Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos de TSRI proyectan la estructura de la proteína implicada en la función celular, revelado de sistema nervioso

La Nueva “Correspondencia” de los Investigadores de las Ayudas de la Proteína Entiende Transporte Celular

Los Científicos del The Scripps Research Institute (TSRI), trabajando de cerca con los investigadores en los Institutos de la Salud Nacionales (NIH), han proyectado la estructura de una proteína importante implicada en el revelado de la función celular y de sistema nervioso.

La nueva estructura proporciona a la información crucial para entender cómo la proteína ata a los componentes celulares. Es también la primera estructura determinada de cualquier ligasa en la tirosina del tubulin ligasa-como (TTLL) la familia.

Los Científicos han sido especialmente curiosos sobre el papel de TTLLs porque las mutaciones en estas proteínas se han conectado a un rango de enfermedades neurodegenerative, incluyendo distrofia retiniana y el síndrome raro de Joubert.

“Esta proteína se expresa altamente en el sistema nervioso y tiene un papel integral en el revelado neuronal,” dijo Elizabeth Wilson-Kubalek, el científico del titulado en laboratorio de Profesor Ron Milligan en TSRI y al co-primer autor del nuevo papel con Christopher Garnham y de Annapurna Vemu del Instituto Nacional del NIH de Desordenes Neurológicos y del Recorrido (NINDS).

La nueva investigación fue publicada en línea delante de huella por la Célula del gorrón.

La nueva imagen de TTLL7, de una familia de proteínas que se ha conectado a las enfermedades neurodegenerative, proporciona a la información crítica sobre cómo la proteína trabaja.

Carreteras Celulares

Mientras Que es anterior la investigación había mostrado que TTLL7 modifica los microtubules (tubos huecos que transportan componentes celulares y actúan como las carreteras y andamio en la célula) agregando una o más moléculas del glutamato del aminoácido, exactamente cómo ha seguido habiendo un misterio. El nuevo estudio va un camino largo a contestar esa pregunta.

En el nuevo estudio, los investigadores vieron por primera vez cómo tres positivo - las regiones cargadas de TTLL7 obran recíprocamente con el substrato del microtubule. Más importante, encontraron que el sitio activo de TTLL7 está colocado idealmente para hacer contacto con negativo - la “beta-cola cargada” de beta-tubulin, uno de los dos bloques huecos de la proteína del polímero del microtubule (alfa y beta-tubulin). La alfa y las “colas beta” que resaltan de la superficie del microtubule son los sitios conocidos para la modificación, que a su vez, determinan qué motores y proteína asociada atará al microtubule.

Estas conclusión agregan a la comprensión cada vez mayor del “código del tubulin” - un fenómeno donde TTLL7 y las proteínas similares agregan los aminoácidos a los microtubules y los incitan a ciertas proteínas por vía rápida para el transporte.

“Es como la apertura de nuevas sendas del tráfico,” dijo el Lander de Gabriel, un profesor adjunto en TSRI y a un co-autor del nuevo estudio.

Un Pedazo de un Rompecabezas Más Grande

Los investigadores podían resolver la estructura de TTLL7 combinando la cristalografía de la radiografía y la microscopia electrónica (EM). Las personas en NIH, llevado por la Lista-Mecak mayor de Antonina autor del papel, utilizaron haces de radiografía para crear una estructura atómica de la proteína cristalizada TTLL7. Las personas en TSRI entonces utilizaron la microscopia electrónica, que lanza muestras con los electrones de alta energía, para ver qué TTLL7 parece cuando está encuadernado a un microtubule. La estructura atómica de las personas de NIH se podría ajustar en la reconstrucción de la imagen del EM de la inferior-resolución 3D para determinar las regiones de la proteína que obró recíprocamente con la superficie del microtubule.

La “Combinación de dos técnicas y bioquímicas estructurales nos llevó a una historia más completa,” dijo Wilson-Kubalek. “Es realmente emocionante ver que algo nadie ha visto nunca antes.”

Wilson-Kubalek compara la investigación a juntar un rompecabezas. Con este nuevo pedazo en el lugar, los investigadores pueden abordar nuevos aspectos de la función y del trabajo del microtubule hacia aplicaciones en salud humana.

“El mensaje para llevar es que éste es nosotros ha visto la primera vez cómo esta proteína se sienta en el microtubule, y ésta va a ser de mayor importancia abajo del camino,” Wilson-Kubalek agregó.

Fuente: http://www.scripps.edu/