Las políticas Fiscales podrían ayudar a reducir el consumo de bebidas azucaradas, el nuevo WHO señala revela

Gravar bebidas azucaradas puede bajar el consumo y reducir la obesidad, tipo - 2 diabetes y la caries, dice un nuevo parte (WHO) de la Organización Mundial de la Salud.

Las políticas Fiscales que llevan por lo menos a un aumento del 20% en el precio al por menor de bebidas azucaradas darían lugar a reducciones proporcionales en el consumo de tales productos, según el parte titulado las políticas Fiscales para la Dieta y la Prevención de Enfermedades Noncommunicable (NCDs).

Consumo Reducido de admisión azucarada de los medios de las bebidas más bajo de “azúcares libres” y calorías totales, nutrición mejorada y menos gente que sufren de exceso de peso, de obesidad, de diabetes y de caries.

Los azúcares Libres refieren a los monosacáridos (tales como glucosa, fructosa) y a los disacáridos (tales como sucrosa o azúcar de vector) adicionales a las comidas y a las bebidas por el fabricante, el cocinero o el consumidor, y los azúcares naturalmente presentes en miel, jarabes, zumos de fruta y zumo de fruta concentran.

Obesidad en la subida

“Consumo de azúcares libres, incluyendo productos como bebidas azucaradas, está un factor principal en el aumento global de la gente que sufre de obesidad y diabetes,” dice al Dr. Douglas Bettcher, Director del WHO es Departamento para la Prevención de NCDs. “Si los productos del impuesto de gobiernos como bebidas azucaradas, ellos pueden reducir el sufrir y salvar vidas. Pueden también cortar costos de la atención sanitaria y aumentar ingresos para invertir en servicios médicos.”

En 2014, más de 1 en 3 adultos (del 39%) por todo el mundo envejecidos 18 años y más viejos era gordo. Incidencia Mundial de la obesidad más que duplicado entre el an o 80 y 2014, con el 11% de hombres y el 15% de mujeres (más que mitad al mil millones adultos) que son clasificadas como obeso.

Además, 42 millones de niños estimados envejecidos bajo 5 años eran gordos u obesos en 2015, un aumento de cerca de 11 millones durante los últimos 15 años. Casi la mitad (el 48%) de estos niños vivió en Asia y el 25% en África.

El número de gente que vivía con diabetes también ha estado subiendo, a partir de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La enfermedad era directamente responsable de 1,5 millones de muertes en 2012 solamente.

Necesidad de reducir la admisión del azúcar

“Alimenticio, la gente no necesita ningún azúcar en su dieta. El WHO recomienda que si la gente consume los azúcares libres, ella guarda su admisión debajo del 10% de sus necesidades energéticas totales, y lo reduce a menos el de 5% para las subsidios por enfermedad adicionales. Esto es equivalente menos que una única porción (por lo menos 250 ml) de bebidas azucaradas común consumidas por día,” dice al Dr. Francisco Branca, Director del WHO es Departamento de la Nutrición para la Salud y el Revelado.

Según el nuevo parte del WHO, las encuestas dietéticas nacionales indican que las bebidas y las comidas arriba en azúcares libres pueden ser una fuente importante de calorías innecesarias en las dietas de la gente, determinado en el caso de niños, de adolescentes y de adultos jovenes.

También señala que algunos grupos, incluyendo la gente que vive en sueldos bajos, la gente joven y las que consumen las comidas y las bebidas malsanas, son las más responsivas a los cambios en precios de bebidas y de comidas y, por lo tanto, ganan con frecuencia las subsidios por enfermedad más altas.

Usando las políticas fiscales para reducir el consumo

Las políticas Fiscales deben apuntar las comidas y las bebidas para las cuales opciones más sanas están disponibles, el parte agregan.

El parte presenta resultados de una reunión mid-2015 de los expertos globales convocados por el WHO y de una investigación de 11 revistas sistemáticas recientes de la eficacia de las intervenciones de la política fiscal para mejorar dietas y prevenir NCDs y de una reunión técnica de expertos globales. Otras conclusión incluyen:

  • Los Subsidios para las frutas y verduras frescas que reducen precios por 10-30% pueden aumentar el consumo de la fruta y verdura;
  • Los Impuestos de las ciertas comidas y bebidas, determinado eso alto en grasas saturadas, grasa del transporte, los azúcares libres y/o sal aparecen prometedores, con las pruebas existentes mostrando sin obstrucción que los aumentos en los precios de tales productos reducen su consumo;
  • Los Impuestos especiales, tales como ésos usados en los productos de tabaco, que aplican una cantidad (específica) del conjunto de impuesto sobre una determinada cantidad o volumen del producto, o el ingrediente determinado, son probables ser más efectivos que las ventas u otros impuestos basados en un porcentaje del precio al por menor;
  • El soporte Público para tales aumentos del impuesto podría ser aumentado si los ingresos que generan se marcan a esfuerzos de mejorar sistemas de la salud, de animar dietas más sanas y de aumentar actividad física.

Varios países han tomado dimensiones fiscales de proteger a gente contra productos malsanos. Éstos incluyen México, que ha ejecutado un impuesto especial en las bebidas sin alcohol con el azúcar adicional, y Hungría, que ha impuesto un impuesto ante productos embalados con los altos niveles de los azúcares, de la sal o del cafeína.

Los Países, tales como las Filipinas, Suráfrica y el Reino Unido también han anunciado intenciones de ejecutar impuestos sobre bebidas azucaradas.

Fuente: http://www.who.int/