Los investigadores de UAB encuentran la meta terapéutica para el tratamiento de los daños agudos de la médula espinal

Los investigadores de UAB han determinado una meta terapéutica para el tratamiento de los daños agudos de la médula espinal. Según esta investigación, conducto sobre ratones, la administración de una droga que previene la baja del myelin - la vaina que aísla alrededor de fibras de nervio que permite que las señales sean transmitidas - los aumentos la movilidad de los ratones después de un daño. El trabajo de investigación se está publicando hoy en el Gorrón de la Neurología.

Los daños de la médula Espinal causan déficits funcionales serios, incluyendo paraplegia o tetraplegia, dependiendo de la escala del daño. Esto es debido a la degeneración de los caminos espinales que llevan señales del nervio del cerebro a las diversas partes del cuerpo, y vice versa, llevando a la baja de la movilidad y de la sensibilidad debajo del daño.

Las personas internacionales de los científicos coordinados por los Valles de Rubèn López, del Departamento de la Biología Celular, Fisiología e Inmunología del UAB, el Instituto de UAB de la Neurología, y el Centro para la Investigación Biomédica Conectada en las Enfermedades de Neurodegenerative (CIBERNED), han descubierto que el ácido lysophosphatidic desempeña un papel principal en procesos degenerativos en daños de la médula espinal. El ácido de Lysophosphatidic es un lípido que actúa como molécula de transmisión de señales entre las diversas células en el organismo, así controlando muchas funciones biológicas. Los investigadores observaron que, siguiendo un daño de la médula espinal, los niveles de este lípido suben importante en el tejido de nervio y hay una baja del myelin, el material eléctricamente que aislaba que rodea fibras de nervio y son necesarios para la transmisión del nervio hacen señales.

Los científicos también determinaron el receptor biológico, conocido como LPA1, con el cual este lípido multiplica los efectos dañinos de un daño de la médula espinal. En experimentos con los ratones, el uso de una droga que previene la acción recíproca del ácido lysophosphatidic con LPA1 llevó a una reducción drástica en baja del myelin, y al funcionamiento locomotor de los ratones mejorado después del daño de la médula espinal. Después de daño de la médula espinal, los ratones visualizaron la solamente locomoción ocasional, no coordinada, pero el 87% de ésos tratados con la locomoción normal, coordinada visualizada droga. Además, el solamente 10% de los ratones no tratados podrían ejecutarse en 20 cm. /s y ninguno en 25 cm. /s mientras que, al aplicar la droga, el 50% podrían ejecutarse en 20 cm. /s, el 40% en 25 cm. /s y el 30% en 30 cm. /s.

Este trabajo significa el descubrimiento de una nueva meta terapéutica para tratar los daños agudos de la médula espinal, que no tienen actualmente ningún tratamiento clínico efectivo.

En las palabras del investigador Rubén López de UAB, “este descubrimiento podría también abrir la puerta en los tratamientos para otras enfermedades neurodegenerative en las cuales la baja del myelin desempeña un papel principal, tal como esclerosis múltiple.”

Fuente: UAB

Advertisement