Los ricos de la dieta en grasa saturada reducen la función cognoscitiva de la persona que la hace difícil controlar hábitos alimentarios

Una dieta alta en grasa saturada puede hacer que su cerebro lucha para controlar lo que usted come, dice un nuevo estudio en fronteras en neurología celular.

Si la gente está observando para perder el peso, tirante sin obstrucción de la grasa saturada. La consumo de estos tipos de comida grasa afecta a una parte del cerebro llamado el hipotálamo, que las ayudas regulan hambre.

La grasa causa la inflamación que impide el cerebro para controlar la toma de comida. Es decir la gente luchan para controlar cuánto comen, cuándo parar y qué tipo de comida para comer - los síntomas vistos en obesidad.

El estudio encontró, a través de pruebas en ratas, que los ricos de una comida en grasa saturada, reduce la función cognoscitiva de una persona que hacen más difícil controlar hábitos alimentarios.

“Actualmente, la gran atención se dedica a la influencia de la dieta en el bienestar de la gente. Aunque los efectos de la dieta de alto grado en grasas sobre metabolismo se hayan estudiado extensamente, pequeño se sabe sobre los efectos sobre el cerebro; ” explicó profesor Marianna Crispino y a profesor Maria Pina Mollica de la universidad de Nápoles Federico II.

Los ricos de una dieta en grasa pueden tomar diversas formas y de hecho, hay diversos tipos de grasas. Las grasas saturadas se encuentran en manteca de cerdo, mantequilla o comida frita. Las grasas no saturadas son ricas en comida tal como pescados, aguacate o aceite de oliva.

El aceite de pescado consumidor en vez de la manteca de cerdo diferencia importante. La investigación muestra que la función del cerebro sigue siendo normal y lo maneja refrenar de la consumición más que lo necesario.

“La diferencia estaba muy sin obstrucción y nos sorprendieron establecer el impacto de una dieta grasa sobre el cerebro. Nuestros resultados sugieren que el ser más consciente sobre el tipo de grasa consumido con la dieta pueda reducir el riesgo de obesidad y prevenir varias enfermedades metabólicas”, concluyen a profesor Crispino.

Source:

Frontiers