MicroRNA puede ayudar a combate obesidad y la diabetes

La obesidad, que se asocia a la inflamación de calidad inferior, es un contribuidor importante en el revelado de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. Mientras que el papel de varios órganos incluyendo tejido adiposo se ha implicado en este proceso, los tipos y los factores de la célula que impulsaban este proceso no han estado sin obstrucción. Usando un modelo preclínico de la obesidad, los investigadores en Brigham y el hospital de las mujeres (BWH) han descubierto que un pequeño, ARN miR-181b llamado molécula de la no-codificación es un determinante importante de cambios obesidad-inducidos en tejido adiposo controlando la función de los buques en tejido adiposo. Las conclusión podían apuntar en la dirección de los nuevos objetivos para el revelado del tratamiento u obesidad y diabetes. El estudio se publica en la edición del 4 de marzo de la investigación de la circulación.

Los investigadores determinaron que la expresión de miR-181b era más inferior en células endoteliales del tejido adiposo, pero no los adipocytes, después de apenas una semana de introducir de alto grado en grasas en ratones. Las personas presumieron eso que reconstituían este microRNA en ratones obesos pudieron perfeccionar el revelado de la resistencia a la insulina/de la diabetes. De hecho, encontraron que las inyecciones de un imitador de miR-181b en ratones obesos perfeccionaron marcado sensibilidad de la insulina, glucosa nivelan y redujeron la inflamación en tejido adiposo.

Las personas encontraron que la fosfatasa PHLPP2 de la proteína es un objetivo directo de miR-181b, y que la supresión de la proteína también perfeccionó sensibilidad de la insulina, la glucosa nivela e inflamación en los ratones, ofreciendo un nuevo objetivo adicional para la terapia.

Finalmente, las personas observaron que los niveles de PHLPP2 eran más altos en células endoteliales de pacientes diabéticos que los pacientes sanos, sugiriendo las nuevas conclusión en ratones son relevantes a la enfermedad humana.

“Hemos descubierto que un microRNA que funciona para humedecer la reacción inflamatoria en la vasculatura del tejido adiposo apuntando las células endoteliales que rodean adipocytes y un camino eso lleva a la producción creciente del óxido nítrico,” dijo la marca de autor mayor W. Feinberg, médico del socio en BWH. “El papel beneficioso de este microRNA en obesidad es probable la punta del iceberg puesto que la inflamación excesiva es el encontrar penetrante en una amplia gama de enfermedades inflamatorias crónicas.”

Un editorial acompañante en el gorrón observa que “usando microRNAs modular eje adipocyte-endotelial de la célula en tejido adiposo puede ofrecer las nuevas herramientas para combate la epidemia cada vez mayor de la obesidad y de sus comorbidities del socio.”

Source:

Brigham and Women's Hospital