Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio revela los resultados asombrosamente que pueden empeorar las aproximaciones terapéuticas futuras en camino TGF-beta

Los investigadores en Helmholtz Zentrum München describen cómo las células cancerosas del pecho desafiadas con un inhibidor de la pequeño-molécula que apunta propiedades invasores específicas cambian a una manera-de-acción alternativa, haciéndolas aún más agresivas. Los resultados pueden empeorar las aproximaciones terapéuticas futuras en el camino TGF-beta y se publican en el gorrón “Oncotarget”.

Mientras que el cáncer de pecho se convierte, las células del tumor comienzan a abrir brecha la división del tejido que linda normalmente la casquillo del prensaestopas mamaria y activamente invaden y se extienden en el tejido circundante. El equipo de investigación, llevado por el Dr. Christina Scheel tentativa cegar este proceso exponiendo a las células cancerosas a un inhibidor de la pequeño-molécula que apuntaba el tipo TGF-beta I (TGFBR1) del receptor. TGFBR1 es una relevo-proteína crucial en una cascada de la transmisión de señales sabida para dotar a las células cancerosas del pecho con la capacidad de invadir.

De hecho, al hacerlo el científico del instituto de la investigación de la célula madre podía evitar que un regulador principal de genes implicado en este proceso inicie un programa celular ese los resultados en el comportamiento invasor de células cancerosas. Este regulador principal, Twist1, se ha implicado de largo en la progresión del cáncer de pecho, pero constituye un tipo de proteína que no es actualmente favorable al alcance terapéutico. Por lo tanto, los investigadores apuntaron inhibir otro, caminos targetable de la transmisión de señales que Twist1 depende conectado para mediar invasividad.

Los resultados asombrosamente revelan la facultad de adaptación de las células cancerosas del pecho

“Inicialmente, usando técnicas ines vitro convencionales de la cultura del tejido, nuestros resultados indicaron que éramos de hecho acertados, tanto de los efectos previamente descritos de Twist1-activation fueron prevenidos simultáneamente cegando TGFBR1” dice el estudiante de Diana Dragoi, del doctorado en ISF y al primer autor en el estudio. Sin embargo, cuando los investigadores transfirieron a las células cancerosas del pecho a un más fisiológico, 3D-environment, descubrieron a su gran sorpresa que Twist1 podía hacer a las células cancerosas del pecho invasores incluso mientras que la transmisión de señales TGFBR1 fue cegada.

Las células cancerosas del pecho habían cambiado simple a una manera alternativa de la invasión, extendiéndose con el 3D-environment como cabos cohesivos de células, en vez de células. Por otra parte, estas células tenían índices importante más altos de proliferación, sugiriendo ellas estaban más bien equipadas lanzar tumores secundarios después de diseminar a los sitios distantes. Este último proceso, llamado metástasis, es el curso mayor de la morbosidad para los enfermos de cáncer del pecho: la difusión sistémica y el incremento subsiguiente de las células cancerosas del pecho en órganos vitales tales como el cerebro, la médula o el hígado lleva eventual a su destrucción.

“Tomado junto, nuestro estudio sugiere que la inhibición de TGFBR1 no ciega simple la capacidad del regulador principal Twist1 de inducir invasividad en células cancerosas del pecho, pero reorienta las acciones de Twist1 para generar a las células cancerosas del pecho que pueden ser aún más agresivas” agregan al co-autor Anja Krattenmacher (ISF). “Estos datos destacan la importancia de las pruebas preclínicas diligentes que apuntan aproximar in vivo condicionan tanto cuanto sea posible y probar muchos diversos parámetros. Esto es especialmente importante al apuntar interferir con un proceso complejo, de varias fases tal como metástasis” concluye al Dr. Scheel. En la complejidad de la progresión del cáncer de pecho, el diablo está en el detalle.