La Nueva droga del paro cardíaco puede aumentar el riesgo de los pacientes de Enfermedad de Alzheimer, degeneración macular

Los Pacientes con paro cardíaco suave se ponen de pie para beneficiarse de una nueva droga que pueda parar la progresión de su enfermedad y reducir su riesgo de muerte cardiovascular-relacionada. Pero la droga -- una tablilla que combina los agentes valsartan y el sacubitril, vendida bajo nombre comercial Entresto por el fabricante de droga Novartis -- puede ser demasiado bueno ser verdad, según Arturo M. Feldman, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado, Decano Ejecutivo de la Facultad de Medicina de Lewis Katz en Temple University (LKSOM), Principal Oficial Académico del Sistema de la Salud de Temple University, y Profesor de Medicina de Laura H. Carnell en LKSOM.

En un artículo el 7 de diciembre en línea publicado en el Gorrón de American Medical Association, el Dr. Feldman y los colegas en la Universidad de Thomas Jefferson y la Universidad de la Florida advierten que valsartan/sacubitril podría aumentar teóricamente el riesgo de los pacientes de Enfermedad de Alzheimer y de degeneración macular, una condición cegadora que afecta a la retina del aro. El artículo despierta estas inquietudes por la droga, que fue aprobada por los E.E.U.U. Food and Drug Administration en julio de 2015.

Los “datos de la ciencia Básica nos han hecho especular que los efectos de la lejos-meta de valsartan/sacubitril pueden causar una exacerbación de la Enfermedad de Alzheimer y podrían también exacerbar el curso de la degeneración macular,” el Dr. Feldman explicaron.

El Dr. Feldman continuó observar que los “doctores están prescribiendo estas drogas sin el conocimiento de estos riesgos teóricos.”

Valsartan/sacubitril trabaja inhibiendo una enzima conocida como neprilysin, que desempeña normalmente un papel crítico en la subdivisión de una amplia gama de péptidos en células. Entre esas substancias son los supuestos péptidos natriuréticos, que funcionan en incremento de regulación el marcar con una cicatriz y de la célula en el corazón cuando se ciega el neprilysin. Debido a esas actividades, valsartan/sacubitril puede demorar la progresión del paro cardíaco en algunos pacientes.

Neprilysin, sin embargo, también degrada normalmente beta amiloideo, un péptido que pueda acumular en el cerebro, donde contribuye a la Enfermedad de Alzheimer, así como en el aro, donde se implica en la degeneración macular. El equilibrio entre la producción y la separación de beta amiloideo es crucial a la patogenesia de la Enfermedad de Alzheimer y se sospecha para influenciar el revelado de la degeneración macular. En los modelos animales, cegar neprilysin perturba ese equilibrio y exacerba el revelado de la patología de Alzheimer.

Valsartan/sacubitril era aprobado para el paro cardíaco vía el programa por vía rápida del FDA, en el cual droga esa promesa de satisfacer necesidades médicas incumplidas experimenta un proceso acelerado de la revista, apresurar la salida de drogas nuevas a la clínica. En los estudios que eso llevó a la aprobación de la droga, ningunas acciones adversas relacionadas con la demencia fueron señalados. Sin Embargo, según el Dr. Feldman y sus colegas, siguieron a los pacientes por un periodo de tiempo demasiado corto para eliminar con confianza efectos nocivos del potencial sobre la función o la visión cognoscitiva, y las pruebas específicas no fueron realizadas para evaluar si habían ocurrido los cambios tempranos en la función cognoscitiva Alzheimer-Específica o la degeneración macular.

Por Otra Parte, los estudios y las juicios preclínicos de la droga implicaron grapas jovenes y el ser humano normal se ofrece voluntariamente. En ambos grupos, la barrera hematoencefálica funciona como ella deba. En pacientes del paro cardíaco, sin embargo, la barrera hematoencefálica es comprometida con frecuencia por la hipertensión y otras condiciones vasculares, permitiendo drogan para incorporar el sistema nervioso central.

El FDA ha requerido Novartis conducto una evaluación completa de los riesgos cognoscitivos asociados a valsartan/sacubitril en una juicio clínica en pacientes con paro cardíaco y preservado la fracción de la eyección. Sin Embargo, los datos de ese estudio no estarán disponibles hasta el 2022.

“Mi esperanza es que los médicos serán prudentes con el uso de esta nueva droga,” el Dr. Feldman dijo. “Los riesgos son teóricos, pero cada precaución se debe tomar para evitarlos. Los resultados podían ser devastadores para los pacientes.”

Fuente: Sistema de la Salud de Temple University

Source:

Temple University Health System