Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos del UCLA desarrollan el nuevo tratamiento prometedor de la combinación para el glioblastoma

Los científicos del UCLA han desarrollado una nueva terapia potencialmente prometedora para el glioblastoma, la forma más mortal de la combinación del cáncer de cerebro.

Glioblastoma, también conocido como glioma de la pendiente IV, es el tumor cerebral primario más agresivo de seres humanos. Diagnostican a aproximadamente 23.000 personas en los E.E.U.U. con el glioblastoma (GBM) cada año. Los pacientes reciben generalmente cirugía, la quimioterapia y la radiación, pero estos tratamientos no son muy efectivos pues un 50 por ciento estimado de pacientes de GBM muere en el plazo de un año, y el 90 por ciento muere en el plazo de tres años.

Un estudio llevado por la DRS del UCLA. Roberto Prins y Linda Liau, ambas piezas completas del centro del cáncer del UCLA Jonsson, observadas el impacto de un tratamiento combinado usando una droga de la quimioterapia llamaron decitabine y genético modificaron las células inmunes o inmunoterapia del linfocito T. Es una continuación de la investigación anterior, publicada en 2011, que se centró en el efecto del decitabine sobre cultivos celulares humanos del glioblastoma.

En la nueva investigación, Prins y Liau utilizaron una técnica llamada la transferencia adoptiva de la célula, que implica el extraer y el crecer de las células inmunes fuera de la carrocería, entonces reprogramando las con un gen conocido como carcinoma de células escamosas del esófago de Nueva York, o NY-ESO-1. Entonces se inyectan nuevamente dentro de modelos del ratón del tumor-cojinete para producir una inmunorespuesta que apunte el cáncer de cerebro.

Las células de Glioblastoma no producen naturalmente NY-ESO-1, así que el decitabine de la droga se da antes de inyectar el NY-ESO-1 que apunta las células de T para hacer las células del tumor expresar el objetivo NY-ESO-1.

“Los linfocitos buscarán y encontrar las células del glioblastoma en el cerebro,” dijo a Prins, profesor adjunto en los departamentos de la neurocirugía y de la farmacología molecular y médica. “Pueden cruzar diversos trechos de la fibra en el cerebro para alcanzar las células del tumor que han emigrado lejos del Massachusetts principal del tumor. Estos factores son importantes en el tratamiento de tumores invasores, tales como glioblastoma. Mientras que la cirugía para quitar la masa de tumor principal puede ser hecha, no es posible entonces localizar las células del tumor que consiguen ausentes y ésta lleva final a un nuevo crecimiento casi universal del tumor.”

Este nuevo método era el casi 50 por ciento de efectivo en el curado de glioblastoma en el estudio.

Las “células cancerosas cerebral son muy buenas en la evasión del ordenador principal que el sistema inmune, porque no expresan los objetivos específicos que se pueden reconocer por las células inmunes,” dijo a Liau, del profesor y de la vicepresidencia de la neurocirugía. “Tratando las células del glioblastoma con decitabine, encontramos que podemos desenmascarar objetivos en la célula del tumor que se puede reconocer por las células de T del asesino. Una vez que se destapan estos objetivos, podemos entonces administrar las células de T que genético se programan para atacar las células del tumor con los nuevos objetivos.”

El escenario siguiente de la investigación conducto por Prins y Liau verificará estas conclusión en otros modelos del tumor cerebral. Si los resultados son prometedores, después los investigadores procederán con la prueba de la juicio clínica.

Source:

UCLA's Jonsson Comprehensive Cancer Center