El Nuevo estudio de los NEI muestra que el microglia puede acelerar el daño labrado por desordenes cegadores del aro

Araña-Como las células dentro del cerebro, la médula espinal y el aro cazan para los invasores, capturándolos y después devorando. Estas células, llamadas microglia, desempeñan a menudo un papel beneficioso ayudando a borrar basura y a proteger el sistema nervioso central contra la infección. Pero un nuevo estudio de los investigadores en el Instituto Nacional del Aro (NEI) muestra que también aceleran el daño labrado por desordenes cegadores del aro, tales como pigmentosa de la retinitis. Los NEI son parte de los Institutos de la Salud Nacionales.

“Estas conclusión son importantes porque sugieren que el microglia pueda proporcionar a una meta para totalmente las nuevas estrategias terapéuticas dirigidas parando las enfermedades oculares cegadoras de la retina,” dijeron a Director de los NEI, Paul A. Sieving, M.D. “Nuevas metas crean las oportunidades sin aprovechar para prevenir daño enfermedad-relacionado al aro, y preservar la visión el mayor tiempo posible.” Las conclusión fueron publicadas en el Remedio Molecular del EMBO del gorrón.

El pigmentosa de la Retinitis, un desorden heredado que afecte a áspero 1 en 4.000 personas, daña la retina, el tejido sensible a la luz en el dorso del aro. La Investigación ha mostrado las conexiones entre el pigmentosa de la retinitis y varias mutaciones en los genes para los fotorreceptores, las células en la retina esa luz de convertido en las señales eléctricas que se envían al cerebro vía el nervio óptico. En los primeros tiempos de la enfermedad, los fotorreceptores de la varilla, que nos permiten ver en luz corta, se pierden, causando ceguera de noche. Mientras Que progresa la enfermedad, los fotorreceptores del cono, que son necesarios para la visión sostenida y los colores el ver, pueden también morir lejos, eventual llevando para terminar ceguera.

El Principal investigador, Wai T. Wong M.D., el Ph.D., el jefe de la Unidad en Acciones Recíprocas de la Neurona-Glia en Enfermedad Retiniana en los NEI, y sus personas estudiaron ratones con una mutación en un gen que puede también causar pigmentosa de la retinitis en gente. Los investigadores observados en estos ratones que muy temprano en el proceso de la enfermedad, el microglia infiltra una capa de la retina cerca de los fotorreceptores, llamados la capa nuclear exterior, donde no aventuran generalmente. El microglia entonces crea una estructura con forma de taza sobre un único fotorreceptor, rodeándola para injerirla en un proceso llamado fagocitosis. Wong y sus personas cogieron este proceso dinámico en el vídeo. El banquete entero, incluyendo la digestión, tarda alrededor de una hora.

La Fagocitosis es un proceso normal en tejidos sanos y es una manera dominante de quitar las células muertas y los escombros celulares. Sin Embargo, en pigmentosa de la retinitis los investigadores encontraron que los fotorreceptores dañados pero de vidas de la meta del microglia, además de muertos unos. Para confirmar que el microglia contribuye al proceso de la degeneración, los investigadores genético eliminaron el microglia, que redujo el índice de muerte del fotorreceptor de la varilla y la baja de la función visual en los ratones. La fagocitosis de Inhibición con una pasta tenía un efecto similar. El microglia parece ignorar fotorreceptores del cono, que ajusta con el curso temprano sabido del pigmentosa de la retinitis.

“Estas conclusión sugieren que las estrategias terapéuticas que inhiben la activación microglial puedan ayudar a desacelerar el índice de degeneración del fotorreceptor de la varilla y a preservar la visión,” a Wong dijeron.

¿Qué microglia de los disparadores a ir en este frenesí que introduce destructivo? Wong y los colegas encontraron pruebas que los fotorreceptores que llevan mutaciones experimentan la tensión fisiológica. La tensión entonces los acciona para secretar las substancias químicas aparadas “me encuentra” las señales, que es como la oscilación de una alarma de cena que atraiga microglia en la capa retiniana. Una Vez Que allí, la antena del microglia los fotorreceptores en varias ocasiones, exponiéndose “me come” las señales, que entonces accionan fagocitosis. En respuesta a todo el banquete, el microglia se activa. Es decir, envían sus propias señales de llamar el otro microglia a la escena y release/versión las substancias que ascienden la inflamación.

Otros tratamientos potenciales para el pigmentosa de la retinitis, tal como terapia génica, están progresando, pero no son fuera retos. La Terapia génica requiere reemplazar genes defectuosos por los genes funcionales, con todo más de 50 genes distintos se han conectado a la enfermedad en diversas familias, tan allí no son ninguna terapia génica única. Una terapia que apuntaba microglia pudo complementar terapia génica porque es una aproximación que es independiente de la causa genética específica del pigmentosa de la retinitis, dijo a Wong.

Una juicio clínica (NCT02140164) está ya en curso en los NEI considerar si la minociclina de la droga antiinflamatoria puede cegar la activación del microglia y ayudar lento a la progresión del pigmentosa de la retinitis.

Fuente: Instituto del Aro de NIH/National