Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Ciertos genes expuestos a los factores ambientales duros pueden aumentar riesgo de la diabetes

El arsénico, que puede estar presente en el agua subterránea, modifica una enzima que altere la secreción de la insulina en el páncreas.

Los médicos, muestran generalmente diabetes tipo II como consecuencia de una toma de comida y de una falta exageradas de ejercicio; sin embargo, hay cerca de 50 genes que causan cambios en la DNA, conocida como polimorfismos, que cuando están combinados con factores ambientales duros están en el riesgo creciente de desarrollar la enfermedad, doctorado mencionado Marta Ostrosky Wegman, director del instituto para la investigación biomédica la universidad nacional de México (UNAM).

“Esto no significa que todo el mundo que se expone a la contaminación tendrá diabetes, sólo los que son susceptibles desarrollarán polimorfismos” dicen al especialista en farmacología.

Ella agrega que hay substancias conocidas como obesogenic y diabetógenas, como los pesticidas, cadmio, el bisphenol químico A, entre otros, que puede alterar los genes.

El más conocido es arsénico, que viene del agua subterránea y contamina el agua del indicador de estados mexicanos septentrionales como Coahuila, Sonora, chihuahua e Hidalgo. En México, la explotación minera y la sobrexplotación de los acuíferos subterráneos son el factor principal que permiten que este metaloide afecte al líquido vital.

El investigador en el UNAM, que por 20 años ha conducto varios estudios científicos, encontrado esa gente que beben esta agua es más susceptible a la diabetes que se convierte, porque el arsénico modifica el calpain 10 de la enzima, que altera la secreción de la insulina por el páncreas.

A este respecto, ella observó que la investigación in vitro en el área de la región de Laguna (comprendida de tres ciudades en los estados de Coahuila y de Durango) ha encontrado esa gente que beben una gran cantidad de agua contaminado con arsénico tienen polimorfismos en genes del calpain 10, que altera las células y evita que la carrocería se aproveche de la glucosa, de tal modo mostrar susceptibilidad a la diabetes.

Por lo tanto, la región de Laguna ejecuta dimensiones de combate la contaminación del agua por el arsénico; uno es mezclar el líquido contaminado con el agua potable y ascender la admisión del agua embotellada en áreas donde está posible detectarla.

Wegman Ostrosky detalló que arsénico además de ser influencias diabetógenas de un factor también en el revelado del cáncer de la piel y de diafragma. “No podemos ser tan drásticos y decir eso que come solamente los carburadores y que no ejercita está causando la diabetes. Hay otros parámetros que se relacionan con los genes y su acción recíproca con el ambiente. Debemos conocer lo que acumulan en el ambiente y evitan las substancias tóxicas la exposición a él.”

Source:

UNAM