La proteína de la Alfa-synuclein implicada en patología de la enfermedad de Parkinson no se comporta como un “prión”

En la enfermedad de Parkinson, los agregados de la “alfa-synuclein” de la proteína dentro de las neuronas de pacientes y aparecen propagar a través de las áreas interconectadas del cerebro. Cómo suceso esto sigue siendo en gran parte desconocido. Se ha propuesto que la alfa-synuclein puede comportarse como un “prión”: los formularios patológicos de la proteína pueden ser capaces de cambiar la conformación de la alfa-synuclein normal y así de accionar su agregación y propagación de la neurona-a-neurona (un fenómeno se refirió como “sembrando”). Las conclusión Recientes de los científicos en el Centro Alemán para las Enfermedades de Neurodegenerative (DZNE) revelan que la agregación, el extenderse y la patología causados por la alfa-synuclein no implican necesariamente prión-como el sembrador. En Lugar, podían ser accionadas por la expresión aumentada de la alfa-synuclein y el pasaje transporte-neuronal de los formularios monoméricos y oligoméricos de la proteína. Los Investigadores llevaron por parte de Profesor Donato Di Monte sobre esto en el gorrón “CEREBRO”.

Las pruebas Abundantes subrayan un papel crítico de la alfa-synuclein de la proteína en la patogenesia de la enfermedad de Parkinson. Particularmente, la alfa-synuclein es un componente importante de las partículas extrañas del intraneuronal, nombrado los cuerpos de Lewy, que se acumulan progresivamente en los cerebros de pacientes con la enfermedad de Parkinson. La patología de la Alfa-synuclein comienza a menudo en una región del cerebro más inferior llamado oblongata de la médula de donde se extiende ascendente hacia midbrain y áreas corticales. En el estudio actual, patrocinado en parte por el Asiento de Paul, los investigadores de DZNE imitaron este fenómeno en ratones. Con el socorro de un vector viral específico, transfirieron la heliografía del gen humano de la alfa-synuclein específicamente en las neuronas en el oblongata de la médula del ratón. Estas células entonces comenzaron a producir y a acumular relativamente una gran cantidad de la alfa-synuclein (humana) exógena.

transmisión de larga distancia de la proteína

Usando los anticuerpos específicos que reconocen la alfa-synuclein humana, Di Monte y sus colegas siguieron su trayectoria extenderse de esta proteína en el cerebro del ratón durante 6 a 12 semanas. También compararon extenderse y la patología en los ratones normales, que expresaron alfa-synuclein exógena (humano) y endógena, comparado con los ratones del mutante que faltaban su proteína endógena.

En ambos grupos de animales, la expresión creciente de la alfa-synuclein humana dio lugar a su difusión progresiva del oblongata de la médula hacia regiones más rostrales del cerebro. El Este extenderse de la proteína implicó por lo menos un salto transporte-sináptico y siguió un modelo estereotípico constante con la difusión vía caminos anatómico interconectados. Además, la acumulación de la proteína que se extendía dentro de las neuronas receptoras fue acompañada por las pruebas del daño neuronal.

A Diferencia de priones

A prión-como el sembrador del mecanismo prediría que el extenderse de la alfa-synuclein se debe facilitar por acciones recíprocas entre los formularios anormales de la proteína generada dentro de las neuronas dispensadoras de aceite y la alfa-synuclein “uncorrupted” expresada dentro de las células receptoras. “Es decir” dice que Di Monte “nosotros contaba con la transmisión menos eficiente de la proteína y menos patología pronunciada en los ratones del mutante que faltaban alfa-synuclein endógena. También contábamos con extenderse y la patología que se asociarán a la acumulación de alfa-synuclein amyloidogenic; éstos son formularios de la proteína capaz de producir los agregados fibrosos insolubles.”

El Contrario a estas predicciones, el extenderse de la alfa-synuclein fue aumentado bastante que siendo contrarrestado por la ablación de la proteína endógena en ratones del mutante. Además, el pasaje transporte-neuronal de la especie no-fibrilosa de la alfa-synuclein era responsable de la difusión de la proteína y de la patología neuronal accionada. El investigador explica, “Nosotros cree que estas conclusión soportan varias implicaciones importantes para la patogenesia de la enfermedad. No sólo podemos concluir que la difusión de larga distancia de la alfa-synuclein no requiere necesariamente la generación prión-como de especie. Nuestros datos también revelan que el extenderse y la patología se pueden accionar por el énfasis excesivo simple de la proteína y son mediados, por lo menos inicialmente, por la alfa-synuclein monomérica y/o oligomérica.”

Mudanza hacia adelante con estudios en una proteína de “mudanza”

La posibilidad que la alfa-synuclein pueda comportarse como un prión ha aumentado la especulación que, similar a algunas enfermedades del prión (por ejemplo, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob), casos de la enfermedad de Parkinson puede presentarse de la exposición a la especie contagiosa de la proteína. Tensiones de Di Monte: “No hay absolutamente indicación que Parkinson podría ser una enfermedad contagiosa. De hecho, una contribución importante de nuestro nuevo estudio es que acentúa cómo los aspectos críticos de la patogenesia de la enfermedad de Parkinson, tales como transmisión de la alfa-synuclein de la neurona-a-neurona y agregación de la proteína, se pueden explicar por los mecanismos prión-como los cuales no esté.”

Di Monte y sus colegas en el DZNE se prepone continuar el trabajar en alfa-synuclein y está determinado interesado en la aclaración de cómo la alfa-synuclein se podría apuntar para retrasar o para parar la progresión patológica y clínica de la enfermedad.

Fuente: DZNE - Centro Alemán para las Enfermedades de Neurodegenerative