Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

la Segundo-línea bosutinib ofrece a ` la' reacción duradera para los pacientes crónicos de la fase CML

Por Lynda Williams, reportero mayor de los medwireNews

Los resultados de cuatro años para un estudio en curso de la segundo-línea bosutinib indican que el inhibidor de la cinasa de la tirosina (TKI) ofrece eficacia a largo plazo con los efectos secundarios manejables para los pacientes con la leucemia mieloide crónica de la fase crónica (CP CML).

“Total, estas conclusión destacan el potencial terapéutico del bosutinib como segundo-línea terapia en IMR [imatinib resistente] o los pacientes de IM-I [imatinib intolerante] CP CML”, dicen a Tim Brümmendorf (der RWTH Aquisgrán de Universitätsklinikum, Alemania) y los co-investigadores.

En la juicio de la fase I/II, el bosutinib 500 mg/día fue dado para un punto medio de 24,8 meses a de 196 pacientes del IMR y 90 de IM-I; el 59% de 264 pacientes evaluable lograron o mantuvieron una reacción citogenética importante (MCyR) por lo menos 4 semanas, incluyendo el 59% del IMR y el 61% de los grupos de IM-I.

De los 248 pacientes sin una reacción citogenética completa (CCyR) en la línea de fondo, el 57% lograron un MCyR y el 47% un CCyR durante terapia del bosutinib. Y 14 de los 16 pacientes con una línea de fondo CCyR mantuvieron esta reacción por entre 12 y 288 semanas; el bosutinib interrumpido dos debido a acciones adversas (AEs) y no fue valorado de nuevo.

Los tiempos medianos a MCyR y a CCyR eran 12,3 y 24,0 semanas, respectivamente.

Las incidencias acumulativas de cuatro años de MCyR y de CCyR, en el 59% y el 49%, respectivamente, eran similares a las figuras de dos años previamente denunciadas del 59% y el 48%, incitando a los autores sugerir que “la mayoría de las reacciones iniciales ocurren en el plazo de 2 años del lanzamiento del tratamiento del bosutinib.”

El índice de progresión o de muerte acumulativa durante el tratamiento era un 19% estimado en 4 años.

La probabilidad Kaplan-Meier-estimada de mantener MCyR en 4 años fue encontrada para ser alta para la población entera y los grupos del IMR y de IM-I, en 74,5%, 69,3% y 86,3%, respectivamente, y la duración mediana de esta reacción todavía no habían sido alcanzados.

El análisis determinó características en la línea de fondo que predijo importante resultados pacientes. Por ejemplo, una edad más joven fue asociada importante a la probabilidad de MCyR en 3 meses; el género masculino fue conectado importante al logro del punto y de CCyR de MCyR en cualquier momento en 3 o 6 meses; y reacción anterior al imatinib y al recibo de la interferón-alfa era ambas asociadas importante a MCyR y a CCyR en 3 meses, 6 meses y en cualquier momento durante el tratamiento.

Además, la supervivencia total era importante más inferior en los pacientes que tenían mutaciones bosutinib-insensibles BCR-ABL1 que los que no lo hicieron (la índice del peligro [hora] =3.35), mientras que una índice Philadelphia-positiva de la línea de fondo del 95% o arriba fue asociada a una ocasión importante más inferior de la supervivencia progresión-libre que una índice del 35% o menos (HR=7.94).

El tratamiento fue interrumpido debido a AEs por el 16% de IMR y el 39% de pacientes de IM-I, después de un punto medio de 162 y 115 días, respectivamente.

La diarrea era los AE mas comunes denunció, afectando al 86% de pacientes, aunque pocas interrumpieran el tratamiento para este síntoma. Y nivele 3 o la diarrea 4 fue conectada importante a la presencia de las mutaciones bosutinib-sensibles BCR-ABL1 en la línea de fondo, a una hora de 3,25 comparados sin tales mutaciones.

El AEs hematológico más común era la trombocitopenia (el 42%), la anemia (el 27%) y la neutropenia (el 16%) y éstos fueron manejados por interrupciones, reducciones o la medicación de la dosis.

AEs cardiaco relacionado con drogas fue denunciado en el 5% de los pacientes, lo más común posible angina de pecho, efusión pericardial y palpitación. Comparar a pacientes envejeció menos de 65 años con más viejos pacientes mostrados diferencias con respecto a cualquier pendiente de la bradicardia (0,9 comparado con 6,3%), de la falla cardiaca congestiva (0,9 comparado con 6,3%) y de la falla cardiaca (0,0 comparado con 6,3%).

“En conclusión, el bosutinib continúa demostrar eficacia duradera y la toxicidad manejable en los pacientes del CP CML que siguen el IMR o IM-I después de los meses ≥48 de la continuación”, los autores escribe en el gorrón británico de la hematología.

“Los factores de la línea de fondo proféticos de los resultados pacientes a largo plazo determinados aquí pueden permitir la identificación de subgrupos pacientes con [positivo del cromosoma de Philadelphia] CML que pudo beneficiarse óptimo del tratamiento del bosutinib.”

Licensed from medwireNews with permission from Springer Healthcare Ltd. ©Springer Healthcare Ltd. All rights reserved. Neither of these parties endorse or recommend any commercial products, services, or equipment.