Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las substancias de la instalación del tequila pueden ayudar a tratar osteoporosis

El científico mexicano determinó las substancias de la instalación que aumentan la amortiguación del calcio en la carrocería.

Aparte de ser la materia prima para hacer una bebida muy tradicional en México, la variedad azul del tequilana del agavo tiene substancias capaces de perfeccionar la amortiguación del calcio y del magnesio, minerales esenciales para mantener salud del hueso. Esto ha sido demostrada por la investigación conducto en el centro para la investigación y los estudios avanzados (Cinvestav) en el centro México.

El Dr. Mercedes López, líder del proyecto, declara que “el consumo de fructans contenidos en el agavo, en colaboración con micriobiota intestinal adecuado, asciende la formación de nuevo hueso, incluso con la presencia de osteoporosis.”

Para alcanzar esta conclusión, el equipo de investigación conducto diversos experimentos con los modelos animales. El procedimiento consistió en el quitar de los ovarios de ratones femeninos para inducir osteoporosis. El paso siguiente era administrar fructans del agavo y una muestra del fémur fue recogida ocho semanas más adelante para medir la amortiguación de los minerales y del osteocalcin, la proteína que indica la producción de nuevo hueso.

“Fue encontrado que los ratones que consumieron este fructans sintetizaron el casi 50 por ciento más de tal proteína, además que el diámetro de sus huesos era más alto comparado con los temas que no fueron suministrados los derivados del agavo” ella denuncia.

Este las substancias alcanzan el intestino grueso intacto y obran recíprocamente con el microbiota que vive allí para convertirse en ácidos grasos de cadena corta. Éstos cogen los minerales disponibles en el trecho y ayudan a transportarlos a través de las células.

“Esta manera, tenemos una segunda oportunidad de aprovecharse de los alimentos que estaban no más disponibles para la carrocería. Sin embargo, es muy importante que la gente tiene un microbiome intestinal sano, porque solamente entonces es posible que las bacterias fermentan fructans para transformarlos en los ácidos grasos, “dice al Dr. López.

Los resultados ofrecen la posibilidad de desarrollar una opción en el tratamiento de la osteoporosis, una enfermedad que, según las últimas estadísticas del asiento internacional de la osteoporosis, afecte a 200 millones de gente por todo el mundo, así que significa que una de cada cinco fracturas, en la población con más de 50 años de edad, está relacionado con la enfermedad.

Por lo tanto, López espera realizar estudios clínicos para probar que los fructans se pueden utilizar como coadyuvante, para el cual ella solicitó ya una patente a nivel nacional. (Identificación de Agencia)

Source:

Investigación y Desarrollo