La ruptura científica podía contribuir al diagnóstico precoz de la osteoporosis, Alzheimer

Los científicos de la universidad de Granada han desarrollado un nuevo tinte fluorescente capaz de descubrir, en una única prueba que duraba 20 minutos, la presencia de fosfato y las células vivas del interior del biothiol. Esta ruptura científica podría contribuir importante al diagnóstico precoz de enfermedades tales como osteoporosis, Alzheimer, tipo - diabetes 2, y cáncer de próstata, puesto que los niveles anormales de ambas substancias se asocian a estas enfermedades.

En un papel publicado en la química académica del gorrón - un gorrón europeo, los investigadores, que trabajan en el departamento del UGR de la química física, ilustra el diseño, la síntesis y los estudios photophysical realizados con este nuevo tinte fluorescente.

El autor principal detrás del estudio, Luis Crovetto González, explica: “Hemos manejado con éxito crear, por primera vez, un tinte doble de la función capaz de descubrir ambas substancias en la misma prueba. Hasta ahora, este procedimiento ha conducto usando dos tintes fluorescentes separados y/o dos pruebas separadas.”

La continuación de una patente a partir de 2014

En 2014, el mismo grupo de investigación patentó un nuevo método no invasor que permite la medición, en tiempo real, de los niveles de concentración de células vivas del interior de los iones del fosfato. Este nuevo tinte que han desarrollado es, en efecto, la continuación de esta investigación anterior y patente subsiguiente.

La importancia de poder medir los iones del fosfato proviene exacto del hecho de que estas mediciones se pueden emplear para fijar la biodisponibilidad de las drogas usadas para tratar ciertas enfermedades, entre otros, osteoporosis.

Actualmente, el único método disponible para calcular los niveles de concentración de fosfatos encontrados dentro de los osteoblasts (las células del precursor del hueso) es invasor, empleando fosforado radioactivo, el uso cuyo lleva riesgos serios.

Como tal, la metodología desarrollada por los investigadores de UGR marca una considerable ruptura científica. Dado su significación, su papel apareció en la tapa de la última edición de Chemisty - un gorrón europeo.