Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La herramienta de la rentabilidad puede ayudar a decisiones de la guía con respecto a fondos propuestos para combate brote del virus de Zika

Un estudio publicado en enfermedades tropicales descuidadas PLOS presenta una herramienta de la rentabilidad que pueda ayudar a decisiones de la guía con respecto a la asignación de recursos a las intervenciones del fondo apuntadas en el acortamiento del brote en curso del virus de Zika. Los análisis usando la herramienta sugieren que los fondos propuestos para combate Zika en los E.E.U.U. y otros países fueran de poco costo, sobre la base de la cuantificación de las condiciones de salud serias asociadas a la infección de Zika. La herramienta, libremente disponible en http://zika.cidma.us/, se puede utilizar para interrogar a un alcance de decorados, y puede ser ajustada mientras que aprendemos más sobre cómo el virus causa enfermedad y la eficacia de maneras de prevenir y de tratar infecciones.

Los análisis de la rentabilidad evalúan una intervención pública según el avance que puede tener para la sociedad y su costo en dólares. Una acción común para el avance en la salud para la sociedad es una unidad llamada el DALY, o incapacidad-ajustó el año de la vida, que tiene en cuenta no sólo las vidas que son salvadas por una intervención dada pero también la salud perfeccionada de que la gente disfruta si la intervención evita que consigan enfermas. El WHO considera una intervención “de poco costo” si el costo por el DALY ganado es menos de tres veces el periodo per capita de GDP (producto interno bruto) del país en la pregunta.

Para construir su herramienta, Alison Galvani, de la Universidad de Yale en New Haven, los E.E.U.U., y los colegas centrados en las dos consecuencias serias sabidas de la infección de Zika: microcefalia, una condición en las cuales los niños nacen con un pequeño cerebro que causa la debilitación mental, y síndrome o GBS, una enfermedad potencialmente fatal de Guillain-Barré que puede causar daño y parálisis de los nervios. El equipo de investigación calculaba los riesgos para ambas condiciones basadas en la información más reciente de los brotes actuales de Zika en el Brasil y Colombia.

Los investigadores estimaban que entre 50 y 210 fuera de cada 10.000 moldes-madre que se infectan con Zika entregará a un niño con microcefalia. Para GBS, entre 2 y 8 de cada 10.000 personas infectadas con Zika se estiman para experimentar esta complicación. El estudio predice que si los 40% de la población en América latina y el Caribe se infectan con Zika, podría haber más de 22.000 bebés soportados con microcefalia y hasta 204.000 casos de GBS. En los brotes anteriores de Zika en Micronesia y Polinesia, más el de 66% de la población se infectaron con Zika.

Los investigadores aplicaron su herramienta para evaluar el impacto de la salud que financia comprometido o propuesto combate Zika necesitaría lograr para ser de poco costo. Específicamente consideraban fondos prometidos por el Brasil, Costa Rica, y los E.E.U.U. Para los E.E.U.U., analizaban la petición de presidente Obama de $1,8 mil millones de combate el virus de Zika internacionalmente. El presidente pidió a congreso dorso de la aprobación en febrero, pero no se ha dotado ningunos fondos todavía y la petición es todavía considerada. Las secciones específicas del plan, tales como la cantidad propuesta para ayudar a Puerto Rico en el combate de Zika y de la cantidad propuesta para el revelado vaccíneo eran analizadas y encontraron para ser de poco costo si lograron incluso reducciones modestas en el número de infecciones de Zika en el contexto de la talla prevista de la epidemia.

Uno de los pocos ejemplos que eran juzgados como no de poco costo en determinadas circunstancias eran el uso de los mosquitos masculinos genético modificados que aparean con los mosquitos femeninos salvajes y no producen al descendiente. La tecnología se estima para costar $1,9 millones por el primer año y $384.000 cada años después para una ciudad de 50.000 habitantes. Los investigadores encontraron que para algunos países recurso-limitados tenga gusto de El Salvador o de Nicaragua, el número de infecciones de Zika que tendrían que ser prevenidas para que la intervención sean de poco costo son más altas que el toda la población de la ciudad. En otros países que tengan índices de natalidad relativamente inferiores, tales como Cuba o Tailandia, muy pocas mujeres embarazadas son en peligro y el número previsto de casos de la microcefalia es así tan inferior que la baja de los mosquitos genético modificados no sería de poco costo tampoco. Hay, sin embargo, otros países tales como Panamá, que tienen la combinación correcta del índice del GDP y de natalidad para hacer esta nueva tecnología una buena inversión en la prevención de las infecciones de Zika.

“Nuestro uso interactivo”, los investigadores dicen, “ofrece una herramienta flexible para informar a la política sanitaria pública vía un análisis de costes y beneficios riguroso de opciones disponibles”. La herramienta está siendo utilizada ya por el Ministerio de Sanidad costarricense. Concluyen que “dado la carga potencialmente alta de Zika, el costo de la salud de inacción--o aún acción escasa--puede autorizar gasto importante”.

Source:

PLOS