo a Isabel Cuoc, CEO de Kallistem. “Estamos apuntando un mercado global digno de vario mil millones euros en los cuales no haya actualmente jugadores. Esto debe convencer a los socios financieros futuros participar en serie el financiamiento de A, que preveemos que ocurra antes de finales de 2015.”

“Lograr espermatogénesis completa in vitro, de espermatogonios a través al estadio final de espermatozoides maduros, no apenas en la especie animal, pero también en seres humanos, es un logro real de la biotecnología,” dijo a profesor Hervé Lejeune del departamento del remedio reproductivo en el centro de las mujeres, del molde-madre y del bebé del hospital de la universidad de Lyon. “Esto abre posibilidades terapéuticas muy esperadas.”

Tratar la infertilidad masculina: una entrega global

Según los presupuestos de la compañía, el tratamiento de la infertilidad masculina podría proveer de un valor del mercado sobre €2.3 mil millones ($2,58 mil millones), más de 50.000 nuevos pacientes cada año. En países desarrollados, el número de espermatozoides por ejaculate ha partido en dos durante los cincuenta años pasados. Las aproximaciones terapéuticas para los pacientes en esta área son limitadas. Por ejemplo, no hay actualmente tratamiento para preservar la fertilidad de los muchachos pre-pubescentes que experimentan el tratamiento gonadotoxic tal como quimioterapia. Este influencias sobre 15.000 enfermos de cáncer jovenes por todo el mundo. Ni hay cualquier solución para los varones adultos que viven con la infertilidad no dirigida por tratamientos actuales. Sobre 120.000 hombres viva con azoospermia no-obstructora. Objetivos de Kallistem para cubrir las necesidades de estos pacientes. De una biopsia testicular, será posible obtener los espermatozoides que cryopreserved hasta que el hombre desee engendrar a un niño, y después serán utilizados en la fertilización in vitro de ICSI.