Los Científicos descubren la conexión entre dos genes implicados en el PALADIO y las enfermedades autoinmunes

Un estudio publica en la CÉLULA del gorrón indica que dos genes asociados a la enfermedad de Parkinson (PD) son reguladores dominantes del sistema inmune, proporcionando las pruebas directas que conectan a Parkinson a la enfermedad autoinmune.

Las personas de los científicos llevados por el Dr. Miguel Desjardins de la Universidad de Montreal y el Dr. Heidi McBride del Instituto y del Hospital Neurológicos (MNI) de Montreal en la Universidad de McGill han descubierto que dos genes asociados a la enfermedad de Parkinson (PD) son reguladores dominantes del sistema inmune, proporcionando las pruebas directas que conectan a Parkinson a la enfermedad autoinmune.

Usando modelos celulares y del ratón, las personas han mostrado que las proteínas producidas por los dos genes, conocidos como PINK1 y Parkin, están requeridas para evitar que las células sean detectadas y que atacadas por el sistema inmune.

Cuando PINK1 y Parkin son disfuncionales, al igual que el caso en un subconjunto de los pacientes de Parkinson, las células visualizan las pequeñas partes de proteínas en su superficie, conocidas como antígenos, derivados de las mitocondrias. La presencia de estos antígenos en la superficie de la célula causa la activación de las células inmunes llamadas las células de T del linfocito. Estas células de T, que pueden entrar en el cerebro, tienen la capacidad de destruir cualquier célula que visualiza los antígenos mitocondriales en su superficie.

La muerte de neuronas dopamina-que producen causa Parkinson en el cerebro. Un sistema inmune activo debido a los genes disfuncionales de PINK1 y de Parkin podría explicar porqué las neuronas dopaminérgicas mueren en los pacientes de Parkinson. Esto indica que Parkinson puede ser una de muchas enfermedades autoinmunes, incluyendo esclerosis múltiple, la diabetes del Tipo 1, la artritis reumatoide, y el lupus. Una enfermedad autoinmune es una en el cual el propio sistema inmune del cuerpo ataca las células sanas.

Los Investigadores sospecharon que las mitocondrias, organelos dentro de las células que son responsables de la producción de energía y de otros metabilitos, desempeñan un papel en Parkinson. Fue creído extensamente que las mitocondrias se dañan en los pacientes de Parkinson, creando una acumulación tóxica de mitocondrias fragmentadas que lleve eventual a la muerte celular de la neurona. Sin Embargo, ha sido difícil proporcionar pruebas que éste está suceso efectivo en los modelos animales.

Las nuevas conclusión de Desjardins/McBride teams conectando el PALADIO a los mecanismos autoinmunes, publicados en la Célula prestigiosa del gorrón el 23 de junio, se han validado en un modelo del ratón de la enfermedad de Parkinson donde están ausentes PINK1 o Parkin.

Los “Clínicos han mostrado que el sistema inmune está activado en el cerebro de los pacientes del PALADIO,” dicen al Dr. Diana Matheoud, becario postdoctoral de la Universidad de Montreal y autor del artículo el primer. “Nuestro estudio explica cómo un ataque por el sistema inmune puede ser responsable de la destrucción de neuronas dopaminérgicas durante la enfermedad. Actualmente estamos probando si los mecanismos autoinmunes llevan a la baja de neuronas dopaminérgicas en ratones, y los sistemas que se convierten para ampliar nuestro estudio a las neuronas humanas.”

La “presentación de Antígeno no fue creída para desempeñar un papel directo en la enfermedad de Parkinson,” dice a McBride. “Mientras Que la mayoría de los laboratorios están siguiendo el mástil “de las mitocondrias tóxicas” modelan, nuestro camino nos llevó a observar la enfermedad de Parkinson desde un diverso punto de vista. Nuestra aproximación, centrada en el sistema inmune, nos llevó abajo de un diverso camino donde estábamos capaces de observar que la autoinmunidad es probable desempeñar un papel importante en la progresión de la enfermedad.”

Ahora que un vínculo se ha establecido entre dos genes dominantes implicados en la patología de la enfermedad y de los mecanismos autoinmunes de Parkinson, el paso de progresión siguiente es desarrollar las drogas que pueden limitar la presentación de antígenos mitocondriales. Notable, el mecanismo por el cual los antígenos mitocondriales son presentados implica un proceso de la formación de la vesícula, descrito originalmente por el grupo de McBride, ofreciendo las metas moleculares para el revelado de nuevas drogas en un esfuerzo de cegar este proceso.

Las conclusión de los investigadores pueden también llevar para mejorar los tratamientos para otras enfermedades. “Pensamos que nuestro estudio es desviación del paradigma porque hemos determinado un nuevo camino biológico que conectaba las mitocondrias a los mecanismos inmunes en la enfermedad de Parkinson. Esto abre la posibilidad para utilizar las terapias basadas en la modulación del sistema inmune, algo hecho ya para el tratamiento de otras enfermedades,” dice Desjardins. “Interesante, el papel desempeñado por PINK1 y Parkin en la limitación de la presentación de los antígenos mitocondriales pueden no sólo regular un proceso que afectan la enfermedad de Parkinson, pero pueden también afectar a otras enfermedades autoinmunes como la diabetes y el lupus, y a la cirrosis biliar primaria, donde una conexión a la presentación de antígeno mitocondrial se ha observado.”

“Este papel sugiere un mecanismo totalmente nuevo por el cual estos recesivos, las mutaciones heredadas pueden llevar al neurodegeneration,” dice a Jon Stoessl, Profesor y Jefe de la Neurología en la Universidad de la Columbia Británica y Salud Costera de Vancouver, y Director anterior del Centro de la Investigación del Parkinson Pacífico. “Ha habido mucho interés en el papel potencial de la inflamación en el PALADIO. Los estudios Anteriores en Parkin y PINK1 se han centrado en la desorganización de las funciones de operacíones de entretenimiento mitocondriales. Mientras Que las conclusión actuales pueden sin obstrucción ser relacionadas, sugieren totalmente un nuevo enfoque al revelado de terapias apuntadas. Debe ser recordado que éstas son causas raras de la enfermedad y de la importancia de Parkinson a heredado dominante y sigue habiendo los formularios esporádicos de la enfermedad ser determinado.”

Fuente: Universidad de Montreal