Los Científicos detectan la primera célula de la cual el tumor crece en cánceres de piel

Los Científicos han determinado por primera vez la “célula del origen” - es decir la primera célula de la cual el cáncer crece - en el carcinoma de la célula básica, el formulario más común del cáncer de piel, y han seguido el encadenamiento de las acciones que llevan al incremento de estos tumores invasores.

Nuestra piel es mantenida sana por una rotación constante, con las células epiteliales de muerte que son vertidas y reemplazadas por las nuevas células. El proceso es mantenido por las células del “progenitor” - la progenie de células madres - esa divisoria y “distinga” en las células epiteliales completo-funcionales para llenar la piel de muerte. Estas células a su vez son utilizadas por una población más pequeña de “células madres, que sigue habiendo silenciosas, listas para hacer active y para reparar la piel cuando se daña.

Sin Embargo, cuando va este proceso mal, los cánceres pueden presentarse: la DNA dañada o la activación de los genes determinados conocidos como “oncogenes” puede accionar una cascada de la actividad que pueda llevar final a la proliferación desenfrenada, el sello de un cáncer. En algunos casos, estos tumores pueden ser benignos, pero en otros, pueden extenderse en el cuerpo - o “extiéndase por metástasis” - donde pueden causar incidente del órgano.

Hasta ahora, ha habido interés intenso en el campo científico sobre el cual los tipos de célula - célula madre, célula del progenitor o ambas - pueden dar lugar a tumores, y cómo esas células se transforman en curso de lanzamiento e incremento del tumor. Ahora, en un estudio publicado en Naturaleza, los investigadores llevados por Profesor Cédric Blanpain en el Université Libre de Bruselas, Bélgica, y Profesor Ben Simons en la Universidad de Cambridge, han demostrado en ratones cómo las células del vástago y del progenitor de la piel responden a la activación de un oncogene. Sus estudios han mostrado que, mientras que las células del progenitor pueden dar lugar a lesiones benignas, sólo las células madres tienen la capacidad de convertirse en tumores invasores mortales.

Los investigadores utilizaron un modelo transgénico del ratón - un ratón cuyos genes habían sido alterados para permitir la activación de un oncogene en células individuales del vástago y del progenitor. El oncogene fue acoplado con una etiqueta de plástico fluorescente de modo que las células en las cuales el oncogene era activo pudieran ser determinadas fácilmente, y como estas células proliferan, sus células de la “hija” podrían también ser seguidas su trayectoria. Éstos relacionados, las células fluorescentes se conocen como “se reproduce”.

Analizando el número de células fluorescente-etiqueta por copia usando el modelado matemático, las personas podían mostrar que solamente las copias derivadas de las células madres del mutante podían vencer un mecanismo conocido como “apoptosis”, o programaron muerte celular, y continúan dividir y proliferar desenfrenado, convirtiéndose en un formulario del cáncer de piel conocido como carcinoma de la célula básica. En cambio, el incremento de las copias derivadas de las células del progenitor se controla aumentando los niveles de apoptosis, llevando a la formación de lesiones benignas.

“Es increíblemente raro determinar a una célula cancerosa de origen y hasta ahora nadie ha podido seguir su trayectoria qué suceso en un nivel individual a estas células como él se transforma y prolifera,” dice a Profesor Blanpain. “Ahora sabemos que las células madres son los culpables: cuando un oncogene en una célula madre llega a ser activo, acciona una reacción en cadena de la división celular y de la proliferación que vence los mecanismos del seguro de la célula.”

“Mientras Que esto ha resuelto un prolongado argumento científico sobre qué tipos de la célula pueden llevar a los tumores de piel invasores, está lejos más que apenas un pedazo de conocimiento esotérico,” agrega a Profesor Simons. “Sugiere a nosotros que el alcance de los caminos usados en decisiones de regulación del destino de la célula - cómo las células madres eligen entre la proliferación de célula y la diferenciación - podría ser un más modo eficaz de parar tumores en sus carriles y llevar a las nuevas terapias potenciales.”

Fuente: Universidad de Cambridge