Los investigadores determinan el marcador de la enfermedad agresiva para el cáncer de tiroides papilar

Un nuevo descubrimiento de la universidad de los científicos de Alberta representa una piedra miliaria importante en el combate contra cáncer de tiroides. En un estudio publicado en EBioMedicine y presentado recientemente en la reunión anual de la asociación americana de la tiroides, las personas han determinado un marcador de la enfermedad agresiva para el cáncer de tiroides papilar, que comprende el cerca de 90 por ciento de todos los cánceres de tiroides. El marcador--una proteína conocida como plaqueta derivó alfa del receptor del factor de incremento, o PDGFRA--podía también ser utilizado como objetivo terapéutico para los tratamientos futuros.

Todd McMullen, autor mayor y profesor adjunto de la cirugía con el U de la facultad de la a de remedio y de odontología, cree que las conclusión tendrán un impacto clínico importante.

“El problema grande para los pacientes y los médicos individuales está sabiendo si el paciente tiene la enfermedad que es fácil de tratar o si tienen una variante más agresiva. Muchos pacientes consiguen sobre-tratados simple porque no queremos faltar el un caso en cinco que puedan extenderse a otros sitios,” decimos a McMullen.

“La única manera de estar seguro que no se extiende es emprender una cirugía más grande que pueda tener consecuencias de por vida. La mayor parte de estos pacientes son jovenes. Tienen niños. La mayoría tiende a optar por la cirugía porque hasta ahora no hemos tenido otra herramienta para ayudarles para saber cuándo es necesaria.”

Diagnosticarán a cada año aproximadamente 6.300 canadienses con el cáncer de tiroides. Más de tres cuartos de esos pacientes es mujeres. Los tratamientos para la enfermedad incluyen terapia y cirugía radioactivas del yodo. Los que optan por cirugía agresiva pueden ver su discurso afectado, tienen problema el comer, el tragar e incluso el respirar como consecuencia.

“Subimos con una herramienta para determinar tumores agresivos de modo que la gente pueda tener apenas la cantidad correcta de cirugía. No más, ningún menos,” dice a McMullen. “Qué nos excitan realmente alrededor es que esto es una herramienta diagnóstica y una terapia. Puede ser utilizada para hacer ambos. Hemos determinado el mecanismo de cómo esta proteína impulsa real la metástasis en cáncer de tiroides. Y no sólo eso, descubrimos que también hace el cáncer resistente a la terapia radioactiva del yodo.”

McMullen dice que determinando el mecanismo, las personas pueden predecir qué gente tendrá enfermedad periódica y qué pacientes responderán a la terapia radioactiva del yodo--ambas herramientas que están faltando actualmente en la comunidad médica.

El asiento del trabajo proviene los esfuerzos anteriores en los cuales las personas de McMullen examinaron especímenes del enfermo de cáncer de la tiroides. En un estudio publicado en 2012 observaban mostrar genético de las firmas qué pacientes experimentaron la metástasis y no lo hicieron qué pacientes. Con sus esfuerzos en aquel momento descubrieron que PDGFRA fue conectado a la enfermedad metastática. Según McMullen, esto la última investigación avance importante ese trabajo.

En un futuro muy próximo las esperanzas de las personas de comenzar dos juicios clínicas separadas. El primer investigará una nueva manera de tratar cánceres de tiroides usando un medicamento para el cáncer ese apunta específicamente PDGFRA. El segundo trabajará en una nueva herramienta diagnóstica para dar a pacientes un indicador temprano de si su cáncer de tiroides será agresivo o no.

“Esperamos en el plazo de los 18 meses próximos que poder probar que la utilidad de esta aproximación y cambiar la manera que los cánceres de tiroides se maneja para esos pacientes que tengan la enfermedad peor,” dice a McMullen. “Éramos bastante afortunados encontrar que algo que pensamos es importante para el cáncer de tiroides. Ahora será puesto a la prueba.”

Source:

University of Alberta Faculty of Medicine & Dentistry