Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudie la cantidad de las dimensiones de edulcorantes artificiales en la corriente de la sangre de adultos y de cabritos

Un estudio reciente de los investigadores en el instituto nacional de las enfermedades de la diabetes, digestivas y de riñón en los institutos de la salud nacionales midió cuánto edulcorante artificial es absorbido en la corriente de la sangre por los niños y los adultos después de beber una poder de soda de la dieta. Los resultados de este estudio se publican en química toxicológica y ambiental.

Las personas midieron el sucralose y el acesulfame-potasio de los edulcorantes artificiales, que se encuentran en una amplia gama de comidas y de bebidas embaladas. Estos edulcorantes artificiales, también incluyendo la sacarina y el aspartamo, han recibido mucha atención últimamente porque se ha encontrado que no son substancias químicas inertes con un gusto dulce, solamente las substancias activas que pueden afectar al metabolismo.

A pesar de su aprobación como aditivos alimenticios que siguen la presentación de los datos detallados del seguro a los Estados Unidos Food and Drug Administration (FDA), sigue habiendo las preocupaciones por su seguro y especialmente por sus efectos sobre la salud a largo plazo. El uso del edulcorante artificial está aumentando por todo el mundo porque se valida universal que el alto consumo del azúcar asciende una variedad de problemas de salud, incluyendo obesidad y diabetes. La industria alimentaria responde a la demanda del consumidor, y reemplaza cada vez más el azúcar por los edulcorantes artificiales para proveer de mercancías sabrosas un contenido más de poca azúcar. La mayoría de los consumidores cuentan con que la baja de peso resulte de la transferencia a los edulcorantes artificiales (porque no contienen ninguna o menos caloría), pero el contrario puede suceso paradójico.

Dado este fondo, los autores realizaron un estudio para ampliar investigaciones anteriores en concentraciones del plasma de sucralose y de acesulfame-potasio. Las concentraciones del edulcorante artificial fueron medidas entre adultos después de la ingestión de diversas dosis del sucralose con o sin el acesulfame-potasio, en soda de la dieta y mezcladas en seltzer o agua llana. Los resultados obtenidos en adultos entonces fueron comparados con las mediciones obtenidas en niños.

El estudio comprendió a 22 adultos envejecidos 18-45 y 11 niños envejecieron 6-12 sin dolencias sabidas y quién no utilizaban ninguna medicaciones, alistada en un estudio seleccionado al azar de la cruce del mismo-tema. El protocolo fue aprobado por el comité examinador institucional del instituto nacional de la diabetes y de las enfermedades digestivas y de riñón (NIDDK).

Los resultados del estudio demuestran que, comparado a los adultos, los niños tenían doble las concentraciones de sucralose del plasma después de que la ingestión de única doce onzas pueda adietar soda. El mismo equipo de investigación encontró previamente que estos edulcorantes artificiales estaban también presentes en leche materna cuando los moldes-madre injirieron las comidas, las bebidas, el remedio u otros productos que contuvieron los edulcorantes artificiales.  Puesto que los niños tienen menos capacidad de autorizar las substancias de su sangre fluyen vía los riñones (un índice de filtrado glomerular más inferior hasta edad 2 años), los autores especulan que los niveles de sangre del edulcorante artificial de los niños pueden ser proporcionalmente incluso más altos.

Estos resultados son importantes porque la exposición temprana de la vida a los edulcorantes artificiales puede influenciar las preferencias futuras del gusto de un niño, dieta y destino metabólico. Puesto que se sabe que los niños prefieren generalmente más dulzor que adultos, son especialmente vulnerables al dulzor intenso ofrecido por los edulcorantes artificiales.

Las conclusión de este estudio también destacan el hecho de que algunas personas absorben relativamente pequeñas cantidades de edulcorantes artificiales y de algunas cantidades desorbitadamente altas. Total, este estudio ayudará a otros con el diseño y la interpretación de la investigación futura crucial a entender mejor lo que hacen los edulcorantes artificiales a nuestra salud.

Source:

Taylor & Francis