Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Información pharmacogenetic sustancial disponible en las drogas cardiovasculares

Hay una gran cantidad de información publicada que describe acciones recíprocas entre las drogas usadas para tratar la enfermedad cardiovascular y las variaciones genéticas que pueden afectar a cómo los pacientes responden a ellas. Pero pocos especialistas de corazón hacen el uso rutinario de estos datos potencialmente salvavidas.

Para ayudar a médicos a hacer decisiones clínicas más bien informadas, investigadores de la Universidad de Chicago y la Universidad de Stanford peinada a través de la literatura científica en el pharmacogenomics de 71 drogas cardiovasculares principales y de resúmenes compilados, publicado en la aplicación de junio los procedimientos de la clínica de Mayo.

Han estudiado a “decenas de miles de pacientes y las conexiones entre las medicaciones comunes y las variantes genéticas que pueden llevar a las reacciones de droga adversas o ausencia de respuesta se ha descrito del tratamiento, solamente pocos médicos rastrean esta información o aún saben dónde encontrarla,” dijo el estudio autor Peter H.O'Donnell, Doctor en Medicina, profesor adjunto del remedio en la Universidad de Chicago.

“Una dosis no ajusta todos,” él dijo. “Nos establecimos tan para reforzar la percatación y para simplificar el acceso. Fijamos la cantidad y la calidad de la literatura, alineamos los estudios más relevantes para los clínicos y condensamos los datos en una serie de socorros de decisión que prescribían.”

Las drogas cardiovasculares son una causa común de dos millones de reacciones de droga adversas estimadas que ocurren cada año en los Estados Unidos. Tratan a más de 50.000 pacientes en salas de urgencias anualmente para las reacciones malas a las drogas cardiovasculares. Los pacientes sobre la edad 65 son determinado en peligro, especialmente ésos que toman warfarin y agentes antiplaquetarios.

Aunque los resultados adversos de la droga ocurran en pacientes específicos, se estudian y se aprueban las medicaciones basado en las poblaciones grandes, cuidadosamente seleccionadas, la nota de los autores. El funcionamiento en esa fijación “es menos informativo al tratar a los pacientes individuales, que muestran variabilidad notable en su reacción a las medicaciones.”

Los investigadores sondaron tan cada papel publicado en inglés entre enero de 2011 y mayo de 2013, explorando para los artículos que describieron un eslabón entre variaciones genéticas y farmacológico o clínico un resultado inesperado causado por una droga cardiovascular.

Encontraron 597 publicaciones únicas, implicando 611 marcadores genéticos o “variantes” y 884 pares de la droga-variante. Cincuenta y uno de las 71 drogas cardiovasculares que se centraron en (el 71,8 por ciento) efectos pharmacogenomic perceptibles tenidos.

De los 884 pares de la droga-variante, 92 acciones recíprocas que implicaban 23 diversas drogas autorizaron la recapitulación para la consideración durante la toma de decisión clínica. Droga-variante de alto-rayado cuatro par-que implica la atención determinada merecida del clopidogrel (Plavix®), del metoprolol (Lopressor®), del simvastatin (Zocor®) y del warfarin de las drogas (Coumadin® y otros) -.

Los investigadores también dedicaron la atención extra a los nueve droga-tales cardiovasculares mas comunes como simvastatin, que se prescribe 96,8 millones de veces al año. Encontraron que siete de estas medicaciones con frecuencia prescritas autorizaron las pautas pharmacogenomic para la consideración clínica. Por el ejemplo del simvastatin, el áspero un a dos por ciento de los pacientes que toman la droga ubicua desarrolla myopathy, un daño doloroso del músculo que pueda llevar a las complicaciones y a la muerte del riñón en sus formas más severas.

“Nuestras conclusión están haciendo ya un cuidado el hospitalizado de la diferencia,” dijo al co-autor, cardiólogo Matthew Sorrentino, Doctor en Medicina, profesor de medicina en la Universidad de Chicago. “He sido de largo familiar con las variaciones comunes en respuesta a las drogas, pero, como la mayoría de los médicos en mi especialidad, había limitado el conocimiento del pharmacogenomics detrás de él, o la capacidad de esta información de predecir un problema.”

“Mientras que trabajamos en este proyecto, uno de mis pacientes desarrolló el dolor de pecho causado por reflujo ácido. La droga estándar para esa situación no ayudó,” él dijo. “De su genética que aprendimos que él respondería probablemente mejor a otro agente, así que nosotros cambió su medicación. El suyo reflujo-y su dolor-pronto del pecho salieron. De fácil acceso a esta información nos ayudó a realizar el cambio rápidamente, en días en vez de semanas.”

El problema, él agregó, es que “hay nadie lugar donde está manera toda esta información disponible, no rápida, fácil de encontrarla.”

Un levantamiento topográfico reciente, publicado en julio de 2014, confirmado que entre médicos la “familiaridad con pharmacogenomics continúa ser inferior y que persisten los entrehierros del conocimiento.” El estudio denunció que el apenas 12,6 por ciento de médicos era extremadamente o muy familiar con pharmacogenomics. Los autores citan otros levantamientos topográficos. En uno, el solamente 10 por ciento de demandados aserraba al hilo que lo informaron adecuadamente sobre la aplicabilidad de las pruebas genéticas a la medicación. Otros encontraron que el solamente 13 por ciento de demandados aserraba al hilo bien informado sobre el papel del pharmacogenomics en la toma de decisión terapéutica.

“Hay información pharmacogenetic sustancial sobre las drogas cardiovasculares que se podrían potencialmente aplicar a la atención a los pacientes,” O'Donnell y los colegas concluyen. “En vista de cientos de millones de las recetas cardiovasculares anuales de la droga, de la frecuencia de las reacciones de droga adversas, y de los niveles variables de reacción de la droga, el impacto de este conocimiento es potencialmente prodigioso.”

Source:

University of Chicago