El programa Undiagnosed de las enfermedades de UAB encuentra las respuestas para los problemas de salud misteriosos

Stephanie y Christopher Smith han estado en un largo, difícil y viaje a menudo de la frustración para encontrar las respuestas para los problemas de salud misteriosos de sus niños. Comenzó hace 24 años cuando su tercer niño, indicador, nació. Indicador, su hermano menor Aiden y entonces hermana Mandalynn, ahora 13, todos los síntomas misteriosos desarrollados que desconcertaron a doctores. Todos tenían la inflamación severa de sus juntas, y revelado intelectual demorado. Pero nadie sabía por qué.

“Fuimos a los médicos numerosos en la Florida, Carolina del Sur, Washington, C.C., y nunca conseguimos respuestas,” dijo a Stephanie Smith. “Escribieron “enfermedad desconocida del hueso” en las cartas. Sabíamos que había algo terrible mal con tres de nuestros cinco niños, y nadie podría informarnos cuáles era.”

Con suerte, o destino, o divina providencia, la familia terminó hacia arriba en Boaz, Alabama. Los niños hicieron pacientes de los niños de Alabama y del reumatólogo pediátrico Robb Lowe, M.D., Ph.D., profesor adjunto en la universidad de Alabama en el departamento de Birmingham de la pediatría. Su sincronización era afortunada, porque UAB acababa de crear el programa Undiagnosed de las enfermedades, un esfuerzo multidisciplinario dirigido desenredando los casos médicos más desconcertantes que han desafiado diagnosis.

“Creamos el UDP para abordar las cajas donde una diagnosis no se ha hecho a pesar de esfuerzos extensos de los médicos,” dijimos a Bruce Korf, M.D., Ph.D., director del UDP y silla del departamento de UAB de la genética. “Algunas de estas condiciones pueden ser tan raras que solamente un puñado de gente en el mundo la tiene. Otros pueden ser mas comunes, pero tienen síntomas que presenten de una manera inusual, haciendo diagnosis difícil.”

Lowe remitió a la familia al UDP, que partnered con el instituto de HudsonAlpha para que la biotecnología emplee una técnica punta conocida como secuencia entera del exome. Los resultados de la secuencia revelaron que los tres hermanos tenían dos variantes en un gen asociado al mucolipidosis III, un desorden metabólico heredado conocido como enfermedad lysosomal del almacenamiento.

Los lisosomas son las estructuras celulares que contienen las enzimas que analizan las moléculas grandes en células y reciclan los remanente en productos que la célula puede utilizar. Los tres niños de Smith están faltando la capacidad de empaquetar las enzimas en el lisosoma, así que el material molecular no se analiza y en lugar de otro no acumula dentro de las células.

Las enfermedades del almacenamiento de Lysosomal son raras - el mucolipidosis III especialmente tan. Smith es solamente consciente de cerca de 650 casos por todo el mundo. Lowe encontró un artículo científico en la literatura de la investigación, publicada en 2002. Él tuvo que uno mismo-educar.

“Que un trabajo de investigación discutió una droga en la familia del bisphosphonate llamó el pamidronate, que se ha utilizado para tratar las enfermedades del hueso,” dijo a Lowe. “Los resultados fueron mezclados en el estudio anterior, pero era un lugar que comenzaba.”

Mandalynn comenzó a conseguir infusiones mensuales del pamidronate en la caída de 2015. El indicador y Aiden pueden pronto seguir. Las tomas de la infusión cerca de tres horas. Hasta ahora, Stephanie ha visto ventajas.

“Parece aminorar el dolor en sus tramos y las juntas,” ella dijo. “Debe también reducir el riesgo de fractura. Mandalynn tenía una caída mala en un estacionamiento el otro día y no fue herido.”

Después de la primera infusión, Stephanie observó la mejoría en la memoria y la capacidad de Mandalynn de concentrar.

“Su profesor lo notó, también,” ella dijo. “No estamos seguros él continuaremos, pero es encouraging.”

“Vemos afortunadamente a veces los efectos beneficiosos inesperados para las medicaciones que tienen efectos antiinflamatorios inexplicados,” Lowe dijimos. “En el caso de pamidronate, los reumatólogos pediátricos lo han estado utilizando “sin marca” por encima una década eficazmente a una diversa enfermedad rara del hueso llamada CRMO. Esperanzadamente, el conocimiento de la genética subyacente estimulará la nueva investigación que se centra en estas enfermedades raras mal entendidas.”

Para Stephanie, finalmente conocer el nombre de esta enfermedad que ha golpeado a sus niños es importante.

“Es ciertamente algo de forma aplastante, pero soy agradecido para la diagnosis,” ella dijo. “Después de 24 años, finalmente conocemos cuáles es esto. Ahora conocemos qué preveer, qué a buscar y para que qué se preparen.”

Determinando una enfermedad rara también abra el tormento de oportunidades de la investigación.

“Cada nueva diagnosis ensancha nuestra comprensión de enfermedades raras,” dijo a Korf. “Cada terapia que intentamos, si trabaja o no, nos informamos algo de los mecanismos por los cuales estas enfermedades operan. Ésa es la razón del programa Undiagnosed de las enfermedades y de nuestra colaboración con los niños de Alabama y de HudsonAlpha. Cuanto más que aprendemos sobre las condiciones genéticas raras, más cercanos estamos a abrir los tratamientos que tendremos un impacto significativo el las vidas de la gente.”

“Esto no es un punto de conclusión, esto es un principio,” dijo a Lowe. “Con una mejor comprensión de las medicaciones implicadas, nuevas de la genética tales como biologics o aún de algunas de los agentes probados y verdaderos más viejos de la quimioterapia puede demostrar ser muy útil en tratar condiciones entendidas raras y pequeñas. Los datos genéticos que podemos ahora llegar hasta abrirán ese potencial.”

Source:

University of Alabama at Birmingham